Queratomileusis in situ asistida con láser (LASIK) para la hipermetropía

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La queratomileusis in situ asistida con láser (LASIK) es el procedimiento preferido para corregir la hipermetropía . Cambia la forma del ojo. En el procedimiento de LASIK se crea un colgajo delgado en la córnea usando una cuchilla o un láser. Se levanta el colgajo y se aplica un láser al tejido central de la córnea. El láser entra en contacto con la córnea en un patrón circular alrededor de la zona óptica central. Esto cambia el perfil de la córnea, haciendo que se eleve. El láser elimina tejido de la córnea de manera muy precisa sin dañar los tejidos cercanos. A continuación, se vuelve a colocar el colgajo, lo que permite una curación rápida.

El LASIK se realiza en el consultorio de un cirujano o en un centro quirúrgico ambulatorio. No requiere hospitalización.

Este procedimiento puede no estar disponible en todas las áreas, pero se hace en la mayoría de las grandes ciudades.

Qué esperar después de la cirugía

La mayoría de las personas tienen poco o nada de dolor después de la cirugía LASIK. Y la mayoría de las personas que se han hecho LASIK ven bastante bien al día siguiente.

Su médico le pedirá que vuelva el día después de la cirugía para examinarlo y durante aproximadamente 6 meses para hacerle exámenes de seguimiento regulares.

Después de la cirugía LASIK para corregir la hipermetropía:

  • Notará el ojo irritado y rasposo el día de la cirugía. Y tal vez tenga el ojo muy lloroso.
  • Es posible que tenga que llevar puesto un protector para el ojo durante unos días después de la cirugía.
  • Puede tener la vista borrosa o nublada durante unos días o hasta una semana después de la cirugía. No maneje hasta que se le aclare la vista.
  • Su médico podría recetarle gotas para los ojos con el fin de reducir la inflamación y el riesgo de infección. Quizá tenga que usarlas durante varios meses después de la cirugía.
  • Evite los deportes intensos, el maquillaje de ojos y cualquier actividad durante la cual pueda entrarle agua en el ojo. El cirujano podría recomendarle que se duche antes de la cirugía y que luego evite ducharse durante un día o dos para evitar que le entre agua en el ojo.
  • Los síntomas de ojo seco son comunes pero suelen ser temporales.

Por qué se hace

La cirugía LASIK puede usarse para corregir la hipermetropía de leve a moderada. Tratar la hipermetropía grave no es tan eficaz como tratar la hipermetropía de leve a moderada.

El LASIK es un procedimiento electivo y cosmético que se hace para corregir la hipermetropía en ojos que por lo demás están sanos.

El procedimiento no puede hacerse en personas que: nota 1

  • No hayan tenido la vista estable durante al menos 1 año.
  • Tengan menos de 18 años.
  • Estén embarazadas, ya que el embarazo puede provocar cambios en la córnea.
  • Tengan una enfermedad o anomalía de la córnea, como queratocono o edema corneal u otra enfermedad ocular, como glaucoma avanzado o no controlado o cataratas.
  • Tengan diabetes mal controlada o complicaciones de la diabetes que afectan la vista.
  • Tengan un riesgo significativo de dañarse la córnea debido a su trabajo o a un pasatiempo.

Eficacia

La cirugía LASIK es relativamente nueva. (Fue aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. en el año 2000). Poco se sabe acerca de los resultados a largo plazo. Los médicos continúan mejorando la técnica y evaluando los resultados a largo plazo.

A corto plazo, se ha demostrado que el LASIK es muy eficaz para reducir la hipermetropía de leve a moderada.

LASIK funciona mejor para el tratamiento de niveles más bajos de hipermetropía que niveles más altos.

Riesgos

El riesgo de complicaciones de la cirugía LASIK es bajo y se reduce aún más si el cirujano tiene más experiencia. Busque un especialista de córnea o un cirujano que haga esta cirugía con frecuencia.

Las complicaciones y los efectos secundarios del LASIK pueden incluir:

  • Problemas de visión nocturna, como halos (frecuentemente descritos como un círculo brillante alrededor de fuentes de luz como faros de automóvil o farolas).
  • Reflejos molestos o mayor sensibilidad a la luz brillante.
  • Ver doble (diplopía), generalmente en un ojo.
  • Nuevo astigmatismo causado por arrugas en el colgajo de la córnea o por otras complicaciones con el colgajo.
  • Problemas nuevos o peores con la sequedad del ojo.
  • Visión borrosa (opacidad de la córnea como resultado de la cicatrización). Esto a veces se conoce como neblina corneal. Esto es menos común con el LASIK de lo que lo es con el procedimiento PRK y tiende a desaparecer rápidamente.

Las complicaciones graves que ponen en peligro la vista son poco frecuentes, pero pueden incluir:

  • Infección de la córnea (queratitis).
  • Presión elevada dentro del ojo (presión intraocular), que puede provocar glaucoma .

Dado que el LASIK es un procedimiento relativamente nuevo, los riesgos a largo plazo aún no se conocen.

Para pensar

Si usted está pensando en someterse a cirugía para mejorar la hipermetropía, hable con su médico sobre las diferentes opciones (LASIK, PRK, LASEK, implantes de lentes intraoculares, CK y LTK). LASIK es la cirugía refractiva preferida para la mayoría de las personas.

Asegúrese de guardar un registro de las medidas originales del ojo de este procedimiento (su médico puede dárselas) en caso de que necesite operarse de cataratas en el futuro. Este registro puede ayudar al médico a calcular la potencia de los futuros implantes después de las cataratas.

El LASIK es un procedimiento cosmético. El costo de la cirugía refractiva varía. La mayoría de las compañías de seguros no cubren el costo de la cirugía refractiva.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Academy of Ophthalmology (2007). Refractive Errors and Refractive Surgery (Preferred Practice Pattern). San Francisco: American Academy of Ophthalmology. Also available online: http://one.aao.org/CE/PracticeGuidelines/PPP.aspx.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Christopher J. Rudnisky, MD, MPH, FRCSC - Oftalmología

Revisado3 marzo, 2017