Problemas en los pies: Cómo encontrar los zapatos adecuados

Saltar a la barra de navegación

Introducción

El calzado desempeña un papel importante en el desarrollo de los problemas en los pies y en los dedos de los pies, como los juanetes , los callos y los helomas (ojos de gallo), y los dedos de los pies en martillo, en garra y en maza . Los zapatos que no calzan en forma adecuada hacen que estas afecciones empeoren y sean más dolorosas. Pero usar los zapatos adecuados puede ayudar a evitar que empeoren los problemas del pie.

  • Un zapato cómodo y que calza bien le brinda una mejor probabilidad de:
    • Aliviar el dolor en el pie o en el dedo del pie provocado por una deformidad o un problema de las articulaciones.
    • Evitar que el problema del pie o del dedo del pie empeore.
    • Evitar que un problema de las articulaciones de los dedos de los pies regrese después de una cirugía correctiva.
  • Antes de comprar zapatos para su problema en los pies, pídale recomendaciones a su podólogo.

¿Cómo encuentro los zapatos adecuados?

Para algunas personas, la única opción aceptable es una sandalia o un zapato deportivo que no frote contra un juanete, callo o heloma, o dedos de los pies en martillo, en garra o en maza. También tal vez pueda hacer que un zapatero modifique sus zapatos para que sean más cómodos. Pero la mayoría de las personas podrán encontrar un zapato que les provoque poco o nada de dolor y les permita andar.

Antes de comprar calzado nuevo, pídale recomendaciones a su podólogo según sus necesidades específicas.

Tenga en cuenta lo siguiente cuando compre calzado:

  • Pruébese los zapatos al final del día, cuando los pies están en su tamaño más grande debido a la hinchazón normal.
  • Si tiene plantillas comunes o plantillas ortopédicas , llévelas con usted para probarlas en varios zapatos.
  • El tamaño de los zapatos, especialmente el ancho, podría cambiar con la edad. Medirse ambos pies asegura un buen calce e identifica qué pie es más grande. Pruébese los zapatos de acuerdo a cómo se siente el pie más grande en el zapato.
  • Póngase de pie mientras se prueba los zapatos para obtener una sensación precisa del calce.
  • Camine alrededor de la tienda para asegurarse de que el zapato se sienta cómodo.
  • Si un zapato se siente cómodo, pero no es su talla normal, preste atención a cómo se siente. Ignore la talla del zapato.
  • No debería tener que "ablandar" los zapatos si estos calzan en forma adecuada.
  • Si un zapato determinado calza ajustado, el empleado de la zapatería podría estirar el zapato para un mejor calce.
  • Si usted corre un riesgo alto de caerse, pregúntele a su médico qué más tiene que considerar cuando elija un calzado.

Cuando busque el calce adecuado en una tienda, procure encontrar:

  • Un tacón bajo. Evite los tacones altos, los zapatos estrechos o en punta. Los tacones altos aumentan la presión en el frente del pie y en las articulaciones de los dedos de los pies. Si no puede evitar usar zapatos de salón o con tacones altos, elija zapatos con tacones que no superen 2 pulgadas (5 cm) de altura.
  • Una punta ancha y profunda (el área que rodea los dedos de los pies). Debería haber alrededor de 0.5 pulgada (1.3 cm) de espacio entre el dedo del pie más largo y el final del zapato. Debería poder mover los dedos de los pies en los zapatos.
  • Un zapato cuya parte de atrás sea blanda pero rígida para evitar que el talón se le salga del zapato.
  • Una suela que no le haga doler. Para algunas personas, esto significa una suela flexible que permita que los dedos de los pies se doblen mientras camina. Para otras personas, una suela firme que ayude a las articulaciones a permanecer derechas es más cómoda.
  • Un zapato que permita que el antepié calce de manera ajustada en la parte más ancha del zapato.
  • Un zapato con cordones, Velcro o cierre de cremallera en lugar de un zapato sin cordones. Los zapatos deportivos son una buena opción.
  • Zapatos que permiten que los pies respiren cuando los pies suden. Evite los zapatos de plástico o de vinilo.
  • Zapatos que no tienen costuras, que podrían frotar contra la piel o irritar la piel que se encuentra por encima de su problema en el pie.

En el hogar:

  • Use sandalias o zapatos planos de cuero blando o pantuflas, o compre un par de zapatos económicos de tela y corte un agujero sobre la articulación afectada.
  • Ande descalzo en la mayor medida posible (o simplemente use calcetines) a menos que tenga diabetes o enfermedad arterial periférica u otras afecciones que disminuyen la sensibilidad en los pies. Se alienta a las personas que tienen estas afecciones y tienen una sensibilidad limitada o nada de sensibilidad en los pies a no andar descalzas debido a que es más probable que las lesiones desapercibidas en los pies se infecten.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Gavin W. G. Chalmers, DPM, FACFAS - Podólogo y cirugía podológica

Revisado29 noviembre, 2017