Procedimientos para la arteria carótida después de un ataque cerebral o AIT

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Cuándo es una opción un procedimiento para la arteria carótida?

Usted tiene dos arterias carótidas , una a cada lado del cuello. Transportan sangre al cerebro. El estrechamiento ( estenosis ) en una arteria carótida aumenta su riesgo de ataque cerebral. Si usted ha tenido un ataque cerebral o un ataque isquémico transitorio (AIT) , su médico puede sugerirle que se someta a un procedimiento para la arteria carótida para ayudarle a reducir su riesgo de tener un ataque cerebral.

Existen dos tipos de procedimientos para la arteria carótida: cirugía de endarterectomía carotídea y la colocación de una endoprótesis ("stent") en la arteria carótida. La endarterectomía (también llamada endoarteriectomía) es más común que la colocación de una endoprótesis.

Su médico revisará varias cosas para ver si un procedimiento es una opción para usted. Estas cosas incluyen:

  • El grado de estrechamiento en las arterias carótidas. Un procedimiento puede ser una opción si el estrechamiento es más del 50%.
  • Si ha tenido un ataque cerebral o un AIT dentro de los últimos 6 meses.
  • Si tiene un bajo riesgo (menos del 6%) de morir o de tener un ataque cerebral a causa de un procedimiento.

Un médico puede darle la opción de someterse a un procedimiento, pero tal vez no sea un caso claro para decidir. Su opinión sobre los riesgos y los beneficios es igual de importante que la evidencia médica.

¿Cómo se realizan estos procedimientos?

La endarterectomía carotídea es una cirugía para extraer la acumulación de placa de una arteria carótida. Durante esta cirugía, un cirujano:

  • Hace un corte en el cuello justo de bajo de la mandíbula.
  • Abre la arteria carótida y extrae la placa cuidadosamente.
  • Cierra la arteria y las incisiones en la piel con puntos de sutura.

La colocación de una endoprótesis se conoce también como angioplastia carotídea. Es similar a una angioplastia coronaria, la cual se hace para abrir las arterias estrechadas u obstruidas en el corazón. Durante este procedimiento, un médico:

  • Hace pasar un tubo por una arteria en la ingle o en el brazo y lo hace llegar hasta la arteria carótida.
  • Infla un pequeño globo para ampliar la porción estrechada de la arteria.
  • Coloca un pequeño tubo expandible, llamado endoprótesis o stent para mantener la arteria abierta.

¿Cuál es la eficacia de los procedimientos para la arteria carótida?

  • En las personas que ya han tenido un AIT o un ataque cerebral y que tienen un estrechamiento del 50% al 99% de las arterias carótidas, la endarterectomía carotídea reduce el riesgo de AIT y ataque cerebral. nota 1
  • La colocación de una endoprótesis en las arterias carótidas puede funcionar tan bien como la endarterectomía para prevenir un ataque cerebral en algunas personas que tienen estrechadas las arterias carótidas. nota 2
  • La endarterectomía suele ser más segura que la colocación de una endoprótesis para las personas mayores de 70 años. Para las personas en este grupo de edad, el riesgo de ataque cerebral o de muerte a causa de la colocación de una endoprótesis es demasiado alto. nota 3

El momento de la realización es un factor importante en lo bien que funcionan estos procedimientos. Las personas pueden beneficiarse más de un procedimiento si se hace dentro de las 2 semanas de ocurrido el ataque cerebral o el AIT. Este es el momento en que el riesgo de ataque cerebral es más alto.

¿Cuáles son los riesgos de los procedimientos para la arteria carótida?

Los riesgos de la endarterectomía carotídea incluyen:

  • Infección.
  • Problemas respiratorios.
  • Daño nervioso que puede causar problemas graves, como dificultad para tragar.
  • Ataque cerebral, ataque al corazón o muerte.

Los riesgos de la colocación de una endoprótesis incluyen:

  • Infección.
  • Sangrado en el sitio de inserción del catéter.
  • Daño al vaso sanguíneo en el sitio de inserción del catéter.
  • Ataque cerebral, ataque al corazón o muerte.

La probabilidad de tener un problema grave depende de cosas como su edad y su estado de salud general. El médico puede ayudarle a comprender su riesgo de tener problemas debido a un procedimiento. Es importante que su riesgo de ataque cerebral o muerte sea menor al 6%. nota 4 También es importante encontrar un cirujano y un hospital con experiencia en la realización del procedimiento y que tengan un índice bajo de problemas graves.

¿Quién no debería hacerse un procedimiento para la arteria carótida?

Para algunas personas, no se recomienda un procedimiento para la arteria carótida. Por ejemplo, un procedimiento tal vez no sea una opción si usted tiene:

  • Enfermedad grave de las arterias coronarias.
  • Enfermedad grave de las arterias que se ramifican a partir de las arterias carótidas.
  • Otros problemas médicos graves, como insuficiencia renal o insuficiencia cardíaca. Estos puede hacer que la cirugía sea más riesgosa.

¿Hay otras maneras principales de reducir el riesgo de otro ataque cerebral?

Tomar medicamentos y hacer cambios de estilo de vida saludables son muy importantes para prevenir otro ataque cerebral. Estos pasos ayudan a controlar las afecciones que aumentan su riesgo de ataque cerebral.

Someterse a un procedimiento no es un sustituto de estas medidas. Si usted decide hacerse un procedimiento, todavía tendrá que tomar medicamentos y tener hábitos saludables.

Los medicamentos que pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cerebral incluyen:

  • Aspirina u otros medicamentos que previenen la formación de coágulos de sangre.
  • Medicamentos para la presión arterial. Estos ayudan a prevenir el daño a los vasos sanguíneos que puede causar una acumulación de placa.
  • Estatinas, que ayudan a reducir el colesterol.

Los hábitos saludables que pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cerebral incluyen:

  • No fumar.
  • Comer alimentos saludables para el corazón.
  • Estar activo. Su médico puede indicarle qué cantidad y qué clase de actividad son adecuadas para usted.
  • Mantenerse en un peso saludable o bajar de peso si lo necesita.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Rerkasem K, Rothwell PM (2011). Carotid endarterectomy for symptomatic carotid stenosis. Cochrane Database of Systematic Reviews (4).
  2. Brott TG, et al. (2010). Stenting versus endarterectomy for treatment of carotid-artery stenosis. New England Journal of Medicine, 363(1): 11-23.
  3. Bonati LH, et al. (2012). Percutaneous transluminal balloon angioplasty and stenting for carotid artery stenosis. Cochrane Database of Systematic Reviews (9). DOI: 10.1002/14651858.CD000515.pub4. Accessed September 12, 2014.
  4. Kernan WN, et al. (2014). Guidelines for the prevention of stroke in patients with stroke and transient ischemic attack: A guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke, 45(7): 2160-2236. DOI: 10.1161/STR.0000000000000024. Accessed July 22, 2014.

Otras obras consultadas

  • Kernan WN, et al. (2014). Guidelines for the prevention of stroke in patients with stroke and transient ischemic attack: A guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke, 45(7): 2160-2236. DOI: 10.1161/STR.0000000000000024. Accessed July 22, 2014.
  • Meschia JF, et al. (2014). Guidelines for the primary prevention of stroke: A statement for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke, published online October 28, 2014. DOI: 10.1161/STR.0000000000000046. Accessed October 29, 2014.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Robert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología

Revisado5 octubre, 2017