Talamotomía para la enfermedad de Parkinson

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La talamotomía es la destrucción precisa de una zona diminuta del cerebro llamada tálamo que controla algunos movimientos involuntarios. Antes de la cirugía, se hacen exámenes cerebrales detallados por medio de tomografía computarizada o resonancia magnética para identificar el lugar preciso del tratamiento.

La persona está despierta durante la cirugía, pero la zona del cuero cabelludo en la que se introducen los instrumentos se adormece con anestesia local. El cirujano introduce una sonda hueca a través de un pequeño agujero perforado en el cráneo hasta el lugar de destino. Se hace circular una sustancia extremadamente fría, nitrógeno líquido, dentro de la sonda. La sonda fría destruye el tejido cerebral que es objeto del tratamiento. Se retira la sonda y se cierra la herida.

La cirugía en un lado del cerebro afecta al lado opuesto del cuerpo. Si usted tiene temblor en la mano derecha, por ejemplo, se tratará el lado izquierdo del cerebro. El procedimiento puede repetirse en el otro lado del cerebro si es necesario, pero esto aumenta mucho el riesgo de problemas cognitivos y del habla después de la cirugía.

Qué esperar después de la cirugía

La cirugía suele requerir una estancia hospitalaria de 2 días. La mayoría de las personas se recuperan completamente en unas 6 semanas.

Por qué se hace

La talamotomía rara vez se hace hoy en día. Puede usarse para tratar el temblor grave en un lado del cuerpo (con mayor frecuencia en un brazo o en una pierna) que no responde a los medicamentos. No ayuda con los movimientos lentos (bradicinesia), los problemas del habla o las dificultades para caminar.

Eficacia

La talamotomía puede ayudar con los temblores. No hay pruebas de que funcione para otros síntomas de la enfermedad de Parkinson. nota 1

Riesgos

Este tipo de cirugía cerebral es menos arriesgado hoy en día que en el pasado. La tecnología permite al cirujano identificar con gran precisión la zona del cerebro que se va a tratar. Las complicaciones graves y permanentes son poco frecuentes.

Las complicaciones de la talamotomía pueden incluir:

  • Debilidad, pérdida de sensación o pérdida del movimiento voluntario (parálisis).
  • Confusión temporal.
  • Ataque cerebral causado por sangrado en el cerebro, lo que a veces puede causar la muerte.
  • Problemas temporales de equilibrio.
  • Entumecimiento alrededor de la boca (que conduce a babeo) y en las manos.
  • Infección.
  • Convulsiones.
  • Pequeños pasos rápidos incontrolables al caminar (marcha festinante).
  • Disminución del tono muscular.
  • Dificultades para hablar. Esto es mucho más probable cuando la cirugía se hace en ambos lados del cerebro.
  • Problemas de razonamiento y memoria (deterioro cognitivo).

Para pensar

La talamotomía rara vez se utiliza. La eficacia, el menor riesgo y la naturaleza no destructiva de la estimulación cerebral profunda la han convertido en el método quirúrgico preferido para tratar la enfermedad de Parkinson. Incluso para casos en los que la estimulación cerebral profunda no es una opción, la talamotomía se utiliza con menos frecuencia que la palidotomía, porque la palidotomía puede mejorar una gama más amplia de síntomas. La talamotomía puede reducir el temblor, pero no tiene un fuerte efecto sobre otros síntomas de la enfermedad o sobre los movimientos involuntarios (discinesias) causados por la terapia a largo plazo con levodopa.

La talamotomía puede considerarse como algo adicional a la terapia con levodopa, no como algo que la sustituya. No cura la enfermedad de Parkinson y no elimina la necesidad de medicamentos. Después de la cirugía, el tratamiento con levodopa continuará y la dosis se ajustará según sea necesario.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Clarke CE, Moore AP (2007). Parkinson's disease, search date November 2006. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado G. Frederick Wooten, MD - Neurología

Revisado9 octubre, 2017