Reposo, hielo, compresión y elevación (RICE)

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Tan pronto como sea posible después de una lesión, como un esguince de rodilla o tobillo, usted puede aliviar el dolor y la hinchazón y estimular la curación y la flexibilidad con reposo, hielo, compresión y elevación o RICE, por sus siglas en inglés.

  • Reposo. Haga reposo y proteja la zona lesionada o dolorida. Interrumpa, cambie o tómese un descanso de cualquier actividad que podría estar causándole dolor o molestias.
  • Hielo. El frío reducirá el dolor y la hinchazón. Colóquese hielo o una compresa fría de inmediato para prevenir o reducir la hinchazón. Colóquese el hielo o la compresa fría de 10 a 20 minutos, 3 o más veces al día. Después de 48 a 72 horas, si la hinchazón ha desaparecido, aplíquese calor en la zona dolorida. No se coloque hielo ni calor directamente sobre la piel. Ponga una toalla encima de la compresa fría o caliente antes de colocársela sobre la piel.
  • Compresión. La compresión o la envoltura de la zona lesionada o dolorida con una venda elástica (como el vendaje Ace) ayudarán a disminuir la hinchazón. No la ajuste demasiado, ya que puede causar más hinchazón debajo de la zona afectada. Afloje la venda si está demasiado ajustada. Las señales de que el vendaje está demasiado ajustado incluyen entumecimiento, hormigueo, aumento del dolor, frío o hinchazón en la zona debajo del vendaje. Hable con su médico si piensa que necesita usar un vendaje durante más de 48 a 72 horas; podría haber un problema más grave.
  • Elevación. Eleve la zona lesionada o dolorida sobre almohadas mientras se coloca hielo y en todo momento que esté sentado o acostado. Trate de mantener la zona al nivel del corazón o por encima de este para ayudar a reducir la hinchazón.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) también pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón. Estos incluyen:

  • Ibuprofeno, como Advil o Motrin.
  • Naproxeno, como Aleve o Naprosyn.

Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

Cuando las molestias y el dolor hayan desaparecido, comience a hacer ejercicios de estiramiento y fortalecimiento en forma lenta; después, aumente gradualmente estos ejercicios.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Joan Rigg, PT, OCS - Terapía física

Revisado29 noviembre, 2017