Prueba de detección de cáncer de pulmón

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Las pruebas de detección ayudan a su médico a detectar un problema antes de que aparezcan síntomas. Esto aumenta las probabilidades de descubrir el problema temprano, cuando es más tratable.

Los estudios no indican que la prueba de detección de rutina para el cáncer de pulmón sea adecuada para la mayoría de las personas. Pero puede ayudar a aquellas que tienen el riesgo más alto de tener cáncer de pulmón: individuos de 55 años o más que fuman o que han fumado mucho.

La prueba de detección no previene el cáncer. Y es posible que no descubra todos los cánceres de pulmón. Pero las investigaciones revelan que si las personas que corren un riesgo más alto se hacen esta prueba todos los años, sus probabilidades de morir de cáncer de pulmón serán más bajas. nota 1

La prueba de detección de cáncer de pulmón se hace con una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) de dosis baja. Una tomografía computarizada usa rayos X, o radiación, para hacer imágenes detalladas del cuerpo. Los especialistas recomiendan que la prueba de detección se haga en centros médicos que se concentren en detectar y tratar el cáncer de pulmón.

¿Quién debería realizarse una prueba de detección de cáncer de pulmón?

La prueba de detección anual solo se recomienda para las personas que fuman mucho. Estas son las personas cuyos antecedentes de tabaquismo comprenden un índice de consumo de cigarrillos de al menos 30. Un índice de consumo de cigarrillos es una manera de medir cuánto fuma o fumó.

Para averiguar su índice de consumo, multiplique cuántas cajetillas al día (suponiendo que hay 20 cigarrillos por cajetilla) fuma por la cantidad de años que ha fumado. Por ejemplo:

  • Si fumó 1 cajetilla al día por 15 años, eso equivale a 1 por 15. Entonces su índice de consumo de cigarrillos es 15.
  • Si fumó 1½ cajetillas al día por 20 años, eso equivale a 1.5 por 20. Entonces su índice de consumo de cigarrillos es 30.
  • Si fumó 2 cajetillas al día por 15 años, eso equivale a 2 por 15. Entonces su índice de consumo de cigarrillos es 30.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. (U.S. Preventive Services Task Force) recomienda hacerse una prueba anual de detección de cáncer de pulmón si: nota 2

  • Tiene entre 55 y 80 años de edad.
  • Y tiene antecedentes de tabaquismo con un índice de consumo de al menos 30.
  • Y todavía fuma, o dejó de fumar dentro de los últimos 15 años.
  • Y está en buen estado de salud. (Tener un problema grave de salud podría significar que usted no puede recibir tratamiento para el cáncer de pulmón. El tratamiento podría conllevar un riesgo demasiado alto y podría no ayudarle a vivir más tiempo).

Riesgos de la prueba de detección de cáncer de pulmón

La CT para detectar el cáncer de pulmón no es perfecta. Puede mostrar un resultado anormal cuando en realidad no hay ningún cáncer. Esto se llama resultado positivo falso. Esto significa que es posible que necesite más pruebas para asegurarse de que no tiene cáncer. Estas pruebas pueden ser perjudiciales y causar mucha preocupación.

Estas pruebas pueden incluir más CT y estudios invasivos como una biopsia de pulmón. En una biopsia, el médico le toma una muestra de tejido del interior del pulmón para examinarla con un microscopio. Una biopsia es la única manera de saber si usted tiene cáncer de pulmón. Si se detecta cáncer con la biopsia, usted y su médico tendrán que decidir si lo van a tratar y, en ese caso, de qué manera.

Algunos cánceres de pulmón que se detectan en las tomografías computarizadas son inofensivos y no habrían causado ningún problema si no se hubieran descubierto en la prueba de detección. Pero como los médicos no pueden decir cuáles van a terminar siendo inofensivos, la mayoría se tratan. Esto significa que usted podría recibir tratamiento, incluyendo cirugía, radiación o quimioterapia, que no necesita.

Hay una pequeña probabilidad de enfermarse de cáncer por exposición a la radiación. En una tomografía computarizada de dosis baja se usa más radiación que cuando se hace una radiografía de pecho común. Pero se usa mucha menos que en una tomografía computarizada de dosis regular. Usted y su médico decidirán si la posibilidad de detectar cáncer de pulmón en forma temprana justifica el riesgo de hacerse esta prueba y de exponerse a radiación.

Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Wender R, Fontham ET, et al. (2013). American Cancer Society lung cancer screening guidelines. CA: A Cancer Journal for Clinicians, 63(2): 107-17.
  2. U.S. Preventive Services Task Force (2013). Screening for lung cancer: U.S. Preventive Services Task Force Recommendation Statement. Annals of Internal Medicine. DOI:10.7326/M13-2771. Accessed January 9, 2014.

Otras obras consultadas

  • American Lung Association (2012). Providing Guidance on Lung Cancer Screening To Patients and Physicians. http://www.lung.org/lung-disease/lung-cancer/lung-cancer-screening-guidelines/lung-cancer-screening.pdf. Accessed July 18, 2013.
  • Detterbeck FC, et al. (2013). Screening for lung cancer. Diagnosis and management of lung cancer, 3rd ed. American College of Chest Physicians evidence-based clinical practice guidelines. Chest, 143(5, Suppl): e78S-e92S.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2013). Screening for lung cancer: U.S. Preventive Services Task Force Recommendation Statement. Annals of Internal Medicine. DOI:10.7326/M13-2771. Accessed January 9, 2014.
  • Wender R, Fontham ET, et al. (2013). American Cancer Society lung cancer screening guidelines. CA: A Cancer Journal for Clinicians, 63(2): 107-17.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado3 mayo, 2017