Trastornos temporomandibulares: Tratamiento de los puntos dolorosos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Algunas personas que tienen un trastorno temporomandibular (TMD, por sus siglas en inglés) tienen zonas en la articulación de la mandíbula que "desencadenan" un dolor intenso. El tratamiento de los "puntos desencadenantes" (o puntos dolorosos) incluye la compresión del punto doloroso y las inyecciones del punto doloroso.

  • La compresión del punto doloroso la realiza un médico o un fisioterapeuta, quien aplica presión firme a los músculos de la mandíbula con el pulgar o los nudillos. La compresión del punto doloroso funciona como un masaje profundo. La presión puede sentirse como tensión o molestia al principio, pero a medida que la presión continúa, la zona se relaja y el malestar disminuye. Después de la compresión del punto doloroso, se aplican calor y estiramientos.
  • La inyección del punto doloroso implica una inyección de anestesia local en los puntos desencadenantes de la mandíbula.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisado7 mayo, 2017