Generalidades del tema

¿Qué es la septicemia?

La septicemia es una reacción potencialmente mortal a una infección. Causa inflamación en grandes zonas del cuerpo y puede dañar los órganos y los tejidos.

La septicemia requiere atención inmediata en un hospital.

La septicemia grave se conoce como choque séptico o septicémico. A menudo causa presión arterial extremadamente baja, lo que limita la circulación sanguínea al cuerpo. Puede causar insuficiencia orgánica y la muerte.

¿Qué causa la septicemia?

En la mayoría de los casos, la septicemia es causada por una infección bacteriana. Una enfermedad prolongada o una enfermedad repentina pueden causar septicemia. Una lesión o una reacción a una cirugía también pueden causarla.

La septicemia puede presentarse en personas de cualquier edad. Pero es más común en bebés, adultos mayores y personas que tienen un sistema inmunitario debilitado que no puede combatir las infecciones. La septicemia puede desarrollarse muy rápidamente.

¿Cuáles son los síntomas de la septicemia?

La septicemia causa una variedad de síntomas. Los síntomas pueden incluir problemas para respirar, un latido cardíaco acelerado, escalofríos, piel fría y húmeda, erupciones cutáneas y temblores. Otros síntomas pueden incluir fiebre o baja temperatura corporal, confusión y presión arterial baja.

Si le inquieta la posibilidad de tener septicemia, vaya al hospital de inmediato. Dígales que le preocupa la septicemia.

¿Cómo se diagnostica la septicemia?

El médico le preguntará sobre sus síntomas y le hará pruebas, incluyendo análisis de sangre. Es posible que le hagan una radiografía o una tomografía computarizada para ayudar a detectar la infección.

¿Cómo se trata?

Usted podría tener que recibir tratamiento en una unidad de cuidados intensivos (ICU, por sus siglas en inglés) durante varios días o semanas. La ICU es la parte del hospital en la que las personas muy enfermas reciben cuidados.

El equipo en la ICU puede proporcionarle apoyo a su cuerpo. Esto incluye ayudar con la respiración, la circulación, los líquidos así como ayuda para órganos como los riñones y el corazón. Si necesita ayuda para respirar, se puede usar un respirador.

Los médicos tratarán la septicemia con medicamentos para tratar las infecciones. Tratarán de detectar la infección que produjo la septicemia.

Las máquinas harán un seguimiento de las constantes vitales, incluyendo la temperatura, la presión arterial, la frecuencia respiratoria y la frecuencia del pulso. Le administrarán líquidos por vía intravenosa (IV) y podrían darle medicamentos potentes para ayudar a elevarle la presión arterial.

¿Cómo se puede prevenir la septicemia?

Estas son algunas maneras de ayudar a prevenir las infecciones que podrían causar septicemia:

  • Trate de evitar los resfriados y la gripe. Si está cerca de personas que tienen un resfriado o gripe, lávese las manos con frecuencia. Y vacúnese contra la gripe todos los años.
  • Póngase la vacuna antineumocócica (para prevenir la neumonía, la meningitis y otras infecciones). Si ya le han puesto una antes, pregúntele a su médico si necesita una segunda dosis.
  • Limpie cualquier herida o raspadura.
  • No fume ni use otros productos de tabaco. Cuando deja de fumar, es menos probable que tenga resfriados, gripe, bronquitis o neumonía. Si necesita ayuda para dejar de fumar, hable con su médico sobre programas y medicamentos para dejar de fumar. Estos pueden aumentar sus posibilidades de dejar de fumar para siempre.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado18 noviembre, 2017