Suspensión retropúbica para la incontinencia urinaria en mujeres

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La cirugía de suspensión retropúbica se usa para tratar la incontinencia urinaria levantando el cuello caído de la vejiga y la uretra que han descendido a una posición anormalmente baja en la zona pélvica. La suspensión retropúbica es una cirugía abdominal, donde se obtiene el acceso a la vejiga y la uretra haciendo una incisión en la pared abdominal. Esta cirugía puede hacerse con una incisión grande (cirugía abierta) o con varias incisiones pequeñas (cirugía laparoscópica).

La colposuspensión de Burch es el procedimiento que se usa más comúnmente para la suspensión retropúbica. La pared vaginal se adhiere a un ligamento (ligamento de Cooper) junto al hueso púbico.

Qué esperar después de la cirugía

Estos procedimientos comprenden una cirugía abdominal, de modo que se requiere hospitalización. Para permitir la sanación de las vías urinarias, se coloca una sonda en la vejiga a través de la uretra (o la pared abdominal) para dejar que drene la orina. La sonda suele retirarse al cabo de 10 días aproximadamente.

Es probable que se vaya a su hogar entre 2 y 3 días después de la cirugía si no ha habido complicaciones. El tiempo que le lleve recuperarse depende de si le hacen una cirugía abierta o una laparoscópica.

Si le hicieron una cirugía laparoscópica, probablemente pueda volver a trabajar y a la mayoría de sus actividades habituales dentro de 1 a 2 semanas. Si le hicieron una cirugía abierta, puede llevarle más tiempo, aproximadamente de 2 a 4 semanas. Para cualquiera de ambas cirugías, tal vez necesite entre 4 y 6 semanas para recuperarse completamente. Trate de evitar levantar objetos pesados y hacer actividades extenuantes. Estas podrían ejercer presión adicional en la vejiga.

El grado de dolor que tenga después de la cirugía depende de la naturaleza exacta de su procedimiento, de su estado físico en el momento de la cirugía y de su propia respuesta al dolor. Probablemente sienta algo de dolor en el lugar de la incisión y tal vez tenga algunos cólicos abdominales. Su médico le recetará un medicamento para aliviar el malestar durante los primeros días después de la cirugía. No dude en llamar a su médico si no consigue aliviar el dolor.

Las mujeres a quienes se les hace una cirugía laparoscópica suelen tener períodos de recuperación más cortos. También tienen menos dolor después de la cirugía, tienen estancias hospitalarias más cortas y regresan a actividades normales con más rapidez que las mujeres que se sometieron a una cirugía abierta. nota 1

Muchas mujeres tienen algo de estreñimiento después de esta operación. Usted puede probar algunas cosas para evitar el estreñimiento:

  • Incluya frutas, verduras, frijoles y granos integrales en su alimentación cada día. Estos alimentos son ricos en fibra.
  • Beba abundantes líquidos, los suficientes como para que su orina sea de color amarillo claro o transparente como el agua.
  • Si es necesario, tome un suplemento de fibra, como Citrucel o Metamucil, todos los días. Lea y siga todas las instrucciones en la etiqueta.
  • Programe tiempo todos los días para evacuar el intestino. Tener una rutina diaria puede ayudar. Tómese su tiempo y no se esfuerce cuando esté evacuando.

Informe a su médico si aún tiene estreñimiento después de haber probado estos métodos.

Por qué se hace

La suspensión retropúbica se usa para corregir la incontinencia urinaria de esfuerzo que está causada por un descenso de la uretra y/o del cuello de la vejiga.

Eficacia

La suspensión retropúbica se considera eficaz en el alivio de la incontinencia urinaria de esfuerzo. La mayoría de las mujeres tienen menos síntomas de incontinencia urinaria de esfuerzo después de esta cirugía.

Para la incontinencia urinaria de esfuerzo, los médicos han estado realizando las cirugías de colposuspensión de Burch por más tiempo que las cirugías de cabestrillo. Se han hecho muchos estudios sobre la cirugía de colposuspensión de Burch. Aproximadamente 9 de cada 10 mujeres se curan ("se mantienen secas") durante el año después de la operación. Después de 5 años, aproximadamente 7 de cada 10 mujeres siguen "secas". nota 2

Riesgos

Las complicaciones de la cirugía retropúbica pueden incluir:

Todas las operaciones que usan anestesia general tienen un pequeño riesgo de muerte o de complicaciones. Todas las cirugías conllevan un riesgo de infección.

Para pensar

Los procedimientos de suspensión retropúbica requieren que se mantenga colocado un tubo delgado y flexible ( sonda ) por un día o más, hasta que usted pueda levantarse sola para usar el baño. La sonda puede ser incómoda. Y aumenta el riesgo de contraer una infección urinaria .

Antes de someterse a una operación para la incontinencia urinaria, pregúntele a su médico acerca de lo siguiente:

  • ¿Cuánto éxito ha tenido el médico en tratar la incontinencia con cirugía? El éxito de los procedimientos quirúrgicos para la incontinencia urinaria depende de la experiencia y habilidad del cirujano.
  • ¿Hay algo que pueda hacer yo para aumentar la probabilidad de una cirugía exitosa? Bajar de peso, dejar de fumar o hacer ejercicios para el piso pélvico (Kegel) antes de la cirugía puede aumentar la probabilidad de recuperar la continencia después de la cirugía.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Ellis DN, et al. (2006). Laparoscopic colposuspension for urinary incontinence in women. Cochrane Database of Systematic Reviews (3).
  2. Lapitan MCM, et al. (2009). Open retropubic colposuspension for urinary incontinence in women. Cochrane Database of Systematic Reviews (4).

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Avery L. Seifert, MD - Urología

Revisado6 octubre, 2017