Parto: Anestesia epidural

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La anestesia epidural es una forma eficaz de aliviar el dolor del parto. La anestesia epidural es la inyección de anestesia en el espacio que rodea los nervios raquídeos en la parte baja de la espalda. Adormece la zona por encima y por debajo del punto de inyección y le permite permanecer despierta durante el parto. Puede utilizarse tanto para un parto vaginal como para un parto por cesárea . Un anestesista especializado administra la anestesia epidural.

Cómo se administra la epidural

La anestesia epidural implica introducir una aguja guía estéril y un pequeño tubo (catéter epidural) en el espacio alrededor de la médula espinal (espacio epidural). El catéter epidural se coloca a la altura de la cintura o por debajo de ella. El médico primero utiliza anestesia local para insensibilizar la zona en la que se introducirá la aguja. A continuación, se introduce y se retira la aguja guía, mientras que el catéter permanece en su lugar. El catéter se fija con cinta adhesiva a lo largo del centro de la espalda y el extremo se adhiere por encima del hombro.

Vea imágenes de la colocación de una epidural y la zona que se entumece para el parto .

Se inyecta anestesia en el catéter para adormecer su cuerpo por encima y por debajo del punto de inyección, según sea necesario. El grado de molestia o dolor que usted tenga dependerá de la cantidad de anestesia que se utilice. Una menor cantidad de anestesia (frecuentemente llamada epidural ligera) le permitirá participar de forma más activa en el trabajo de parto y tener suficiente sensación como para pujar de manera eficaz. Con mayor cantidad de anestesia, sentirá poco o ningún dolor a causa de las contracciones. Es posible que deba permanecer en cama si se utiliza una epidural. También tendrá un tubo colocado en una vena ( tubo intravenoso o IV ) y un monitor fetal.

Antes del parto, es posible que se reduzca la dosis del medicamento epidural de modo que pueda pujar con mayor eficacia mientras permanece relativamente cómoda. El catéter epidural también se puede utilizar para adormecer la zona entre la vagina y el ano (perineo) justo antes del parto.

Debido a que la cantidad de medicamento que se administra al mismo tiempo es reducida, el efecto de la anestesia epidural desaparece durante el parto a menos que se administre anestesia adicional. Por esta razón, es común el uso de bombas de infusión epidural. Con una bomba de infusión, el medicamento epidural se administra de manera continua en pequeñas cantidades para que no tenga que preocuparse de que el efecto de la anestesia desaparezca durante el parto.

Además de aliviar el dolor de manera más constante, otro de los beneficios de una bomba de infusión es que le permite tener un mayor control de los músculos del abdomen y las piernas.

Efectos secundarios

El efecto secundario más común de la anestesia epidural es la reducción de la presión arterial de la madre. Otros efectos secundarios menos comunes pueden incluir dolor de cabeza intenso después del parto, dificultad para orinar o caminar después del parto y fiebre. Un efecto secundario poco común son las convulsiones.

Debido a que una epidural puede disminuir su capacidad de pujar, en ocasiones puede ser necesario el parto con fórceps o por ventosa.

Después del parto

El catéter epidural puede eliminarse inmediatamente después del parto o puede dejarse colocado de varias horas hasta un día y utilizarse para administrarle medicamentos para aliviar el dolor. Esto suele hacerse después de un parto por cesárea. Si está planeando someterse a una ligadura de trompas antes de salir del hospital (para prevenir futuros embarazos), puede dejarse colocado el catéter.

Los efectos de la epidural suelen desaparecer dentro de las 2 horas después de que se deja de administrar el medicamento epidural. Una vez que desaparece el efecto de la epidural, es posible que sienta algo de dolor de cadera o de espalda debido al parto. Es posible que tenga un pequeño moretón y la piel adolorida en donde se le introdujo la epidural en la espalda. Esto probablemente mejorará al cabo de 1 o 2 días.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado John M. Freedman, MD - Anestesista

Revisado8 diciembre, 2017