Reducción de las futuras olas de COVID-19

Reducción de las futuras olas de COVID-19

[English]

Reducción de las futuras olas de COVID-19

Generalidades

Gráfico que muestra cómo aplanar la curva del COVID-19

Cuando los expertos elaboran un gráfico de la primera ola de infecciones por COVID-19, este muestra una línea plana que se curva marcadamente hacia arriba, como una rampa en un parque de patinetas. Una curva pronunciada significa que el virus se está propagando rápidamente. Esto se debe a que cada persona infectada transmite la enfermedad a más de una persona. Luego, cada una de esas personas la transmite a otras personas. Y la curva sigue subiendo.

"Aplanar la curva" significa tomar medidas para evitar la propagación del virus. La curva se vuelve menos pronunciada y menos elevada porque hay menos personas infectadas al mismo tiempo. Aplanar la curva puede conducir a picos más pequeños en futuras olas de infección y a un menor impacto en nuestras comunidades, nuestros hospitales y nuestras vidas.

Las medidas de prevención como el distanciamiento físico ayudaron a reducir la cantidad de infecciones durante la primera ola de COVID-19. A medida que el virus se propaga, un gráfico de la enfermedad probablemente se verá como una serie de olas.

  • Habrá un descenso en la línea cuando bajen las tasas de infección. Esto podría suceder debido al aumento del distanciamiento físico o al lavado cuidadoso de las manos.
  • La línea se elevará cuando se produzcan nuevos brotes de infección. Por ejemplo, esto podría suceder si las personas no tienen cuidado y no usan una cubierta facial en público o si comienzan a pasar más tiempo con personas con las que no viven.

Las medidas para limitar la propagación del virus pueden ayudar a "aplanar la curva" de estas olas de infección.

Hay dos motivos principales. El primero es que el COVID-19 puede causar enfermedad grave y la muerte. El segundo es que si muchas personas se enferman al mismo tiempo, es posible que los proveedores de atención médica no puedan atender a todo el mundo.

Es cierto que muchas personas infectadas no se enfermarán de gravedad. La mayoría de las personas se recuperan en casa sin problemas. Pero algunas personas, especialmente aquellas que son mayores o tienen otros problemas de salud, se enferman gravemente y necesitan cuidados intensivos en un hospital. Si demasiadas personas se enferman de gravedad al mismo tiempo, la comunidad médica podría no tener los recursos para atender a las personas de la manera que necesitan.

Reducir la propagación del virus puede reducir futuras olas de infección. Esto implica menos personas gravemente enfermas, menos muertes y una menor sobrecarga de nuestro sistema de atención médica.

Estas son algunas cosas importantes que puede hacer para evitar contraer el virus o, si lo contrae, para evitar contagiarlo a otras personas.

  • Practique el distanciamiento físico.

    Si es posible, quédese en casa y mantenga a los niños en casa. Cuando esté en un lugar público, mantenga un espacio de 6 pies entre usted y los demás. Use una cubierta facial de tela. Evite las multitudes y los lugares concurridos. Siga las órdenes de quedarse en casa u otras instrucciones para su área.

  • Practique una buena higiene.

    Lávese las manos con frecuencia. Fróteselas con agua y jabón durante 20 segundos. Esto es especialmente importante después de haber estado en un lugar público y después de toser, estornudar o sonarse la nariz. Si no puede lavarse las manos, use un desinfectante para manos con al menos un 60% de alcohol.

  • Si está enfermo, manténgase alejado de los demás.

    Duerma en una habitación separada y no comparta artículos del hogar como toallas, platos y vasos. Póngase una cubierta facial de tela cuando esté cerca de otras personas. Quédese en casa a menos que necesite atención médica. Si necesita atención o tiene que hacerse una prueba, llame a su médico. No vaya al consultorio médico ni al hospital a menos que le indiquen que lo haga.

Información relacionada

Créditos

Revisado: 15 septiembre, 2020

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica:

Heather Quinn MD - Medicina familiar

Lesley Ryan MD - Medicina familiar