Prevención del ataque cerebral: ¿Debería hacerme un procedimiento para la arteria carótida?

Saltar a la barra de navegación

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Prevención del ataque cerebral: ¿Debería hacerme un procedimiento para la arteria carótida?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Hacerse un procedimiento para la arteria carótida junto con tomar medicamentos y realizar cambios saludables en el estilo de vida para ayudar a prevenir un ataque cerebral.
  • No hacerse un procedimiento. Reducir el riesgo de ataque cerebral con medicamentos y hábitos saludables.

¿Es para usted esta decisión? Esta podría ser una decisión para usted si tiene estenosis de la arteria carótida pero no ha tenido un ataque cerebral ni un ataque isquémico transitorio (AIT). Si ya ha tenido un ataque cerebral o un AIT, esta información no se aplica a usted.

Puntos clave para recordar

  • El estrechamiento (estenosis) de la arteria carótida aumenta su riesgo de ataque cerebral, por lo que es importante hacer todo lo posible para reducir el riesgo.
  • Un procedimiento para la arteria carótida puede ser una opción si usted tiene un estrechamiento del 60% al 70% o más. Hacerse un procedimiento no es una opción si usted tiene un estrechamiento de menos del 50%.
  • Tomar medicamentos y llevar un estilo de vida saludable puede ayudarle a reducir su riesgo de tener un ataque cerebral. Si decide hacerse un procedimiento, los medicamentos y los hábitos saludables siguen siendo importantes para reducir el riesgo todo lo posible.
  • Hacerse un procedimiento de la arteria carótida puede ayudar a prevenir un ataque cerebral a largo plazo. Pero no está claro que el procedimiento reduzca el riesgo de ataque cerebral más que los medicamentos y los hábitos saludables por sí solos.
  • A corto plazo, los procedimientos de la arteria carótida pueden aumentar el riesgo de ataque cerebral y de muerte. Usted tendrá que decidir si el posible beneficio a largo plazo supera el riesgo a corto plazo.
  • No necesita tomar esta decisión de inmediato. Puede tomarse tiempo para reflexionar sobre sus opciones y decidir qué es lo mejor para usted.
PMCs

¿De qué manera aumenta la estenosis de la arteria carótida el riesgo de ataque cerebral?

La estenosis de la arteria carótida es un estrechamiento de una o ambas arterias carótidas , las cuales suministran sangre al cerebro. Estas arterias pueden estrecharse y dañarse debido a la acumulación de placa ( aterosclerosis ). Si esta placa se abre, puede formarse un coágulo de sangre, el cual podría trasladarse al cerebro y provocar un ataque cerebral .

¿Cómo puede reducir su riesgo de ataque cerebral?

Hay dos maneras principales de reducir el riesgo de ataque cerebral:

  • Tomar medicamentos y hacer cambios saludables en el estilo de vida, como, por ejemplo, realizar más actividad. Esto a veces se llama terapia médica.
  • Hacerse un procedimiento de la arteria carótida como una cirugía carotídea (endoarteriectomía) o la colocación de una endoprótesis para eliminar la placa o ensanchar la arteria.

Hacerse un procedimiento no es un sustituto para los medicamentos ni el estilo de vida saludable. Si decide hacerse un procedimiento, sigue siendo importante que tome sus medicamentos y que tenga hábitos saludables para reducir su riesgo de ataque cerebral tanto como sea posible.

¿Qué medicamentos y qué hábitos saludables pueden ayudarle a reducir su riesgo de ataque cerebral?

Tomar medicamentos y hacer cambios saludables en el estilo de vida es algo importante para cualquier persona que tenga un estrechamiento de la arteria carótida. Estos pasos ayudan a controlar las afecciones que aumentan su riesgo de ataque cerebral.

Los medicamentos que pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cerebral incluyen:

  • Medicamentos para la presión arterial. Estos ayudan a prevenir el daño a los vasos sanguíneos que puede causar una acumulación de placa.
  • Estatinas, que ayudan a reducir el colesterol. También ayudan a frenar o a revertir la acumulación de placa.

Los hábitos saludables que pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cerebral incluyen:

  • No fumar.
  • Comer alimentos saludables para el corazón.
  • Estar activo. Su médico puede indicarle qué cantidad y qué tipo de actividad son adecuadas para usted.
  • Mantenerse en un peso saludable o bajar de peso si lo necesita.

¿Qué eficacia tienen los medicamentos y los hábitos saludables?

En personas con estenosis de la arteria carótida que toman medicamentos y tienen hábitos saludables, alrededor de 1 persona de cada 100 tendrá un ataque cerebral cada año y aproximadamente 99 personas no lo tendrán. nota 1

Su riesgo de ataque cerebral puede ser más alto dependiendo de cosas como su edad y su salud. Su médico puede ayudarle a comprender su riesgo de ataque cerebral.

¿Qué son los procedimientos para la arteria carótida?

Existen dos procedimientos que pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cerebral: la endoarteriectomía carotídea y la colocación de una endoprótesis en una arteria carótida. La endoarteriectomía es más común que la colocación de una endoprótesis.

La endoarteriectomía carotídea es una cirugía para extraer la acumulación de placa de una arteria carótida. Durante este procedimiento, un cirujano:

  • Hace un corte en el cuello justo de bajo de la mandíbula.
  • Abre la arteria carótida y extrae la placa cuidadosamente.
  • Cierra la arteria y las incisiones en la piel con puntos de sutura.

La colocación de una endoprótesis (stent) se conoce también como angioplastia carotídea. Durante este procedimiento, un médico:

  • Hace pasar un tubo por una arteria en la ingle o en el brazo y lo hace llegar hasta la arteria carótida.
  • Infla un pequeño globo para ampliar la porción estrechada de la arteria.
  • Coloca un pequeño tubo expandible, llamado endoprótesis o "stent" para mantener la arteria abierta.

¿Cuál es la eficacia de los procedimientos para la arteria carótida?

Un procedimiento carotídeo puede reducir el riesgo de ataque cerebral de un 2% al año a un 1% al año. nota 2 nota 3 Podría llevar hasta 5 años hasta conseguir esta reducción en el riesgo de ataque cerebral. nota 4

Por lo general, la endoarteriectomía y la colocación de una endoprótesis parecen ser casi igual de eficaces para ayudar a prevenir un ataque cerebral. nota 5

No está claro que un procedimiento reduzca el riesgo de ataque cerebral más que los medicamentos y los hábitos saludables por sí solos. Se están llevando a cabo estudios para comparar la terapia médica actual con la endoarteriectomía y la colocación de una endoprótesis.

¿Cuáles son los riesgos de los procedimientos para la arteria carótida?

Hacerse un procedimiento de la arteria carótida puede ayudar a prevenir un ataque cerebral a largo plazo. Pero a corto plazo aumenta el riesgo de ataque cerebral y muerte.

El riesgo de tener problemas graves es más alto poco después de que se realice el procedimiento. El riesgo se reduce con el tiempo. En los primeros 30 días después de un procedimiento, el riesgo de ataque cerebral o de muerte puede ser de aproximadamente el 3%. Esto significa que hay un 97% de probabilidades de que estas cosas no ocurran. nota 5

La endoarteriectomía y la colocación de endoprótesis tienen tasas similares de riesgo. nota 5 Pero la endoarteriectomía suele ser más segura que la colocación de endoprótesis para personas de más de 70 años. Para las personas en este grupo de edad, el riesgo de ataque cerebral o de muerte a causa de la colocación de una endoprótesis es demasiado alto. nota 5

Otros riesgos de la endoarteriectomía carotídea incluyen:

  • Infección.
  • Problemas respiratorios.
  • Daño nervioso que puede causar problemas graves, como dificultad para tragar.

Otros riesgos de la colocación de una endoprótesis en una arteria carótida incluyen:

  • Infección.
  • Sangrado o daño al vaso sanguíneo en el sitio de inserción del catéter.

La probabilidad de tener un problema grave depende de cosas como su edad y su estado de salud general. El médico puede ayudarle a comprender su riesgo de tener problemas debido a un procedimiento. Es importante que el riesgo sea inferior al 3%. También es importante encontrar un cirujano y un hospital que tengan experiencia en hacer este procedimiento y que tengan una tasa baja de problemas graves. nota 4

¿Qué pruebas pueden ayudar a su médico a decidir si un procedimiento es una opción para usted?

Su médico puede recomendarle pruebas como una angiografía carotídea, una ecografía carotídea o una angiorresonancia magnética (MRA, por sus siglas en inglés). Estas pruebas pueden ayudar a su médico a:

  • Medir el alcance del estrechamiento en sus arterias carótidas. Por lo general, se expresa en forma de porcentaje. Por ejemplo, si la placa está obstruyendo la mitad de la arteria, el médico puede decir que la arteria está estrechada un 50%. Si la placa está obstruyendo tres cuartos de la arteria, el médico puede decir que la arteria está estrechada un 75%.
  • Revisar lo bien que circula la sangre por la zona que está estrechada a causa de la placa.
  • Encontrar la ubicación del estrechamiento. Algunas de estas pruebas pueden revisar las arterias carótidas así como los vasos sanguíneos que se ubican por encima y por debajo del cuello.
  • Determinar el tipo de placa que está estrechando la arteria. Pero no hay ninguna prueba que pueda indicar con certeza qué placas tienen probabilidades de causar la formación de un coágulo de sangre y provocar un ataque cerebral.

¿Por que podría recomendarle su médico un procedimiento para la arteria carótida?

El médico podría sugerirle que se haga un procedimiento si parece probable que los beneficios del procedimiento superen los riesgos. Para decidir si esto es así, el médico revisará varias cosas, entre las que se incluyen:

  • El alcance del estrechamiento en su arteria carótida. El procedimiento puede ser una opción si usted tiene un estrechamiento grave. Esto puede significar un estrechamiento de más del 60% al 70%. Hacerse un procedimiento no es una opción si usted tiene un estrechamiento de menos del 50%.
  • La ubicación del estrechamiento en la arteria.
  • Su salud. Un procedimiento puede ser una opción si usted no tiene otros problemas graves de salud. Tener un problema grave de salud aumenta su riesgo de problemas debido a un procedimiento.
  • Su edad y su esperanza de vida. Hacerse un procedimiento no reduce el riesgo de un ataque cerebral de inmediato. Para tener una reducción en el riesgo de ataque cerebral, es necesario que su esperanza de vida sea de al menos otros 5 años.

Un médico podría ofrecerle la opción de hacerse un procedimiento, pero esta no es una decisión clara. Tampoco es una decisión que usted deba tomar deprisa. Puede tomarse tiempo para comparar sus opciones y decidir qué es lo mejor para usted. Su opinión sobre los riesgos y los beneficios es igual de importante que la evidencia médica.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?

















¿Cuáles son los beneficios?

















¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?

















Hacerse un procedimiento Hacerse un procedimiento
  • Probablemente pase 1 o 2 noches en el hospital.
  • Puede retomar sus actividades cotidianas en el término de una semana o dos, si no son demasiado extenuantes.
  • Tendrá que seguir tomando medicamentos y llevar un estilo de vida saludable.
  • Un procedimiento carotídeo puede reducir el riesgo a largo plazo de tener un ataque cerebral de un 2% al año a un 1% al año. nota 2 nota 3
  • Un procedimiento tiene mayores probabilidades de beneficiar a las personas que tienen un estrechamiento de las arterias carótidas de un 60% a un 70% o más. nota 4
  • Existen alrededor de un 3% de probabilidades de que el procedimiento en sí cause un ataque cerebral o la muerte. El riesgo es mayor durante los primeros 30 días después de que se haga el procedimiento. nota 5
  • Es posible que tenga un ataque cerebral a pesar del procedimiento. Su arteria podría volver a estrecharse.
  • Estos procedimientos también conllevan riesgos, que incluyen sangrado, infección y daño nervioso.
No hacerse un procedimiento No hacerse un procedimiento
  • Usted toma medicamentos y hace cambios de estilo de vida saludables para reducir su riesgo de ataque cerebral.
  • Los medicamentos y los cambios de estilo de vida pueden reducir su riesgo de ataque cerebral.
  • Usted evita los riesgos de un procedimiento.
  • Es posible que de todos modos tenga un ataque cerebral.
  • Los medicamentos y los cambios en el estilo de vida por sí solos podrían no reducir su riesgo a largo plazo de tener un ataque cerebral tanto como lo haría un procedimiento.

Historias personales acerca de los procedimientos para la arteria carótida

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Me preocupa que una de mis arterias carótidas tiene un estrechamiento de casi el 90%. No tengo problemas de salud graves, así que mi médico me dijo que estoy lo suficientemente sano como para hacerme un procedimiento. Tomo mis medicamentos sin falta y hago actividad, pero quiero reducir mi riesgo de ataque cerebral tanto como pueda. Y, con el tiempo, un procedimiento podría reducir mi riesgo un poco más. Soy consciente de que hacerme un procedimiento también tiene riesgos, pero pienso que deseo hacérmelo.

David, 76 años

Tengo un estrechamiento de aproximadamente el 80% en una de mis arterias. Mi médico dice que puedo hacerme un procedimiento, pero ¿por qué voy a querer elegir un tratamiento que aumentaría mis probabilidades de tener un ataque cerebral a corto plazo? Para mí, eso no tiene sentido. Voy a seguir manteniéndome sana tomando mis medicamentos y haciendo ejercicio.

Charlene, 68 años

Estoy realmente preocupado de tener un ataque cerebral. Sé que el procedimiento puede causar un ataque cerebral, pero supongo que tengo una mejor probabilidad de evitar problemas si me hago el procedimiento mientras aún soy relativamente joven y estoy bastante sano. Estoy dispuesto a correr el riesgo ahora para reducir mis probabilidades de tener un ataque cerebral en el futuro.

Roberto, 67 años

Mis arterias carótidas están estrechadas alrededor de un 75%, pero por lo demás tengo bastante buena salud. Tomo mis medicamentos como se supone que debo hacerlo, y me ayudan a reducir mi riesgo de ataque cerebral. Mi médico dice que esta no es una decisión urgente, así que no me voy a hacer un procedimiento por ahora. Y voy a reflexionar cuidadosamente acerca de si es algo que tal vez desee hacerme más adelante.

Golda, 71 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Razones para hacerse un procedimiento carotídeo

Razones para no hacerse un procedimiento carotídeo

Me preocupa mucho mi riesgo a largo plazo de tener un ataque cerebral y quiero hacer todo lo que pueda para prevenirlo.

No me preocupa demasiado tener un ataque cerebral.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Quiero reducir mi riesgo a largo plazo de tener un ataque cerebral tanto como pueda.

Quiero evitar los graves riesgos de un procedimiento.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Tomo medicamentos y tengo hábitos saludables, pero quiero reducir mi riesgo de ataque cerebral aún más.

Prefiero hacer todo lo que pueda para reducir mi riesgo de ataque cerebral solo con medicamentos y hábitos saludables.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Hacerme un procedimiento para la arteria carótida

NO hacerme un procedimiento para la arteria carótida

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1, ¿Es este procedimiento una opción para las personas que solo tienen una pequeña obstrucción en las arterias carótidas?
2, ¿Se reducirá el riesgo de ataque cerebral de inmediato si usted se hace un procedimiento?
3, Si usted decide hacerse un procedimiento, ¿podrá dejar de tomar medicamentos que ayudan a prevenir el ataque cerebral?

Decida cuál es el siguiente paso

1, ¿Entiende usted las opciones que tiene?
2, ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?
3, ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión  

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos  

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar  

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Créditos
Autor El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico primario Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Robert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Raman G, et al. (2013). Management strategies for asymptomatic carotid stenosis: A systematic review and meta-analysis. Annals of Internal Medicine, 158(9): 676-685. DOI: 10.7326/0003-4819-158-9-201305070-00007. Accessed February 23, 2015.
  2. Halliday A, et al. (2004). Prevention of disabling and fatal strokes by successful carotid endarterectomy in patients without recent neurological symptoms: Randomized controlled trial. Lancet, 363(9420): 1491-1502. DOI: 10.1016/S0140-6736(04)16146-1. Accessed June 18, 2015.
  3. Halliday A, et al. (2010). 10-year stroke prevention after successful carotid endarterectomy for asymptomatic stenosis (ACST-1): A multicentre randomised trial. Lancet, 376(9746): 1074-1084. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(10)61197-X. Accessed June 17, 2015.
  4. Meschia JF, et al. (2014). Guidelines for the primary prevention of stroke: A statement for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke, published online October 28, 2014. DOI: 10.1161/STR.0000000000000046. Accessed October 29, 2014.
  5. Brott TG, et al. (2010). Stenting versus endarterectomy for treatment of carotid-artery stenosis. New England Journal of Medicine, 363(1): 11-23.
Otras obras consultadas
  • Bonati LH, et al. (2012). Percutaneous transluminal balloon angioplasty and stenting for carotid artery stenosis. Cochrane Database of Systematic Reviews (9). DOI: 10.1002/14651858.CD000515.pub4. Accessed September 12, 2014.
  • Brott TG, et al. (2011). 2011 ASA/ACCF/AHA/AANN/AANS/ACR/ASNR/CNS/SAIP/SCAI/SIR/SNIS/SVM/SVS guideline on the management of patients with extracranial carotid and vertebral artery disease. Circulation, 124(4): e54-e130. DOI: 10.1161/CIR.0b013e31820d8c98. Accessed February 23, 2015.
  • Halliday A, et al. (2004). Prevention of disabling and fatal strokes by successful carotid endarterectomy in patients without recent neurological symptoms: Randomized controlled trial. Lancet, 363(9420): 1491-1502. DOI: 10.1016/S0140-6736(04)16146-1. Accessed June 18, 2015.
  • Meschia JF, et al. (2014). Guidelines for the primary prevention of stroke: A statement for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke, published online October 28, 2014. DOI: 10.1161/STR.0000000000000046. Accessed October 29, 2014.
  • Raman G, et al. (2013). Management strategies for asymptomatic carotid stenosis: A systematic review and meta-analysis. Annals of Internal Medicine, 158(9): 676-685. DOI: 10.7326/0003-4819-158-9-201305070-00007. Accessed February 23, 2015.
  • Ricotta JJ, et al. (2011). Updated Society for Vascular Surgery guidelines for management of extracranial carotid disease. Journal of Vascular Surgery, 54(3): e1-e31. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.jvs.2011.07.031. Accessed February 24, 2015.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Prevención del ataque cerebral: ¿Debería hacerme un procedimiento para la arteria carótida?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Hacerse un procedimiento para la arteria carótida junto con tomar medicamentos y realizar cambios saludables en el estilo de vida para ayudar a prevenir un ataque cerebral.
  • No hacerse un procedimiento. Reducir el riesgo de ataque cerebral con medicamentos y hábitos saludables.

¿Es para usted esta decisión? Esta podría ser una decisión para usted si tiene estenosis de la arteria carótida pero no ha tenido un ataque cerebral ni un ataque isquémico transitorio (AIT). Si ya ha tenido un ataque cerebral o un AIT, esta información no se aplica a usted.

Puntos clave para recordar

  • El estrechamiento (estenosis) de la arteria carótida aumenta su riesgo de ataque cerebral, por lo que es importante hacer todo lo posible para reducir el riesgo.
  • Un procedimiento para la arteria carótida puede ser una opción si usted tiene un estrechamiento del 60% al 70% o más. Hacerse un procedimiento no es una opción si usted tiene un estrechamiento de menos del 50%.
  • Tomar medicamentos y llevar un estilo de vida saludable puede ayudarle a reducir su riesgo de tener un ataque cerebral. Si decide hacerse un procedimiento, los medicamentos y los hábitos saludables siguen siendo importantes para reducir el riesgo todo lo posible.
  • Hacerse un procedimiento de la arteria carótida puede ayudar a prevenir un ataque cerebral a largo plazo. Pero no está claro que el procedimiento reduzca el riesgo de ataque cerebral más que los medicamentos y los hábitos saludables por sí solos.
  • A corto plazo, los procedimientos de la arteria carótida pueden aumentar el riesgo de ataque cerebral y de muerte. Usted tendrá que decidir si el posible beneficio a largo plazo supera el riesgo a corto plazo.
  • No necesita tomar esta decisión de inmediato. Puede tomarse tiempo para reflexionar sobre sus opciones y decidir qué es lo mejor para usted.
PMCs

¿De qué manera aumenta la estenosis de la arteria carótida el riesgo de ataque cerebral?

La estenosis de la arteria carótida es un estrechamiento de una o ambas arterias carótidas , las cuales suministran sangre al cerebro. Estas arterias pueden estrecharse y dañarse debido a la acumulación de placa ( aterosclerosis ). Si esta placa se abre, puede formarse un coágulo de sangre, el cual podría trasladarse al cerebro y provocar un ataque cerebral .

¿Cómo puede reducir su riesgo de ataque cerebral?

Hay dos maneras principales de reducir el riesgo de ataque cerebral:

  • Tomar medicamentos y hacer cambios saludables en el estilo de vida, como, por ejemplo, realizar más actividad. Esto a veces se llama terapia médica.
  • Hacerse un procedimiento de la arteria carótida como una cirugía carotídea (endoarteriectomía) o la colocación de una endoprótesis para eliminar la placa o ensanchar la arteria.

Hacerse un procedimiento no es un sustituto para los medicamentos ni el estilo de vida saludable. Si decide hacerse un procedimiento, sigue siendo importante que tome sus medicamentos y que tenga hábitos saludables para reducir su riesgo de ataque cerebral tanto como sea posible.

¿Qué medicamentos y qué hábitos saludables pueden ayudarle a reducir su riesgo de ataque cerebral?

Tomar medicamentos y hacer cambios saludables en el estilo de vida es algo importante para cualquier persona que tenga un estrechamiento de la arteria carótida. Estos pasos ayudan a controlar las afecciones que aumentan su riesgo de ataque cerebral.

Los medicamentos que pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cerebral incluyen:

  • Medicamentos para la presión arterial. Estos ayudan a prevenir el daño a los vasos sanguíneos que puede causar una acumulación de placa.
  • Estatinas, que ayudan a reducir el colesterol. También ayudan a frenar o a revertir la acumulación de placa.

Los hábitos saludables que pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cerebral incluyen:

  • No fumar.
  • Comer alimentos saludables para el corazón.
  • Estar activo. Su médico puede indicarle qué cantidad y qué tipo de actividad son adecuadas para usted.
  • Mantenerse en un peso saludable o bajar de peso si lo necesita.

¿Qué eficacia tienen los medicamentos y los hábitos saludables?

En personas con estenosis de la arteria carótida que toman medicamentos y tienen hábitos saludables, alrededor de 1 persona de cada 100 tendrá un ataque cerebral cada año y aproximadamente 99 personas no lo tendrán. 1

Su riesgo de ataque cerebral puede ser más alto dependiendo de cosas como su edad y su salud. Su médico puede ayudarle a comprender su riesgo de ataque cerebral.

¿Qué son los procedimientos para la arteria carótida?

Existen dos procedimientos que pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cerebral: la endoarteriectomía carotídea y la colocación de una endoprótesis en una arteria carótida. La endoarteriectomía es más común que la colocación de una endoprótesis.

La endoarteriectomía carotídea es una cirugía para extraer la acumulación de placa de una arteria carótida. Durante este procedimiento, un cirujano:

  • Hace un corte en el cuello justo de bajo de la mandíbula.
  • Abre la arteria carótida y extrae la placa cuidadosamente.
  • Cierra la arteria y las incisiones en la piel con puntos de sutura.

La colocación de una endoprótesis (stent) se conoce también como angioplastia carotídea. Durante este procedimiento, un médico:

  • Hace pasar un tubo por una arteria en la ingle o en el brazo y lo hace llegar hasta la arteria carótida.
  • Infla un pequeño globo para ampliar la porción estrechada de la arteria.
  • Coloca un pequeño tubo expandible, llamado endoprótesis o "stent" para mantener la arteria abierta.

¿Cuál es la eficacia de los procedimientos para la arteria carótida?

Un procedimiento carotídeo puede reducir el riesgo de ataque cerebral de un 2% al año a un 1% al año. 2 3 Podría llevar hasta 5 años hasta conseguir esta reducción en el riesgo de ataque cerebral. 4

Por lo general, la endoarteriectomía y la colocación de una endoprótesis parecen ser casi igual de eficaces para ayudar a prevenir un ataque cerebral. 5

No está claro que un procedimiento reduzca el riesgo de ataque cerebral más que los medicamentos y los hábitos saludables por sí solos. Se están llevando a cabo estudios para comparar la terapia médica actual con la endoarteriectomía y la colocación de una endoprótesis.

¿Cuáles son los riesgos de los procedimientos para la arteria carótida?

Hacerse un procedimiento de la arteria carótida puede ayudar a prevenir un ataque cerebral a largo plazo. Pero a corto plazo aumenta el riesgo de ataque cerebral y muerte.

El riesgo de tener problemas graves es más alto poco después de que se realice el procedimiento. El riesgo se reduce con el tiempo. En los primeros 30 días después de un procedimiento, el riesgo de ataque cerebral o de muerte puede ser de aproximadamente el 3%. Esto significa que hay un 97% de probabilidades de que estas cosas no ocurran. 5

La endoarteriectomía y la colocación de endoprótesis tienen tasas similares de riesgo. 5 Pero la endoarteriectomía suele ser más segura que la colocación de endoprótesis para personas de más de 70 años. Para las personas en este grupo de edad, el riesgo de ataque cerebral o de muerte a causa de la colocación de una endoprótesis es demasiado alto. 5

Otros riesgos de la endoarteriectomía carotídea incluyen:

  • Infección.
  • Problemas respiratorios.
  • Daño nervioso que puede causar problemas graves, como dificultad para tragar.

Otros riesgos de la colocación de una endoprótesis en una arteria carótida incluyen:

  • Infección.
  • Sangrado o daño al vaso sanguíneo en el sitio de inserción del catéter.

La probabilidad de tener un problema grave depende de cosas como su edad y su estado de salud general. El médico puede ayudarle a comprender su riesgo de tener problemas debido a un procedimiento. Es importante que el riesgo sea inferior al 3%. También es importante encontrar un cirujano y un hospital que tengan experiencia en hacer este procedimiento y que tengan una tasa baja de problemas graves. 4

¿Qué pruebas pueden ayudar a su médico a decidir si un procedimiento es una opción para usted?

Su médico puede recomendarle pruebas como una angiografía carotídea, una ecografía carotídea o una angiorresonancia magnética (MRA, por sus siglas en inglés). Estas pruebas pueden ayudar a su médico a:

  • Medir el alcance del estrechamiento en sus arterias carótidas. Por lo general, se expresa en forma de porcentaje. Por ejemplo, si la placa está obstruyendo la mitad de la arteria, el médico puede decir que la arteria está estrechada un 50%. Si la placa está obstruyendo tres cuartos de la arteria, el médico puede decir que la arteria está estrechada un 75%.
  • Revisar lo bien que circula la sangre por la zona que está estrechada a causa de la placa.
  • Encontrar la ubicación del estrechamiento. Algunas de estas pruebas pueden revisar las arterias carótidas así como los vasos sanguíneos que se ubican por encima y por debajo del cuello.
  • Determinar el tipo de placa que está estrechando la arteria. Pero no hay ninguna prueba que pueda indicar con certeza qué placas tienen probabilidades de causar la formación de un coágulo de sangre y provocar un ataque cerebral.

¿Por que podría recomendarle su médico un procedimiento para la arteria carótida?

El médico podría sugerirle que se haga un procedimiento si parece probable que los beneficios del procedimiento superen los riesgos. Para decidir si esto es así, el médico revisará varias cosas, entre las que se incluyen:

  • El alcance del estrechamiento en su arteria carótida. El procedimiento puede ser una opción si usted tiene un estrechamiento grave. Esto puede significar un estrechamiento de más del 60% al 70%. Hacerse un procedimiento no es una opción si usted tiene un estrechamiento de menos del 50%.
  • La ubicación del estrechamiento en la arteria.
  • Su salud. Un procedimiento puede ser una opción si usted no tiene otros problemas graves de salud. Tener un problema grave de salud aumenta su riesgo de problemas debido a un procedimiento.
  • Su edad y su esperanza de vida. Hacerse un procedimiento no reduce el riesgo de un ataque cerebral de inmediato. Para tener una reducción en el riesgo de ataque cerebral, es necesario que su esperanza de vida sea de al menos otros 5 años.

Un médico podría ofrecerle la opción de hacerse un procedimiento, pero esta no es una decisión clara. Tampoco es una decisión que usted deba tomar deprisa. Puede tomarse tiempo para comparar sus opciones y decidir qué es lo mejor para usted. Su opinión sobre los riesgos y los beneficios es igual de importante que la evidencia médica.

2. Compare sus opciones

  Hacerse un procedimiento No hacerse un procedimiento
¿Qué implica generalmente?
  • Probablemente pase 1 o 2 noches en el hospital.
  • Puede retomar sus actividades cotidianas en el término de una semana o dos, si no son demasiado extenuantes.
  • Tendrá que seguir tomando medicamentos y llevar un estilo de vida saludable.
  • Usted toma medicamentos y hace cambios de estilo de vida saludables para reducir su riesgo de ataque cerebral.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Un procedimiento carotídeo puede reducir el riesgo a largo plazo de tener un ataque cerebral de un 2% al año a un 1% al año. 2 3
  • Un procedimiento tiene mayores probabilidades de beneficiar a las personas que tienen un estrechamiento de las arterias carótidas de un 60% a un 70% o más. 4
  • Los medicamentos y los cambios de estilo de vida pueden reducir su riesgo de ataque cerebral.
  • Usted evita los riesgos de un procedimiento.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Existen alrededor de un 3% de probabilidades de que el procedimiento en sí cause un ataque cerebral o la muerte. El riesgo es mayor durante los primeros 30 días después de que se haga el procedimiento. 5
  • Es posible que tenga un ataque cerebral a pesar del procedimiento. Su arteria podría volver a estrecharse.
  • Estos procedimientos también conllevan riesgos, que incluyen sangrado, infección y daño nervioso.
  • Es posible que de todos modos tenga un ataque cerebral.
  • Los medicamentos y los cambios en el estilo de vida por sí solos podrían no reducir su riesgo a largo plazo de tener un ataque cerebral tanto como lo haría un procedimiento.

Historias personales

Historias personales acerca de los procedimientos para la arteria carótida

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Me preocupa que una de mis arterias carótidas tiene un estrechamiento de casi el 90%. No tengo problemas de salud graves, así que mi médico me dijo que estoy lo suficientemente sano como para hacerme un procedimiento. Tomo mis medicamentos sin falta y hago actividad, pero quiero reducir mi riesgo de ataque cerebral tanto como pueda. Y, con el tiempo, un procedimiento podría reducir mi riesgo un poco más. Soy consciente de que hacerme un procedimiento también tiene riesgos, pero pienso que deseo hacérmelo."

— David, 76 años

"Tengo un estrechamiento de aproximadamente el 80% en una de mis arterias. Mi médico dice que puedo hacerme un procedimiento, pero ¿por qué voy a querer elegir un tratamiento que aumentaría mis probabilidades de tener un ataque cerebral a corto plazo? Para mí, eso no tiene sentido. Voy a seguir manteniéndome sana tomando mis medicamentos y haciendo ejercicio."

— Charlene, 68 años

"Estoy realmente preocupado de tener un ataque cerebral. Sé que el procedimiento puede causar un ataque cerebral, pero supongo que tengo una mejor probabilidad de evitar problemas si me hago el procedimiento mientras aún soy relativamente joven y estoy bastante sano. Estoy dispuesto a correr el riesgo ahora para reducir mis probabilidades de tener un ataque cerebral en el futuro."

— Roberto, 67 años

"Mis arterias carótidas están estrechadas alrededor de un 75%, pero por lo demás tengo bastante buena salud. Tomo mis medicamentos como se supone que debo hacerlo, y me ayudan a reducir mi riesgo de ataque cerebral. Mi médico dice que esta no es una decisión urgente, así que no me voy a hacer un procedimiento por ahora. Y voy a reflexionar cuidadosamente acerca de si es algo que tal vez desee hacerme más adelante."

— Golda, 71 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Razones para hacerse un procedimiento carotídeo

Razones para no hacerse un procedimiento carotídeo

Me preocupa mucho mi riesgo a largo plazo de tener un ataque cerebral y quiero hacer todo lo que pueda para prevenirlo.

No me preocupa demasiado tener un ataque cerebral.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Quiero reducir mi riesgo a largo plazo de tener un ataque cerebral tanto como pueda.

Quiero evitar los graves riesgos de un procedimiento.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Tomo medicamentos y tengo hábitos saludables, pero quiero reducir mi riesgo de ataque cerebral aún más.

Prefiero hacer todo lo que pueda para reducir mi riesgo de ataque cerebral solo con medicamentos y hábitos saludables.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

   
             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Hacerme un procedimiento para la arteria carótida

NO hacerme un procedimiento para la arteria carótida

             
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. ¿Es este procedimiento una opción para las personas que solo tienen una pequeña obstrucción en las arterias carótidas?

  • No
  • No estoy seguro
Usted tiene la razón. Este procedimiento no es una opción a menos que usted tenga un estrechamiento de la arteria carótida de un 60% a un 70% o más.

2. ¿Se reducirá el riesgo de ataque cerebral de inmediato si usted se hace un procedimiento?

  • No
  • No estoy seguro
Usted tiene la razón. Hacerse un procedimiento de la arteria carótida puede ayudar a prevenir un ataque cerebral a largo plazo. Pero a corto plazo aumenta el riesgo de ataque cerebral y de muerte.

3. Si usted decide hacerse un procedimiento, ¿podrá dejar de tomar medicamentos que ayudan a prevenir el ataque cerebral?

  • No
  • No estoy seguro
Usted tiene la razón. Tendrá que seguir tomando medicamentos y llevar un estilo de vida saludable para ayudar a reducir su riesgo de ataque cerebral.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

         
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico primario Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Robert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Raman G, et al. (2013). Management strategies for asymptomatic carotid stenosis: A systematic review and meta-analysis. Annals of Internal Medicine, 158(9): 676-685. DOI: 10.7326/0003-4819-158-9-201305070-00007. Accessed February 23, 2015.
  2. Halliday A, et al. (2004). Prevention of disabling and fatal strokes by successful carotid endarterectomy in patients without recent neurological symptoms: Randomized controlled trial. Lancet, 363(9420): 1491-1502. DOI: 10.1016/S0140-6736(04)16146-1. Accessed June 18, 2015.
  3. Halliday A, et al. (2010). 10-year stroke prevention after successful carotid endarterectomy for asymptomatic stenosis (ACST-1): A multicentre randomised trial. Lancet, 376(9746): 1074-1084. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(10)61197-X. Accessed June 17, 2015.
  4. Meschia JF, et al. (2014). Guidelines for the primary prevention of stroke: A statement for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke, published online October 28, 2014. DOI: 10.1161/STR.0000000000000046. Accessed October 29, 2014.
  5. Brott TG, et al. (2010). Stenting versus endarterectomy for treatment of carotid-artery stenosis. New England Journal of Medicine, 363(1): 11-23.
Otras obras consultadas
  • Bonati LH, et al. (2012). Percutaneous transluminal balloon angioplasty and stenting for carotid artery stenosis. Cochrane Database of Systematic Reviews (9). DOI: 10.1002/14651858.CD000515.pub4. Accessed September 12, 2014.
  • Brott TG, et al. (2011). 2011 ASA/ACCF/AHA/AANN/AANS/ACR/ASNR/CNS/SAIP/SCAI/SIR/SNIS/SVM/SVS guideline on the management of patients with extracranial carotid and vertebral artery disease. Circulation, 124(4): e54-e130. DOI: 10.1161/CIR.0b013e31820d8c98. Accessed February 23, 2015.
  • Halliday A, et al. (2004). Prevention of disabling and fatal strokes by successful carotid endarterectomy in patients without recent neurological symptoms: Randomized controlled trial. Lancet, 363(9420): 1491-1502. DOI: 10.1016/S0140-6736(04)16146-1. Accessed June 18, 2015.
  • Meschia JF, et al. (2014). Guidelines for the primary prevention of stroke: A statement for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke, published online October 28, 2014. DOI: 10.1161/STR.0000000000000046. Accessed October 29, 2014.
  • Raman G, et al. (2013). Management strategies for asymptomatic carotid stenosis: A systematic review and meta-analysis. Annals of Internal Medicine, 158(9): 676-685. DOI: 10.7326/0003-4819-158-9-201305070-00007. Accessed February 23, 2015.
  • Ricotta JJ, et al. (2011). Updated Society for Vascular Surgery guidelines for management of extracranial carotid disease. Journal of Vascular Surgery, 54(3): e1-e31. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.jvs.2011.07.031. Accessed February 24, 2015.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.