Transfusión sanguínea fetal intrauterina para la enfermedad del Rh

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tratamiento

Una transfusión intrauterina proporciona sangre a un feto Rh positivo cuando los glóbulos rojos fetales están siendo destruidos por anticuerpos Rh.

Se hace una transfusión de sangre para sustituir los glóbulos rojos fetales que están siendo destruidos por el sistema inmunitario de la madre que tiene sensibilización al Rh . Este tratamiento tiene como objetivo mantener sano al feto hasta que esté lo suficientemente maduro para nacer.

Las transfusiones pueden administrarse a través del abdomen fetal o, más frecuentemente, suministrando la sangre dentro de la vena o la arteria umbilicales. La transfusión por un vaso sanguíneo del cordón umbilical es el método preferido, porque permite una mejor absorción de la sangre y tiene un índice de supervivencia más alto que la transfusión hecha a través del abdomen. nota 1

Una transfusión sanguínea fetal intrauterina se realiza en el hospital. Es posible que después del procedimiento, la madre deba permanecer en el hospital por la noche.

  • Se seda a la madre y se obtiene una imagen ecográfica para determinar la posición del feto y de la placenta .
  • Después de que se le limpia el abdomen a la madre con una solución antiséptica, se le da una inyección de anestesia local para entumecer la zona abdominal donde se introducirá la aguja de la transfusión.
  • Se le puede dar al feto un medicamento para detener temporalmente el movimiento fetal.
  • Se usa la ecografía para orientar la aguja a través del abdomen de la madre adentro del abdomen del feto o de una vena del cordón umbilical.
  • Se introduce un grupo de sangre compatible (generalmente el grupo O, Rh negativo) en el vaso sanguíneo del cordón umbilical del feto.
  • Generalmente se le dan antibióticos a la madre para prevenir infecciones. También se le puede dar un relajante uterino para impedir que comience el trabajo de parto, aunque esto es poco habitual.

Qué esperar después del tratamiento

Se necesita un breve período de recuperación (alrededor de 1 a 3 horas) para permitir que se agote el efecto de los sedantes de la madre. Si se le dio al feto un medicamento para impedir que se mueva, pueden pasar varias horas hasta que la madre pueda sentir que el feto se mueve otra vez.

Por qué se hace

El sistema inmunitario sensibilizado de una madre puede destruir una gran cantidad de glóbulos rojos fetales, lo que causa anemia grave. Las transfusiones sanguíneas intrauterinas se hacen cuando:

  • La ecografía Doppler de la arteria cerebral media parece indicar anemia.
  • El resultado de la bilirrubina de la prueba de amniocentesis muestra que el feto está afectado en forma de moderada a grave por la sensibilización al Rh.
  • La ecografía muestra evidencia de enfermedad hemolítica del recién nacido , como tejidos y órganos hinchados.
  • La muestra de sangre fetal (FBS, por sus siglas en inglés) muestra que el feto tiene anemia grave. La transfusión puede hacerse inmediatamente.

En un feto gravemente afectado, las transfusiones se hacen con una frecuencia de 1 a 4 semanas hasta que el feto esté lo suficientemente maduro como para hacerlo nacer en forma segura.

Eficacia

La supervivencia fetal después de la transfusión depende de la gravedad de la enfermedad del feto, del método de transfusión y de la habilidad del médico que hace el procedimiento. En general, después de la transfusión intrauterina a través del cordón umbilical: nota 2

  • Sobreviven más del 90% de los fetos que no tienen enfermedad hemolítica del recién nacido.
  • Sobreviven aproximadamente el 75% de los fetos que tienen enfermedad hemolítica del recién nacido.

Riesgos

Las transfusiones intrauterinas pueden causar:

  • Infección uterina.
  • Infección fetal.
  • Trabajo de parto prematuro.
  • Sangrado excesivo y mezcla de sangre fetal y materna.
  • Escape de líquido amniótico del útero.
  • Muerte fetal.

Para pensar

Las transfusiones sanguíneas umbilicales las suelen realizar perinatólogos en centros especializados.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Moise KJ (2009). Hemolytic disease of the fetus and newborn. In RK Creasy, R Resnik, eds., Creasy and Resnik's Maternal-Fetal Medicine, 6th ed., pp. 477-503. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  2. Branch DW, et al. (2008). Immunologic disorders in pregnancy. In RS Gibbs et al., eds., Danforth's Obstetrics and Gynecology, 10th ed., pp. 313-339. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología

Revisado24 abril, 2017