Síntomas de tos en los niños

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Una tos que es más notoria cuando su hijo está recostado suele estar causada por mucosidad que le corre por detrás de la garganta (goteo retronasal) debido a una infección de las vías respiratorias altas, como un resfriado, una alergia o sinusitis. Un niño suele tener goteo nasal o la nariz tapada, puede estar irritable y tal vez tenga fiebre. El tratamiento en el hogar generalmente es todo lo que se necesita para brindar alivio a este tipo de tos.

Una tos durante la noche que tenga un sonido similar al ladrido de una foca puede ser una señal de crup . Su hijo puede tener ronquera con un sonido agudo (estridor) al inhalar. El tratamiento en el hogar puede ser todo lo que se necesita en la mayoría de los casos. Pero una tos perruna que continúa durante el día o que se presenta con dificultades para respirar puede ser más grave.

Un niño puede toser como respuesta a cuestiones emocionales (tos psicogénica). Este tipo de tos está presente sin otros síntomas.

Cualquier tos en un bebé de menos de 3 meses, incluso sin otros síntomas, debe ser tomada en serio. Si la tos ocurre con un cambio en los hábitos de alimentación o una disminución en el nivel de actividad, su hijo necesita ser evaluado por un profesional de la salud. Si por lo demás su hijo está actuando normalmente, simplemente obsérvelo atentamente por 24 horas.

Una tos que es persistente, interrumpe el sueño o hace que su hijo se vuelva menos activo necesita ser vigilada atentamente. Una tos tiene más probabilidad de ser algo serio si:

  • Ocurre con problemas para respirar .
  • Es persistente, especialmente si no deja dormir o impide otras actividades diarias.
  • Produce mucosidad que parece provenir de los pulmones (esputo) o hay expulsión de esputo con sangre.
  • Persiste después de un episodio de atragantamiento. También puede haber vómitos.
  • Ocurre como accesos de tos, especialmente si su hijo no puede recuperar el aliento.

Una tos que dura más de 3 semanas suele ser una señal de alergia, infección de los senos paranasales , asma o reflujo . Pero puede significar un problema más serio. Cuando una tos es persistente, su hijo necesita ver a un médico.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado6 diciembre, 2017