Generalidades del tema

¿Qué son los piojos de la cabeza?

Los piojos son pequeños insectos que viven cerca del cuero cabelludo donde depositan y adhieren sus huevos.

Cada año, millones de niños se contagian de piojos. Son comunes, ya que pueden propagarse en cualquier momento en que la cabeza de un niño entra en contacto con la cabeza o el cabello de otro niño. Por ejemplo, los piojos pueden propagarse en la escuela o la guardería, en el patio de juegos, durante la práctica deportiva o en las fiestas de pijamas ("slumber parties").

Los piojos pueden vivir un mes en la cabeza. Pero solo pueden sobrevivir 1 o 2 días sin el calor de la cabeza de una persona. Y no pueden brincar ni saltar.

Es común contagiarse de piojos debido al contacto directo con la cabeza de una persona. No es común contagiarse de piojos de una cama, una almohada, un sofá o una alfombra.

Tener piojos puede ser inconveniente. Pero los piojos no son peligrosos y no transmiten enfermedades ni tienen nada que ver con lo limpia que sea una persona. Y usted puede aprender a tratar los piojos en el hogar.

¿Cómo se diagnostican los piojos?

La primera señal de piojos de la cabeza puede ser una sensación de comezón en el cuero cabelludo. Pero no todo el mundo tiene comezón y tener comezón no significa que tenga piojos.

Un profesional de la salud puede verificar la presencia de piojos y sus huevos (llamados liendres). Pero usted también puede revisar el cuero cabelludo de su hijo para ver si tiene piojos y liendres.

Para ver si hay piojos, use un peine de dientes finos. En un lugar con buena luz, separe pequeñas secciones de cabello. Si tiene una lupa, puede ayudar a ver los piojos y las liendres en el cabello .

  • Las liendres se ven como diminutos puntos amarillos o blancos adheridos al cabello, cerca del cuero cabelludo. A menudo son más fáciles de ver que los piojos vivos. Las liendres pueden parecer caspa. Pero no es posible quitarlas con la uña ni eliminarlas con un cepillo.
  • Los piojos vivos tienen un color entre tostado y blanco grisáceo. Son aproximadamente del tamaño de una semilla de ajonjolí (sésamo). Puede ser más fácil encontrarlos en la base del cuero cabelludo, la parte inferior del cuello y detrás de las orejas.

¿Cómo se tratan?

Es importante tratar los piojos de la cabeza, porque no desaparecerán sin tratamiento.

Hay varios medicamentos de venta libre que eliminan los piojos. La mayoría de ellos son cremas o champús que se aplican en el cuero cabelludo y se dejan durante un cierto período de tiempo. También hay medicamentos recetados. Cada medicamento es un poco diferente. Es importante usar los medicamentos correctamente y elegir un medicamento que sea seguro para usted.

También puede hablar con el farmacéutico para entender cómo usar un medicamento y cerciorarse de que es seguro para usted.

  • Algunos medicamentos requieren un solo tratamiento. Otros requieren tratamientos posteriores.
  • Los niños deberían poder ir a la escuela tan pronto como comiencen el tratamiento. Usted no debería tener que esperar hasta que todas las liendres hayan desaparecido. Aunque algunas escuelas tienen políticas de "cero liendres" ("no-nit"), la mayoría de los médicos están de acuerdo en que a los niños se les debe permitir volver a clase después de comenzar el tratamiento.
  • Revise el cuero cabelludo para ver si hay piojos vivos 48 horas después del tratamiento. Si encuentra alguno, pruebe un tipo diferente de tratamiento. Es posible que los piojos en su área sean resistentes al primer tratamiento que ha probado.
  • Después del tratamiento, aún verá los caparazones de las liendres adheridos al cabello. No es necesario eliminarlos. Pero puede usar un peine para quitarlos, si eso hace que su hijo o usted se sientan mejor.
  • A veces, hay comezón en la piel durante una semana o más tiempo después del tratamiento.

¿Cómo se puede prevenir la propagación de los piojos de la cabeza?

Los piojos de la cabeza son contagiosos. Esto significa que pueden transmitirse fácilmente de una persona a otra. Pero usted puede tomar medidas para evitar que esto ocurra.

  • Revise la cabeza de todas las personas que viven en su casa para ver si tienen piojos. No tiene que preocuparse por las mascotas ya que no pueden contagiarse de piojos.
  • Enseñe a sus hijos a no compartir nada que entre en contacto con el cabello. Por ejemplo, no compartan cintas para el cabello, pasadores, toallas, gorros, peines ni cepillos.
  • No es necesario que dedique demasiado tiempo ni dinero a hacer una limpieza profunda de su casa. Pero es una buena idea hacer lo siguiente:
    • Remoje los cepillos, peines, pasadores y otros artículos durante 10 minutos en agua caliente [a una temperatura de al menos 130°F (54.4°C)].
    • Pase la aspiradora a alfombras, colchones, sofás y otros muebles tapizados.
    • Lave a máquina en agua caliente prendas de vestir, ropa de cama, toallas y gorros [a una temperatura de al menos 130°F (54.4°C)]. Seque esos artículos en una secadora usando un ciclo caliente. Si no tiene acceso a una lavadora, en su lugar puede almacenar estos artículos en una bolsa de plástico sellada durante 14 días.

¿Cuándo debería llamar a un médico?

Llame a su médico ahora mismo si:

  • Tiene señales de infección, tales como:
    • Aumento del dolor, la hinchazón, el calor o el enrojecimiento.
    • Vetas rojizas que salen de la zona.
    • Pus que sale de la zona.
    • Fiebre.

Llame a su médico si:

  • No mejora como se esperaba.
  • Sus síntomas empeoran.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado John Pope, MD, MPH - Pediatría

Revisado4 mayo, 2017