Trastornos de la alimentación: Cómo detener los pensamientos negativos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Las personas que tienen un trastorno alimentario a menudo se obsesionan con pensamientos negativos sobre sí mismas. Suelen tener dificultad para pensar de manera saludable o equilibrada. Aunque es imposible detener todos los pensamientos negativos, usted puede reducirlos por medio de unas pocas técnicas sencillas.

  • Recuerde que su meta es sentirse mejor cada día que pasa. Pídale a alguien de su confianza que le recuerde esto cuando se sienta desesperanzado.
  • Dígase algo alentador todos los días. Por ejemplo, dígase: "Cada día que pasa, cuido mejor de mí mismo y de mi cuerpo".
  • Recuerde que usted es capaz de hacer esto. Dígase: "Soy una persona capaz".
  • Distráigase por un tiempo. Juegue con su mascota, escriba una tarjeta de "pienso en ti" a una amiga, escuche una canción inspiradora o imagínese metiendo sus pensamientos negativos en una caja y sellándola.
  • Acepte cada pensamiento como su propia experiencia, sabiendo que formar estos hábitos de pensamiento tomó tiempo. Tomará tiempo aprender a pensar de manera diferente. Pruebe la reducción del estrés basada en la atención plena para ayudarle a aceptar situaciones y experiencias difíciles o pensamientos y sentimientos negativos.
  • Pase tiempo con otras personas. Llegue a conocerlas. No pierda tiempo diciéndose cosas negativas una y otra vez.
  • Haga una lista de sus principales logros, como cosas que ha aprendido recientemente, cosas que hizo hace poco que le resultaron difíciles o cosas que ha cambiado sobre sí mismo.
  • Haga planes para hacer algo que ha estado deseando hacer, como visitar una tienda nueva o ver una película determinada.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado W. Stewart Agras, MD, FRCPC - Psiquiatría

Revisado7 diciembre, 2017