Prestación de cuidados: Cómo dar un baño en la cama

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Por qué es importante bañar a su ser querido?

El baño mantiene la piel sana y puede ayudar a prevenir las infecciones. Es un buen momento para revisar la piel para ver si hay llagas o salpullidos. El baño también ayuda a su ser querido a sentirse fresco y limpio.

La cantidad de ayuda que su ser querido necesite para bañarse depende de lo bien que se pueda mover. Es posible que usted esté cuidando a alguien que tiene problemas a corto plazo con el cuidado personal porque se está recuperando de una enfermedad o una operación. O puede estar cuidando a una persona mayor que tiene problemas de memoria. La persona podría no recordar cómo bañarse. O usted puede estar cuidando a alguien que tiene una incapacidad a largo plazo para moverse, como una persona que está paralizada. Esta persona necesitará mucha más ayuda de usted al bañarse.

Una persona que tiene que permanecer en la cama por un corto tiempo y que puede moverse un poco podría ser capaz de ducharse con algo de ayuda una o dos veces por semana. O la persona podría preferir un baño parcial en el lavabo o con un cuenco todos los días.

Una persona que no puede moverse bien o que no puede moverse en absoluto necesita un baño en la cama. Esto a menudo se conoce como baño de esponja, pero con frecuencia también se utilizan toallitas para el aseo. Usted puede dar un baño completo en la cama sin mojar las sábanas.

Para los adultos mayores, puede dar un baño de cama 2 o 3 veces por semana. El baño más frecuente puede poner a la persona en riesgo de problemas cutáneos, como llagas. Las personas más jóvenes pueden bañarse más a menudo si lo desean y no tienen problemas con la circulación sanguínea.

Deje que su ser querido se lave por sí solo tanto como pueda. Cuando ayude a desvestir y bañar a la persona, actúe de manera directa pero relajada. El momento del baño puede ser incómodo y embarazoso para usted y su ser querido. Esto puede ocurrir especialmente si está cuidando a un progenitor del sexo opuesto. Si usted no actúa como si estuviera avergonzado o disgustado, su ser querido puede sentirse menos avergonzado o cohibido.

Cómo dar un baño en la cama

Reúna todos los materiales

Para dar un baño en la cama, necesitará:

  • Cuatro o más toallitas para el aseo o esponjas de baño.
  • Tres o más toallas.
  • Dos cuencos (uno para el agua jabonosa y uno para el enjuague).
  • Jabón (una pastilla de jabón, jabón líquido o toallitas húmedas).
  • Champú para bebés o uno que no irrite los ojos, o champú sin enjuague.
  • Loción para el cuerpo.
  • Un paño impermeable para mantener la cama seca.
  • Una mesa o un estante donde colocar los materiales.

Cómo prepararse para el baño

  • Pregúntele a la persona si la habitación está demasiado caliente o demasiado fría, y ajuste la temperatura si es necesario.
  • Asegúrese de que la cama esté lo suficientemente alta como para que no se lastime la espalda. Si está baja, puede colocar la rodilla en la cama para tener un mejor alcance y bañar a la persona.
  • Coloque una estera o una sábana impermeable debajo de la persona para mantener la cama seca.
  • Para una mayor privacidad, asegúrese de que la puerta y las persianas o cortinas estén cerradas.

Cosas que recordar

  • Después de que usted o su ser querido lave una zona, dele la vuelta al paño para que pueda usar una parte nueva y limpia del mismo para la zona siguiente. Use una toallita nueva cuando la necesite.
  • Cuando ayude a su ser querido a lavarse, revise la piel para detectar enrojecimiento o llagas. Preste especial atención a las zonas con pliegues , como debajo de los senos (mamas) o los pliegues del abdomen. También revise la zona de la ingle y las zonas huesudas, como los codos y los hombros.

Cómo dar un baño o ayudar con el baño

  1. Llene dos cuencos con agua tibia. Uno es para enjabonar y escurrir la toallita. El segundo cuenco contiene agua limpia y tibia para eliminar el jabón del cuerpo con un paño.
  2. Lávese y séquese las manos.
  3. Use el dorso de la mano para comprobar el agua y asegurarse de que no esté demasiado caliente.
  4. Piense si debería usar guantes, especialmente si la persona ha estado vomitando o ha tenido diarrea. Es una buena idea usar una mascarilla si la persona tiene una enfermedad contagiosa, como la gripe.
  5. Deje que la persona se desvista y se lave por sí sola en la medida en que pueda hacerlo. Desvista solo la zona que va a lavar. Por ejemplo, descubra un brazo, lave y séquelo, y luego vuelva a cubrirlo con la camisa o el vestido.
  6. Lave con la toallita para el aseo y el agua jabonosa o con las toallitas húmedas, y después enjuague con otro paño y agua limpia.
  7. Comience con las zonas más limpias del cuerpo y termine con las zonas menos limpias. Prepare la toallita para que su ser querido se lave a sí mismo. O puede lavar a la persona con cuidado si él o ella no puede hacerlo.
    • Lave los párpados, comenzando en el ángulo interno y limpiando hacia la esquina externa.
    • Lave la cara, las orejas y el cuello.
    • Lave los brazos uno a uno, y luego lave las manos.
    • Lave el pecho y el abdomen, incluyendo el ombligo.
    • Lave una pierna, y luego la otra.
    • Lave los pies y entre los dedos del pie.
    • Ayude a la persona a volverse hacia el costado para que pueda lavarle la parte posterior. (Si usted no puede darle la vuelta a una persona por sí solo, busque a alguien que le ayude para que no se lastime la espalda). Luego, ayude a la persona a colocarse sobre la espalda.
    • Vierta el agua (que a estas alturas podría estar fría) y reemplácela con agua tibia fresca.
    • Usando una nueva toallita, limpie primero la zona de los genitales y luego la zona anal.
  8. Quítese los guantes si es que los está usando. Cambie el agua y lave el cabello . Puede usar agua y champú para bebés o uno que no irrite los ojos, o un champú sin enjuague. Examine cuidadosamente el cuero cabelludo para detectar enrojecimiento o llagas.
  9. Aplique una loción corporal sin perfume para proteger la piel y evitar que se seque. No aplique loción en zonas que pueden estar húmedas, como debajo de los senos o en los pliegues de la ingle.
  10. Ayude a la persona a terminar de vestirse según lo necesite.
  11. Guarde todos los materiales y lávese las manos.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Gayle E. Stauffer, RN - Enfermera registrado

Revisado6 octubre, 2017