Rehabilitación cardíaca: Programa para pacientes ambulatorios

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La rehabilitación cardíaca generalmente incluye un programa para pacientes ambulatorios. Este programa es una parte, o fase, de su rehabilitación cardíaca.

La meta es reducir su riesgo de tener problemas cardíacos en el futuro.

Usted participará en un programa de ejercicio supervisado.

Recibirá información y recursos para realizar cambios de estilo de vida, tales como:

  • No fumar.
  • Alimentarse de manera saludable.
  • Manejar el estrés.
  • Tomar sus medicamentos.

Es posible que también reciba rehabilitación profesional para que pueda volver a trabajar antes y de manera segura.

La rapidez con la que usted se recupere depende de su edad, sexo y otras afecciones de salud. Según su afección y cómo responda a la rehabilitación, usted podría permanecer en una etapa particular o retroceder y avanzar entre las diversas etapas. No hay un tiempo establecido de permanencia en una etapa específica.

Si una persona ha estado hospitalizada, el programa para pacientes ambulatorios puede realizarse después de un programa en el hogar . El programa en el hogar puede ayudar a facilitar la transición del hospital al hogar. Pero algunas personas podrían comenzar un programa para pacientes ambulatorios inmediatamente después de abandonar el hospital.

Programa de ejercicio supervisado

Hable con su médico acerca de cualquier otra limitación física o problemas médicos que usted tenga antes de comenzar un nuevo programa de ejercicio.

La frecuencia y la duración de las sesiones de rehabilitación para cada semana variarán dependiendo de la estructura de su programa personal. Los ejercicios pueden variar dependiendo de sus antecedentes médicos, su estado clínico y sus síntomas, y de si se sometió a cirugía cardíaca recientemente.

Usted hará ejercicio con regularidad, por lo general en un centro de rehabilitación hospitalario. El ejercicio incluirá estiramientos, ejercicio aeróbico y una introducción al entrenamiento de resistencia.

Sus metas de ejercicio son:

  • Aumentar su capacidad aeróbica.
  • Fortalecerse.
  • Aprender a controlarse la frecuencia cardíaca y a estimar su nivel de actividad.
  • Aprender ejercicios de estiramiento y de resistencia.

Varios miembros del personal de rehabilitación harán un seguimiento de su progreso. Un profesional de la salud controlará su frecuencia y ritmo cardíacos, su presión arterial y sus síntomas mientras usted se ejercita.

  • Lo más probable es que usted haga ejercicio (caminar, pedalear en una bicicleta fija, ejercicios para los brazos) de 3 a 5 veces por semana por entre 15 y 60 minutos cada vez, en función de su estado. Le revisarán la frecuencia cardíaca para asegurarse de que no se eleve demasiado. A medida que progresa, aprenderá a revisarse usted mismo la frecuencia y el ritmo cardíacos cuando haga ejercicio.
  • Como seguimiento, es posible que le hagan un electrocardiograma (ECG) de esfuerzo durante esta fase para evaluar cómo tolera su corazón el ejercicio.

Estiramiento y flexibilidad

Haga que el estiramiento sea parte de su precalentamiento y enfriamiento cada vez que haga ejercicio. Aumentar la flexibilidad tiene muchos beneficios. Y, como parte de su programa de mantenimiento físico de por vida, hacer estiramientos le ayudará a aumentar la cantidad de tiempo que puede seguir estando activo. Disfrute de la sensación de relajación mientras se estira. Mientras realiza cada ejercicio de manera lenta y controlada, concéntrese en su respiración y en ser más consciente de la amplitud de movimiento y la posición de su cuerpo.

Ejemplo de un programa:

  • Frecuencia: al menos 3 días a la semana
  • Intensidad: estírese hasta que sienta un leve malestar
  • Duración: entre 10 y 30 segundos por estiramiento
  • Repeticiones: entre 3 y 5 por estiramiento
  • Tipo: controle y sostenga el estiramiento sin resistencia; el énfasis está en la parte baja de la espalda y en las piernas

Ejercicio aeróbico

La fase III de la rehabilitación incluye un programa aeróbico controlado cuidadosamente que incluye uno o más tipos de ejercicio. Elija un ejercicio que le guste y anote la intensidad con la que se ejercita. Utilice su frecuencia cardíaca ideal (THR, por sus siglas en inglés) y el índice de esfuerzo percibido (RPE, por sus siglas en inglés).

Usted se ejercitará dentro de unos límites determinados de frecuencia cardíaca. Con el tiempo, el personal probablemente le pedirá que haga un mayor esfuerzo cuando haga ejercicio.

A veces, el ejercicio puede causar angina de pecho (como dolor o malestar en el pecho). Es importante que sepa cuándo alcanza una intensidad de ejercicio que le causa angina de pecho y que haga ejercicio por debajo de ese umbral. Así que preste atención a la intensidad de su frecuencia cardíaca en cuanto tenga señales de malestar o dolor en el pecho e informe a su médico y al personal que está supervisando su ejercicio. Se sugiere el uso de un monitor de frecuencia cardíaca para registrar con precisión la frecuencia cardíaca y hacer ejercicio entre 10 y 15 latidos por minuto (lpm) por debajo del umbral conocido.

Ejemplo de un programa


Modalidad

Aeróbico (caminar, nadar, bicicleta)



Intensidad



  • RPE: De 11 a 13 (de ligero a un poco intenso)
  • Frecuencia cardíaca: dentro de sus límites ideales de frecuencia cardíaca
  • 30 lpm por encima de la frecuencia cardíaca en reposo (RHR, por sus siglas en inglés)


Duración

De 15 a 60 minutos



Frecuencia



Un mínimo de 3 a 5 veces por semana



Progresión



  • Aumente la frecuencia cardíaca
  • Cambie la modalidad
  • Aumente la duración y la resistencia (gradualmente)

Entrenamiento de resistencia

Se ha demostrado que el entrenamiento de resistencia es muy eficaz para que los pacientes cardíacos mejoren la fuerza y la resistencia muscular así como para ayudar a mejorar los factores de riesgo coronarios. También disminuye la exigencia cardíaca de actividades diarias como levantar objetos y aumenta su capacidad de resistencia para realizar otras actividades. No empiece un programa de entrenamiento de resistencia sin hablarlo con su médico.

Cuando esté realizando un entrenamiento de resistencia, asegúrese de seguir las recomendaciones para una técnica y respiración correctas y una intensidad adecuada.

Ejemplo de un programa


Modalidad

Entrenamiento de resistencia (pesas de mano, máquinas)



Intensidad



  • RPE: De 11 a 13 (de ligero a un poco intenso)
  • Sin esfuerzo
  • Sin dolor
  • De 1 a 10 libras


Duración



  • 10 a 12 repeticiones por serie
  • 1 o 2 series por ejercicio


Frecuencia



  • 2 o 3 días a la semana
  • Añada después del ejercicio aeróbico


Progresión



  • Aumente la resistencia.
  • Reduzca el período de descanso entre las series.
  • Añada más ejercicios.

Referencias

Otras obras consultadas

  • American College of Sports Medicine (2010). Exercise prescription for patients with cardiac disease. In WR Thompson et al., eds., ACSM's Guidelines for Exercise Testing and Prescription, 8th ed., pp. 207-224. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Graham IM, et al. (2011). Rehabilitation of the patient with coronary heart disease. In V Fuster et al., eds., Hurst's the Heart, 13th ed., vol. 2, pp. 1513-1530. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD - Cardiología, Electrofisiologia

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Richard D. Zorowitz, MD - Medicina física y rehabilitacíon

Revisado6 diciembre, 2017