Salpullido, 11 años o menos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Una piel sana es una barrera entre el interior del cuerpo y el ambiente externo. Un salpullido significa que algunos cambios han afectado la piel. Un salpullido por lo general es un problema menor o parte de una enfermedad que desaparecerá por sí misma. El salpullido puede estar causado por el contacto con una sustancia externa al cuerpo, por ejemplo, con hiedra venenosa ( dermatitis por contacto ), o por otras enfermedades más graves, como sarampión o escarlatina (inflamación de la garganta por estreptococos con salpullido).

Los salpullidos generalizados en todo el cuerpo que son causados por virus son más comunes en bebés y en niños pequeños que en adultos. El salpullido puede estar causado por una enfermedad viral si el niño también tiene resfriado, tos o diarrea, o bien si está en una guardería infantil donde haya otros niños con enfermedades virales. La mayoría de los salpullidos causados por virus no son graves y suelen desaparecer por sí mismos en unos cuantos días o en una semana. El tratamiento en el hogar suele ser lo único que se necesita para tratar este tipo de salpullido.

Después de que un niño haya tenido un salpullido causado por un virus, su cuerpo generalmente crea inmunidad a ese virus. Esa inmunidad protege al niño de volver a tener esa enfermedad viral específica y ese salpullido. Algunos salpullidos comunes causados por virus son:

  • Varicela . Este salpullido es una enfermedad común y contagiosa, causada por un tipo de virus del herpes.
  • Eritema infeccioso (quinta enfermedad) . Este salpullido facial le da un aspecto como si le hubieran abofeteado las mejillas. También causa un salpullido rosáceo y reticulado en los brazos, las piernas, el torso y las nalgas.
  • Roséola (roseola infantum). Este salpullido ocurre unos 3 días después de una fiebre alta.
  • Un virus desconocido. En ocasiones, nunca se llega a conocer el virus específico que causa un salpullido.

Los salpullidos localizados que afectan una zona del cuerpo tienen muchas causas diferentes y podrían desaparecer con el tratamiento en el hogar. Algunos salpullidos localizados comunes durante la infancia son:

  • Dermatitis del pañal . Este salpullido es causado por la fricción, la humedad, las sustancias químicas o las bacterias en la orina o las heces del bebé; por sustancias en los pañales desechables; o por el jabón usado para lavar los pañales de tela.
  • Impétigo . Esta infección bacteriana de la piel es causada por bacterias del género estreptococo o estafilococo.
  • Salpullido por calor . Este salpullido suele ser resultado de padres bien intencionados que abrigan demasiado a su bebé, pero puede sucederle a cualquier bebé en clima muy caliente.
  • Herpes labial . A veces, se llaman ampollas por fiebre. El herpes labial es un grupo de pequeñas ampollas que aparece sobre el labio y la piel que rodea a la boca causado por el virus del herpes simple.
  • Dermatitis por contacto . Este salpullido es causado por el contacto con alguna sustancia que cause una reacción alérgica , como alimentos, jabones o lociones. La mayoría de las dermatitis por contacto son leves y desaparecen cuando la piel del niño deja de estar en contacto con la sustancia.
  • Costra láctea . La costra láctea es una formación de escamas o costras amarillentas y grasosas en el cuero cabelludo del bebé. Es común en los bebés y se trata fácilmente. La costra láctea no es parte de ninguna enfermedad y no significa que el bebé no esté bien cuidado.

Entre los salpullidos que pueden requerir visitar a un médico se incluyen:

  • La enfermedad de Lyme, que es causada por una bacteria transmitida por las garrapatas de venado en algunas zonas. Suele aparecer un característico salpullido rojo y creciente en el sitio de la picadura de la garrapata y es seguido por síntomas de tipo gripal, como dolor de cabeza, escalofríos, fiebre, dolores corporales y rigidez.
  • Un salpullido que parece una quemadura solar y fiebre de 102 F (38.9 C) o más. Este tipo de salpullido puede ser causado por una rara afección llamada síndrome de choque tóxico .
  • Un salpullido rojizo y generalizado, muy raro y muy grave, que se llama necrólisis epidérmica tóxica (TEN, por sus siglas en inglés). Este tipo de salpullido puede hacer que la piel se pele, dejando grandes zonas de tejido que exudan líquido, como una quemadura grave. La TEN puede ocurrir después de usar ciertos medicamentos .

Para conocer la gravedad del salpullido, deben evaluarse los otros síntomas que ocurran con el salpullido. Revise los síntomas de su hijo para decidir si su hijo debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Revise sus síntomas

¿Su hijo tiene algún salpullido?
Salpullido
No
Salpullido
¿Qué edad tiene?
Menos de 3 meses
Menos de 3 meses
3 meses a menos de 3 años
3 meses a menos de 3 años
3 a 11 años
3 a 11 años
12 años o más
12 años o más
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Varón
Mujer
Mujer
¿Su hijo tiene alguna picadura de garrapata?
Picadura de garrapata
No
Picadura de garrapata
¿A su hijo le ha mordido o picado un insecto o una araña?
Picadura de insecto o araña
No
Picadura de insecto o araña
¿Parece estar enfermo su bebé?
Un bebé enfermo probablemente no se comporte con normalidad. Por ejemplo, el bebé podría ponerse mucho más fastidioso que lo habitual o no querer comer.
El bebé parece estar enfermo
No
El bebé parece estar enfermo
¿Qué tan enfermo cree que está su bebé?
Extremadamente enfermo
El bebé está muy enfermo (sin fuerzas y no responde)
Enfermo
El bebé está enfermo (tiene más sueño de lo habitual, no come o bebe como suele hacerlo)
Signs of shock
No
Signs of shock
¿Podría su hijo estar teniendo alguna reacción alérgica grave ?
Esto es más probable si su hijo ha tenido alguna reacción adversa a alguna sustancia en el pasado.
Posible reacción alérgica grave (anafilaxis)
No
Posible reacción alérgica grave (anafilaxis)
¿Su hijo tiene síntomas de una enfermedad grave?
Symptoms of serious illness
No
Symptoms of serious illness
Aparición repentina de moretones o manchas rojizas o moradas
No
Aparición repentina de moretones o manchas rojizas o moradas
¿Su hijo tiene algún sangrado anormal ?
Sangrado anormal
No
Sangrado anormal
¿Su hijo se siente aturdido y mareado, como si se fuera a desmayar?
Para algunas personas, es normal sentirse un poco aturdidas cuando recién se levantan. Sin embargo, es posible que cualquier aturdimiento fuera de ese sea grave.
Sensación de mareo o aturdimiento
No
Sensación de mareo o aturdimiento
¿Su hijo está sangrando ahora?
Sangrado anormal presente ahora
No
Sangrado anormal presente ahora
Síntomas de infección
No
Síntomas de infección
¿Hay vetas rojizas que se alejan del área o pus que drena de ella?
Vetas rojizas o pus
No
Vetas rojizas o pus
¿Su hijo tiene diabetes, el sistema inmunitario debilitado o algún tipo de elemento quirúrgico en el área?
"Elemento" incluye cosas como articulaciones artificiales, placas o tornillos, catéteres y bombas de administración de medicamentos.
Diabetes, problemas inmunitarios o equipo quirúrgico en la zona afectada
No
Diabetes, problemas inmunitarios o equipo quirúrgico en la zona afectada
¿Cree que el salpullido podría haber sido causado por maltrato o abandono?
El salpullido puede haber sido causado por maltrato o desatención
No
El salpullido puede haber sido causado por maltrato o desatención
¿Cree que su bebé tiene fiebre?
Fiebre
No
Fiebre
¿Le tomó la temperatura rectal?
Tomar la temperatura rectal es la única manera de asegurarse de que un bebé de esta edad no tenga fiebre. Si usted no sabe cuál es la temperatura rectal, lo más seguro es suponer que el bebé tiene fiebre y que necesita ser examinado por un médico. Cualquier problema que cause fiebre a esta edad podría ser grave.
Se tomó la temperatura rectal
No
Se tomó la temperatura rectal
¿La temperatura es de 100.4°F (38°C) o más?
La temperatura es de al menos 100.4°F (38°C)
No
La temperatura es de al menos 100.4°F (38°C)
¿Cree que su hijo tiene fiebre?
Fiebre
No
Fiebre
¿Le tomó la temperatura a su hijo?
Se tomó la temperatura
No
Se tomó la temperatura
¿Qué tan alta es la fiebre? La respuesta podría depender de la manera en que le tomó la temperatura .
Alta: 104°F (40°C) o más, oral
Fiebre alta: 104°F (40°C) o más, oral
Moderada: 100.4°F (38°C) a 103.9°F (39.9°C), oral
Fiebre moderada: de 100.4°F (38°C) a 103.9°F (39.9°C), oral
Leve: 100.3°F (37.9°C) o menos, oral
Fiebre leve: 100.3°F (37.9°C) o menos, oral
¿Qué tan alta cree que es la fiebre?
Alta
Cree que la fiebre es alta
Moderada
Cree que la fiebre es moderada
Leve o baja
Cree que la fiebre es leve
¿Durante cuánto tiempo ha tenido fiebre su hijo?
Menos de 2 días (48 horas)
Fiebre durante menos de 2 días
De 2 días a menos de 1 semana
Fiebre durante más de 2 días y menos 1 semana
1 semana o más
Fiebre durante 1 semana o más
¿Su hijo tiene algún salpullido que tiene aspecto de quemadura solar?
Salpullido con aspecto de quemadura solar
No
Salpullido con aspecto de quemadura solar
¿Su hijo tiene algún problema de salud o toma medicamentos que debilitan el sistema inmunitario ?
Disease or medicine that causes immune system problems
No
Disease or medicine that causes immune system problems
¿Presenta ampollas el salpullido?
El salpullido tiene ampollas
No
El salpullido tiene ampollas
El salpullido es:
¿Por todo el cuerpo?
El salpullido está por todo el cuerpo
¿En solo una zona?
El salpullido está en una zona del cuerpo
¿El salpullido es rojo, con descamación que deja áreas muy grandes en carne viva y que exudan líquido?
Salpullido rojizo que se pela con grandes zonas en carne viva y que exudan líquido
No
Salpullido rojizo que se pela con grandes zonas en carne viva y que exudan líquido
¿Su hijo tiene dolor de garganta?
Ciertas enfermedades pueden causar salpullido y dolor de garganta. Es posible que su hijo deba ser atendido más pronto si tiene ambos.
Dolor de garganta
No
Dolor de garganta
¿Hay llagas o un salpullido dentro de la boca o la nariz, o en los ojos?
Salpullido o llagas en la boca, la nariz o los ojos
No
Salpullido o llagas en la boca, la nariz o los ojos
¿Su hijo ha tenido alguna llaga en la piel durante más de una semana?
Llaga en la piel durante más de 1 semana
No
Llaga en la piel durante más de 1 semana
¿Tiene su hijo algún salpullido nuevo en forma de franja o de banda en un solo lado del cuerpo?
Nuevo salpullido en banda en un costado
No
Nuevo salpullido en banda en un costado
¿Cree que un medicamento o una vacuna podría estar causándole el salpullido?
Trate de recordar si el salpullido apareció después de que comenzara a usar un medicamento nuevo o una dosis más alta de un medicamento. ¿O apareció después de recibir una inyección o una vacuna?
Un medicamento puede estar causando un salpullido
No
Un medicamento puede estar causando un salpullido
¿El salpullido le provoca comezón?
Salpullido con comezón
No
Salpullido con comezón
¿La comezón es grave?
Grave significa que se rasca tan fuerte que la piel se corta o sangra.
Comezón intensa
No
Comezón intensa
¿La comezón ha interferido en el sueño o en las actividades normales durante más de 2 días?
La comezón ha afectado el sueño o las actividades normales durante más de 2 días
No
La comezón ha afectado el sueño o las actividades normales durante más de 2 días
¿Le duele el salpullido?
Salpullido con dolor
No
Salpullido con dolor
¿El salpullido produce un drenaje color miel que se seca y forma costras, y que cubre un área de más de 2 pulgadas (5.1 cm)?
Secreción de color dorado que se seca y forma costras y cubre más de 2 pulgadas (5.1 cm)
No
Secreción de color dorado que se seca y forma costras y cubre más de 2 pulgadas (5.1 cm)
¿Su hijo ha tenido algún salpullido durante más de 2 semanas?
Salpullido durante más de 2 semanas
No
Salpullido durante más de 2 semanas

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Si no está seguro de si la fiebre de un niño es alta, moderada o leve, tenga en cuenta lo siguiente:

Con fiebre alta:

  • El niño siente mucho calor.
  • Es probable que sea una de las fiebres más altas que haya tenido el niño.

Con fiebre moderada:

  • El niño siente calor o un poco de calor.
  • Usted está seguro de que el niño tiene fiebre.

Con fiebre leve:

  • Es posible que el niño sienta un poco de calor.
  • Usted cree que el niño podría tener fiebre, pero no está seguro.

Sangrado anormal significa cualquier sangrado abundante o frecuente, o cualquier sangrado que no sea normal para usted. Algunos ejemplos de sangrado anormal incluyen:

  • Hemorragia (sangrado) nasal.
  • Sangrado vaginal distinto (más abundante, más frecuente, en un momento diferente del mes) que lo habitual.
  • Sangrado rectal y heces sanguinolentas (con sangre).
  • Orina sanguinolenta o rosácea.
  • Las encías le sangran fácilmente cuando come o cuando se cepilla suavemente los dientes.

Cuando tiene un sangrado anormal en una zona del cuerpo, es importante considerar si ha estado sangrando en alguna otra parte. Esto puede ser un síntoma de un problema de salud más grave.

Determinadas afecciones de salud y medicamentos debilitan la capacidad del sistema inmunitario de combatir las infecciones y las enfermedades. Algunos ejemplos en los niños son:

  • Enfermedades como diabetes, fibrosis quística, enfermedad de células falciformes y enfermedades cardíacas congénitas.
  • Medicamentos esteroides, que se usan para tratar una variedad de afecciones.
  • Medicamentos que se hayan tomado después de un trasplante de órganos.
  • Quimioterapia y radioterapia para el cáncer.
  • No tener bazo.

Síntomas de infección pueden incluir:

  • Aumento del dolor, la hinchazón, la temperatura o el enrojecimiento en la zona o a su alrededor.
  • Vetas rojas que emanan de la zona.
  • Pus que supura de la zona.
  • Fiebre.

La temperatura varía un poco según cómo se mida. A continuación, se detallan los márgenes en niños de hasta 11 años, para temperaturas alta, moderada y leve según cómo se haya tomado la temperatura.

Temperatura bucal, timpánica (en el oído) o rectal

  • Alta: 104°F (40°C) o más
  • Moderada: 100.4°F (38°C) a 103.9°F (39.9°C)
  • Leve: 100.3°F (37.9°C) o menos

Una medición de la temperatura en la frente suele ser entre 0.5°F (0.3°C) y 1°F (0.6°C) más baja que la temperatura oral.

Temperatura axilar

  • Alta: 103°F (39.5°C) o más
  • Moderada: 99.4°F (37.4°C) a 102.9°F (39.4°C)
  • Leve: 99.3°F (37.3°C) o menos

Nota: Para niños de menos de 5 años, la temperatura rectal es la más precisa.

Los síntomas de enfermedad grave en un bebé podrían incluir los siguientes:

  • El bebé está flojo y caído como un muñeco de trapo.
  • El bebé no responde en absoluto cuando lo alzan, lo tocan o le hablan.
  • Es difícil despertar al bebé.

Los síntomas de enfermedad grave podrían incluir:

  • Dolor de cabeza intenso.
  • Rigidez en el cuello.
  • Cambios mentales, como sentirse confuso o mucho menos alerta.
  • Fatiga extrema (hasta el punto de resultarle difícil desenvolverse).
  • Temblores y escalofríos.

Puntos rojos o violáceos diminutos repentinos o moretones repentinos podrían ser los primeros síntomas de una enfermedad grave o de un problema de sangrado. Existen dos tipos.

Petequias:

  • Son puntos rojos o violáceos planos y diminutos en la piel o en el recubrimiento de la boca.
  • No se vuelven blancas cuando las presiona.
  • Van desde el tamaño de un puntito hasta el tamaño de una pequeña arveja y no causan comezón ni dolor.
  • Podrían extenderse por un área grande del cuerpo en el término de algunas horas.
  • Son distintas de los puntos rojos planos y diminutos o de las marcas de nacimiento que están presentes todo el tiempo.

Púrpura:

  • Es la aparición repentina y grave de moretones que ocurre sin ningún motivo claro.
  • Podría ser en un área o en todo el cuerpo.
  • Es distinta de la aparición de moretones que ocurre después de que se golpea con algo.

Los síntomas de una reacción alérgica grave (anafilaxia) pueden incluir:

  • Aparición repentina de zonas enrojecidas y elevadas (ronchas) en todo el cuerpo.
  • Hinchazón rápida de la garganta, la boca o la lengua.
  • Problemas para respirar.
  • Pérdida del conocimiento (desmayo). O podría sentirse muy aturdido o de repente sentirse débil, confuso o agitado.

Una reacción grave puede ser mortal. Si ha tenido una reacción alérgica adversa a una sustancia antes y se expone a ella nuevamente, trate cualquier síntoma como una urgencia. Incluso si los síntomas son leves al principio, pueden volverse muy graves rápidamente.

Un bebé que se encuentra extremadamente enfermo:

  • Puede estar flojo y caído como un muñeco de trapo.
  • Puede no responder en absoluto cuando lo alzan, lo tocan o le hablan.
  • Puede ser difícil despertarlo.

Un bebé que se encuentra enfermo (pero no extremadamente enfermo):

  • Puede tener más sueño de lo habitual.
  • Puede no comer ni beber tanto como lo hace habitualmente.

Muchos medicamentos recetados y sin receta pueden causar salpullido. Algunos ejemplos comunes son los siguientes:

  • Antibióticos.
  • Aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve).
  • Analgésicos (medicamentos para el dolor), como codeína.
  • Medicamentos anticonvulsivos.

El choque ("shock") es una afección potencialmente mortal que podría ocurrir rápidamente después de una enfermedad o lesión repentinas.

Los síntomas de choque en un niño podrían incluir:

  • Desmayo (pérdida del conocimiento).
  • Mucha somnolencia o dificultad para despertarlo.
  • No responde cuando lo tocan o le hablan.
  • Respira mucho más rápido de lo habitual.
  • Actúa confuso. Es posible que el niño no sepa dónde está.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Salpullido, 12 años o más
Picaduras de insectos y de arañas
Picaduras de garrapatas

Tratamiento en el hogar

La mayoría de los salpullidos desaparecen sin necesidad de tratamiento médico. El tratamiento en el hogar suele aliviar el dolor y la comezón hasta que desaparezca el salpullido.

Si su hijo ha estado en contacto con alguna sustancia que pueda causar dermatitis por contacto , como la hiedra venenosa , lave de inmediato la zona con abundante agua.

Una vez que haya aparecido el salpullido, trate de no tocarlo.

  • Use el jabón y el agua con moderación.
  • Deje el salpullido expuesto al aire siempre que sea posible.
  • Dígale a su hijo que no se rasque el salpullido.

Si su hijo tiene salpullido, no debería estar en contacto con otros niños ni con mujeres embarazadas. La mayoría de los salpullidos virales son contagiosos, especialmente si hay fiebre.

Alivio de la comezón

La comezón con el salpullido no suele ser grave, pero sí puede ser molesta y hacer que sea más probable que se infecte el salpullido. Es mucho más probable que piquen los salpullidos causados por varicela , eccema o dermatitis por contacto. En ocasiones, la comezón empeora al rascarse.

El tratamiento en el hogar podría aliviar la comezón.

  • Mantenga limpias y cortas las uñas de su hijo, y dígale que no se rasque. Cúbrale las manos con calcetines a su bebé para ayudarle a evitar que se rasque.
  • Mantenga a su hijo lejos del sol y en un lugar fresco. El calor empeora la comezón.
  • Mantenga fresca y húmeda la zona que pica si el bebé tiene más de 9 meses. Póngale paños empapados en agua helada sobre el salpullido algunas veces al día. Mojar y secar la piel con demasiada frecuencia hará que la piel se seque, lo que puede aumentar la comezón. No coloque paños remojados en agua helada sobre la piel de un bebé de menos de 9 meses. Esto puede hacer que baje la temperatura corporal del bebé.
  • Añada un puñado de avena (molida en forma de polvo) al baño de su hijo. O puede probar un producto para el baño a base de avena, como Aveeno.
  • Vista a su hijo con ropa de algodón. No use lana ni telas sintéticas junto a la piel.
  • Use jabones suaves, como Basis, Cetaphil, Dove u Oil of Olay, y úselos lo menos posible. No use jabones desodorantes con su hijo.
  • Lave la ropa del niño con un jabón suave, como CheerFree o Ecover, en lugar de un detergente. Enjuáguela dos veces para eliminar todo rastro de jabón. No use detergentes fuertes.
  • No deje que la piel se seque demasiado , lo cual puede agravar la comezón.

Medicamentos de venta libre para la comezón

Lea y siga cuidadosamente todas las instrucciones que vienen en el frasco y la caja del medicamento.

  • Pruebe la loción de calamina para un salpullido causado por dermatitis por contacto , como los de hiedra venenosa y zumaque venenoso.
  • Para la comezón intensa, aplique crema de hidrocortisona 4 veces al día hasta que la comezón desaparezca. Nota: No use la crema en niños de menos de 2 años, a menos que su médico le indique que lo haga. No la use en la zona rectal o vaginal en niños menores de 12 años a menos que su médico se lo indique.
  • Pruebe un antihistamínico oral para ayudar a romper el ciclo rascarse-comezón. Como ejemplos se incluyen uno que no produzca somnolencia como loratadina (Claritin) o uno que podría hacerle sentir somnoliento como difenhidramina (Benadryl). Los antihistamínicos orales son útiles cuando la comezón y la incomodidad impiden que su hijo haga sus actividades normales, como ir a la escuela o dormir. No le dé antihistamínicos a su hijo sin consultar primero con su médico.
Medicamentos que puede comprar sin receta
Pruebe algún medicamento de venta libre para tratar la fiebre o el dolor de su hijo:

Hable con el médico de su hijo antes de alternar entre dosis de acetaminofén e ibuprofeno. Cuando alterna entre dos medicamentos, existe la posibilidad de que le administre demasiado medicamento a su hijo.

Consejos de seguridad
Asegúrese de seguir estos consejos de seguridad cuando use medicamentos de venta libre:
  • Lea y siga cuidadosamente todas las etiquetas que vienen en el frasco y la caja del medicamento.
  • Dele, pero no exceda, la dosis máxima recomendada.
  • No le dé a su hijo un medicamento si ha tenido alguna reacción alérgica a este en el pasado.
  • No le dé aspirina a ninguna persona de menos de 20 años a menos que el médico de su hijo se lo indique.
  • No les dé naproxeno sódico (como Aleve) a niños menores de 12 años a menos que el médico de su hijo se lo indique.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame al médico de su hijo si ocurre alguna de las siguientes situaciones durante el tratamiento en el hogar:

  • Otros síntomas, como fiebre, sentirse enfermo o señales de infección, son intensos o empeoran.
  • Un salpullido nuevo dura más de 2 semanas.
  • Los síntomas de su hijo se vuelven más intensos o más frecuentes.

Prevención

Muchas enfermedades de la infancia que causan salpullido pueden prevenirse con la vacunación. Las vacunas le ayudan al sistema inmunitario de su hijo a reconocer y a atacar prontamente el virus, antes de que este pueda causar una enfermedad grave. Las vacunas para la varicela y para el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR, por sus siglas en inglés) pueden prevenir esas enfermedades comunes que causan salpullido.

Estas son otras recomendaciones para prevenir los salpullidos:

  • Vista a su bebé con la menor cantidad de ropa posible en clima caluroso.
  • Amamante al bebé por lo menos durante los primeros 6 meses, en especial si cualquiera de los padres tiene antecedentes de alergias, como fiebre del heno. Los niños que toman leche materna podrían tener menos alergias a los alimentos que los que no fueron amamantados.
  • No bañe a su hijo con demasiada frecuencia para evitar la piel reseca. La mayoría de los niños no necesitan un baño diario. A los niños con piel muy seca les puede ir mejor si se bañan una o dos veces a la semana.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita .

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar la afección de su hijo preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los antecedentes del salpullido? Esto incluye:
    • ¿Cuándo comenzó el salpullido?
    • ¿Dónde comenzó el salpullido?
    • ¿Se ha extendido el salpullido?
    • ¿Ha cambiado el salpullido?
    • ¿Hay algo que haya mejorado o empeorado el salpullido?
  • ¿Ha tenido su hijo este salpullido antes? Si lo ha tenido:
    • ¿Cuáles fueron las circunstancias?
    • ¿Cuándo lo tuvo por última vez?
    • ¿Cómo se trató?
    • ¿Cuánto tiempo le duró?
  • ¿Qué otros síntomas ha tenido su hijo? Los síntomas podrían incluir comezón, ardor, pinchazos, hormigueo, entumecimiento, dolor, sensibilidad al tacto, fiebre, síntomas de resfriado o diarrea.
  • ¿Ha estado expuesto su hijo a enfermedades contagiosas, como sarampión, rubéola, paperas o varicela?
  • ¿Ha usado recientemente un nuevo alimento, medicamento o producto, como jabones, detergentes, champús, lociones, telas, juguetes nuevos u otro objeto?
  • ¿Ha estado expuesto su hijo a plantas venenosas, como la hiedra, el roble o el zumaque venenosos?
  • ¿Ha tenido su hijo otro problema de salud durante los últimos 3 meses?
  • ¿Ha viajado su hijo a un área rural o a otro país recientemente?
  • ¿Hay algún familiar inmediato que tenga un trastorno en la piel o una alergia?
  • ¿Qué medidas de tratamiento en el hogar ha probado? ¿Le ayudaron?
  • ¿Qué medicamentos sin receta ha probado? ¿Le ayudaron?
  • ¿Tiene su hijo algún riesgo de salud ?

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado13 abril, 2017