Generalidades del tema

¿Qué es la pitiriasis alba?

La pitiriasis alba es un problema cutáneo común que produce manchas redondeadas u ovaladas en la piel que se ven más claras que el resto de la piel. Las manchas pueden verse rosadas o levemente escamosas al principio.

El aspecto de las manchas podría molestarle, pero no son dañinas. Con el tiempo, las manchas se borran y el color de la piel vuelve a la normalidad.

Este problema cutáneo es más común en los niños. Pero cualquier persona puede tenerlo. Las manchas podrían ser más notorias en las personas con piel oscura.

¿Cuál es la causa de la pitiriasis alba?

La causa de este problema cutáneo se desconoce. Pero podría relacionarse con la exposición al sol o con la sequedad de la piel.

¿Cuáles son los síntomas?

La pitiriasis alba no suele causar síntomas. En algunos casos, puede dar comezón.

Produce manchas redondeadas u ovaladas levemente escamosas en la piel. Las manchas se ven ligeramente rosadas. Luego se desvanecen y dejan zonas que son más claras que el resto de la piel. Aparecen más a menudo en la cara, el cuello, los brazos o la parte superior del cuerpo. Puede llevar algo de tiempo, pero la piel regresará a su color normal.

¿Cómo se diagnostica la pitiriasis alba?

Un médico generalmente puede decir si usted tiene pitiriasis alba con solo observarle las manchas en la piel. A veces, un médico raspará suavemente la superficie de la mancha para revisar algunas células cutáneas. Esto puede descartar otros problemas.

¿Cómo se trata?

La mayoría de las veces, la pitiriasis alba desaparece sin tratamiento. Puede llevar algunos meses o más tiempo para que el color de la piel regrese a la normalidad.

Usar un humectante o crema puede ayudar a aliviar la piel seca. Si la comezón es un problema, hable con su médico acerca de qué medicamento pudiera funcionar mejor. Su médico podría sugerir cremas con esteroides. Estas pueden ayudar si usted tiene comezón o irritación en la piel.

Si está al sol, use un protector solar para cuidarse la piel de demasiado sol. Opte por un protector solar para piel sensible.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Habif TP (2010). Atopic dermatitis. In Clinical Dermatology, A Color Guide to Diagnosis and Therapy, 5th ed., pp. 154-180. Edinburgh: Mosby Elsevier.
  • Habif TP (2010). Light-related diseases and disorders of pigmentation. In Clinical Dermatology: A Color Guide to Diagnosis and Therapy, 5th ed., pp. 741-775. Edinburgh: Mosby.
  • Habif TP, et al. (2011). Pityriasis alba. In Skin Disease: Diagnosis and Treatment, 3rd ed., pp. 83-85. Edinburgh: Saunders.
  • Lapeere H, et al. (2012). Hypomelanoses and hypermelanoses. In LA Goldman et al., eds., Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine, 8th ed., vol. 1, pp. 804-826. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Randall D. Burr, MD - Dermatología

Revisado5 octubre, 2017