Seguridad de los niños: Cochecitos y carritos de compras

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Salir de la casa con su hijo le permite a este tener nuevas experiencias e interacciones. Usted puede comenzar a usar un cochecito (carriola) en cuanto nace su bebé y seguir usándolo hasta bien entrada la primera infancia. Es posible que también quiera que su hijo monte en un carrito de compras cuando va a las tiendas. Solo use cochecitos y carritos en perfecto estado. Y tome algunas precauciones generales para evitar que su hijo se lesione: nota 1

Cochecitos

  • Nunca deje a su hijo sin supervisión en un cochecito.
  • Ajuste bien cualquier juguete o defensa que use con su cochecito para que no se caigan sobre su hijo. Retire estos objetos en cuanto su hijo pueda sentarse o ponerse a gatas.
  • Asegúrese de que las trabas y las bisagras estén fuera del alcance de su hijo, en especial si el cochecito se puede plegar. Siempre asegure el mecanismo para destrabar antes de poner a su hijo en el cochecito. Mantenga a su hijo a una distancia segura al plegar el cochecito.
  • Sujete bien a su hijo con los arneses de modo que no pueda inclinarse hacia afuera.
  • Use un cochecito con frenos de uso fácil. El cochecito también debería tener una base amplia de modo que no se vuelque fácilmente.
  • Evite que el cochecito se vuelque. No cuelgue artículos, como bolsas de compras, de las manijas del cochecito. Las cestas portaobjetos deben colocarse bajas, cerca de las ruedas traseras.
  • Los cochecitos dobles (gemelares) deberían tener un reposapiés largo único que se extienda a lo largo de ambos asientos. Los pies podrían quedar atorados entre dos reposapiés separados.

Carritos de compras

La mayoría de las lesiones causadas por carritos de compras involucran a niños menores de 5 años de edad. Fracturas, lesiones internas y conmociones cerebrales son las lesiones más comunes. La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, o AAP) recomienda que se modifique el diseño de los carritos de compras para ayudar a prevenir vuelcos de los carritos y que los niños se caigan de los mismos. Hasta que los carritos de compras sean más seguros, la AAP recomienda encarecidamente que no se usen. Otras opciones incluyen usar áreas de juegos para niños supervisadas de la tienda, ir acompañado de otro adulto para que cuide a su hijo mientras usted compra o usar un cochecito o una carretilla en vez de un carrito de compras.

Si usted opta por hacer que su hijo monte en el carrito de compras, los niños no deberían: nota 2

  • Estar sin supervisión.
  • Tener permiso para pararse en el carrito.
  • Estar en el sector grande del carrito de compras.
  • Ir montados afuera del carrito.

Los portabebés diseñados para poner en la parte superior del carrito o que están incorporados a este no impiden que un niño se caiga. Evite accidentes sujetando a su hijo correctamente en un carrito, y no deje solo a su hijo ni siquiera por un momento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Academy of Pediatrics (2009). Keeping your child safe. In SP Shevlov et al., eds., Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5, 5th ed., pp. 457-506. New York: Bantam.
  2. American Academy of Pediatrics (2006, reaffirmed 2009). Shopping cart-related injuries to children. Pediatrics, 118(2): 825-827. Also available online: http://pediatrics.aappublications.org/content/118/2/825.full.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Susan C. Kim, MD - Pediatría

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado John Pope, MD, MPH - Pediatría

Revisado4 mayo, 2017