Seguridad de los niños: Incendios

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Prevenir los incendios en el hogar es una manera de prevenir lesiones o la muerte a causa de quemaduras.

Precauciones generales para evitar incendios

  • Enséñeles a los niños que solamente las personas mayores pueden usar fuego. Mantenga los encendedores y las cerillas fuera del alcance de los niños.
  • Use al menos un detector de humo en cada piso de su casa. Asegúrese de poner un detector fuera de las áreas para dormir y dentro de los dormitorios. Revise todos los detectores de humo mensualmente y cámbieles las pilas al menos una vez al año si no son pilas de litio. Puede ser útil fijar una fecha regular, como el primer día de cada mes, para revisar los detectores y para cambiar las pilas el primer día del otoño o el primer día de la primavera cada año (o cuando comienza o termina el horario de verano ["daylight savings time"], si vive en un estado donde se aplica). Reemplace los detectores de humo cada 10 años.
  • Si vive en un complejo de apartamentos o un establecimiento de vivienda grupal, como una residencia estudiantil, asegúrese de saber la cantidad de puertas entre su habitación y la salida de emergencia más cercana.
  • Mantenga el tipo multiuso de extinguidores de incendios (matafuegos) en la cocina, el garaje y otras áreas donde puedan almacenarse o usarse materiales peligrosos. Estos extinguidores tienen una etiqueta que dice "ABC" ("A" es para fuego por madera, papel y basura; "B" es para fuego por grasa y líquidos inflamables; "C" es para fuego por electricidad").
  • Revise y limpie los aparatos electrodomésticos regularmente. Cambie los cables cuando sea necesario.
  • Asegúrese que los calefactores, estufas a leña y calderas sean inspeccionados regularmente e instalados correctamente. No use calefactores mientras duerma o cuando no esté en la habitación. Mantenga todos los elementos de calefacción a una distancia de al menos 3 pies (aproximadamente 1 metro) de artículos que pudieran prenderse fuego, como cortinas o alfombras. Solo use calefactores eléctricos que se apagan automáticamente si se vuelcan. No use un horno para calentar una habitación.
  • Haga inspeccionar el hogar y la chimenea anualmente y hágalos limpiar según sea necesario.
  • Tenga cuidado con las velas encendidas. Siempre vigile su uso, y manténgalas fuera de las habitaciones de los niños. Use linternas en vez de velas cuando haya un corte de luz.
  • Si fuma en el dormitorio, asegúrese de tener un detector de humo allí. Para la mayor seguridad es mejor que no fume o que no permita fumar en su hogar. Si necesita ayuda para dejar el hábito, hable con su médico sobre programas y medicamentos para dejar de fumar.

Técnicas de supervivencia en casos de incendio

También enséñeles a sus hijos cómo sobrevivir en caso de incendio. Algunos niños muy pequeños no entenderán estos conceptos. Pero empiece a hablar de estas cuestiones temprano y repítalas frecuentemente.

  • Todos deben abandonar el hogar lo más pronto que puedan cuando suene el detector de humo.
  • Planee y practique periódicamente las vías de escape. Asegúrese de que haya al menos dos vías de escape de cada área de su casa, incluyendo los pisos superiores y el sótano.
  • Los bomberos vestidos en sus uniformes pueden asustar a algunos niños. Explíquele a su hijo por qué los bomberos necesitan equipamiento y muéstrele fotos. Dígales a los niños que no se escondan de los bomberos.
  • Muéstrele a su hijo cómo detenerse, arrojarse al suelo y rodar si cualquier parte de su cuerpo o ropa se prende fuego.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Susan C. Kim, MD - Pediatría

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado John Pope, MD, MPH - Pediatría

Revisado4 mayo, 2017