Prestación de cuidados: Cuidado de los pies y las uñas de los pies

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Revisar los pies y mantenerlos limpios y suaves puede ayudar a evitar que la piel se agriete y se infecte. Esto es especialmente importante para las personas que tienen diabetes. Mantener las uñas de los pies recortadas, y pulidas si eso es lo que le gusta a la persona, también ayuda a que la persona se sienta bien aseada.

Si la persona a la que usted cuida tiene diabetes o tiene problemas en los pies como juanetes y callosidades graves, piense en llevar a la persona a consultar a un podólogo. Este es un médico que se especializa en el cuidado de los pies. A veces un podólogo acudirá al hogar si la persona no puede salir para las consultas.

Trate de llevar a la persona a un salón de belleza para hacerse una pedicura si eso es lo que su ser querido desea. Es una oportunidad de salir y ver a la gente y de seguir haciendo una actividad favorita.

Usted puede realizar el cuidado básico de las uñas en el hogar. Por lo general, todo lo que necesita hacer es mantener las uñas limpias y a una largura segura.

Cómo recortar las uñas de los pies

Trate de recortar las uñas de la persona cada semana. O examínelas cada semana para ver si necesitan ser recortadas. Es más fácil recortar las uñas después de que la persona se haya duchado o se haya lavado los pies. Esto ablanda las uñas y las hace más fáciles de recortar.

Para recortar las uñas:

  1. Antes de empezar, lávese y séquese las manos. No necesita usar guantes.
  2. Use quitaesmalte para eliminar el esmalte si lo hay.
  3. Con una mano, mantenga firme el pie y el dedo del pie de la persona mientras usted le recorta la uña con la otra mano. Usando un cortaúñas, recorte las uñas en línea recta. Deje las uñas un poco más largas en las esquinas para que los bordes afilados no se metan en la piel.
  4. Mantenga las uñas a una largura que no vaya más allá de las puntas de los dedos del pie.
  5. Deje que las uñas se sequen si todavía están húmedas y blandas.
  6. Utilice una lima de uñas para suavizar los bordes de las uñas, especialmente las esquinas. Podrían estar puntiagudas después de cortar las uñas en línea recta.
  7. Aplique esmalte de uñas, si la persona lo desea.
  8. Si las uñas de la persona están gruesas y tienen un color anormal, puede ser más seguro dejar que las corte un podólogo.

Cuidado general de las uñas y los pies

  • Lave los pies a diario en la ducha o el baño o en un recipiente hecho para lavar los pies. Es muy importante lavar los pies con cuidado si la persona tiene diabetes.
  • Después de lavar los pies, séquelos con cuidado. Aplique loción en los pies, especialmente en los talones. Pero no la aplique entre los dedos del pie.
  • Si la persona no tiene diabetes y usted ve señales de tiña del pie (como piel seca o agrietada, o comezón entre los dedos de los pies), puede probar un medicamento de venta libre. Estos medicamentos pueden eliminar el hongo que causa la tiña del pie. Si el problema no desaparece, hable con el médico de la persona.
  • Examine los pies a diario para ver si hay cortes o señales de infección, como dolor, hinchazón, enrojecimiento o aumento de la temperatura. Si ve cualquiera de estas señales, especialmente en alguien que tiene diabetes, llame al médico de la persona.
  • No recorte las cutículas. Un pequeño corte en una cutícula podría causar una infección.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Gayle E. Stauffer, RN - Enfermera registrado

Revisado6 octubre, 2017