Presión arterial alta secundaria

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La presión arterial alta secundaria es la presión arterial alta causada por otra enfermedad o afección. Puede estar causada también por ciertos medicamentos.

Si su médico cree que usted pudiera tener presión arterial alta secundaria, podría necesitar hacerse pruebas para diagnosticar otros problemas de salud. Su médico también revisará los medicamentos que toma, ya que algunos medicamentos pueden causar presión arterial alta como efecto secundario.

Si su médico puede tratar la causa de la presión arterial alta, podría reducir su presión arterial.

La presión arterial alta secundaria no es común. El riesgo de la presión arterial alta secundaria es mayor en los niños que en los adultos.

¿Cuál es la causa de la presión arterial alta secundaria?

Las causas de la presión arterial alta secundaria incluyen:

Su médico podría sospechar que usted tiene presión arterial alta secundaria si:

  • Su presión arterial ha aumentado repentinamente desde su última revisión.
  • Usted es joven y su presión arterial es de 160/100 o superior.
  • Ha tenido muchos tratamientos y medicamentos para la presión arterial alta, pero todavía es de 160/100 o superior.
  • Usted tiene síntomas de problemas de salud que pueden elevar la presión arterial.
  • Sus riñones no funcionan tan bien como deberían.

¿Cómo se trata?

La presión arterial alta secundaria suele tratarse atendiendo la causa de la presión arterial alta. Su tratamiento depende de lo que esté causando su presión arterial alta y si la presión arterial alta debería bajarse lo más pronto posible para prevenir problemas.

Si la causa es un problema de salud, esta presión arterial alta puede volver a la normalidad cuando se trate el otro problema de salud. Pero tratar la afección que ha causado la presión arterial alta secundaria no siempre reducirá la presión arterial a un nivel normal. En este caso, es posible que también necesite tratar la presión arterial alta.

Si un medicamento es la causa, esta presión arterial alta puede volver a la normalidad si se interrumpe el medicamento o se ajusta la dosis.

¿Cómo afectan las hormonas a la presión arterial?

Las hormonas desempeñan un gran papel en el control de la presión arterial. Envían mensajes que controlan la salida de sangre de su corazón, la rigidez de las arterias y los cambios en el volumen de sangre. Por ejemplo, su cuerpo libera ciertas hormonas (como adrenalina) cuando está en situaciones de estrés y necesita más sangre y oxígeno.

La presión arterial alta secundaria causada por problemas hormonales es rara.

Los problemas hormonales que pueden causar la presión arterial alta secundaria incluyen:

  • Hiperaldosteronismo.
  • Enfermedad de Cushing.
  • Feocromocitoma (un tumor).
  • Hormona del crecimiento en exceso.
  • Problemas de la tiroides.

¿Cómo afectan los riñones a la presión arterial?

Los riñones son esenciales para el control de la presión arterial. Al pasar la sangre por los riñones, células especiales "miden" la presión arterial en los vasos sanguíneos que conducen a los riñones (arterias renales) y ajustan la cantidad de la hormona renina que segregan. La renina controla la producción de otras dos hormonas, la angiotensina y la aldosterona. Y estas hormonas controlan el ancho de las arterias y cuánta agua y sal se elimina del organismo. Ambas afectan la presión arterial.

Si sus arterias renales se estrechan a causa de la aterosclerosis (estenosis arterial renal), menos sangre llega a los riñones, lo que hace que se eleve la presión arterial.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Atkins GB, et al. (2011). Diagnosis and treatment of hypertension. In V Fuster et al., eds., Hurst's the Heart, 13th ed., vol. 2, pp. 1585-1605. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Robert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología

Revisado19 diciembre, 2017