Tratamiento hormonal para el cáncer de seno

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Algunos cánceres de seno (mama) necesitan las hormonas estrógeno o progesterona para crecer. Estas células cancerosas tienen "receptores" en su superficie. Los receptores son como puertas que dan acceso a las hormonas.

Estos tipos de cáncer de seno se conocen como cáncer de seno con receptores de estrógeno o con receptores de progesterona.

El tratamiento hormonal impide que estos tipos de cáncer obtengan las hormonas que necesitan. Es como privar de alimento a las células de modo que dejen de crecer. A veces incluso se reduce su tamaño.

El tratamiento funciona de una de estas dos maneras:

  • Reduce la cantidad de hormonas que el cuerpo produce.
  • Bloquea los receptores de manera que las hormonas no puedan acceder al interior para alimentar a las células cancerosas.

El tratamiento hormonal puede utilizarse:

  • Después del tratamiento para el cáncer de seno en fase inicial para reducir la probabilidad de que el cáncer de seno regrese.
  • Para prevenir el cáncer de seno en mujeres con un mayor riesgo de tenerlo y que desean encontrar una manera de reducir su riesgo.
  • Para tratar el cáncer de seno en fase avanzada o el cáncer de seno que se ha extendido más allá del seno.

Tipos de tratamiento hormonal

Los medicamentos incluyen:

  • Moduladores selectivos de los receptores de estrógeno (SERM, por sus siglas en inglés). Los ejemplos son tamoxifeno (Nolvadex) y toremifeno (Fareston). Estos medicamentos bloquean los receptores en la superficie de las células cancerosas.
  • Inhibidores de la aromatasa. Estos medicamentos incluyen anastrozol (Arimidex), exemestano (Aromasin) y letrozol (Femara). Estos bloquean la enzima aromatasa, que convierte otras hormonas a estrógeno. Se utilizan sobre todo en mujeres que ya han pasado la menopausia.
  • Agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH, por sus siglas en inglés) o agonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LH-RH, por sus siglas en inglés). Estos medicamentos incluyen goserelina (Zoladex) y leuprolida (Lupron). Impiden que los ovarios produzcan estrógeno.
  • Fulvestrant (Faslodex). Este medicamento cambia los receptores de manera que no puedan absorber estrógeno.

El tratamiento hormonal a veces implica cirugía para extirpar los ovarios o tratamientos de radiación en los ovarios. El objetivo es evitar que los ovarios produzcan estrógeno.

Efectos secundarios de los medicamentos hormonales

Los efectos secundarios dependen del tipo de medicamento utilizado.

  • SERM: Los efectos secundarios más comunes son sofocos, inestabilidad emocional y sensación de cansancio. Estos medicamentos también pueden causar coágulos sanguíneos, ataque cerebral y cáncer de endometrio.
  • Inhibidores de la aromatasa: Pueden causar dolores de cabeza, náuseas, diarrea, dolor articular y sofocos. También hay riesgo de adelgazamiento óseo si utiliza estos medicamentos durante mucho tiempo.
  • Agonistas de GnRH y agonistas de LH-RH: Pueden causar sofocos, inestabilidad emocional, sequedad vaginal, menos interés en el sexo, problemas para dormir y dolores de cabeza. Los riesgos también incluyen adelgazamiento óseo.
  • Fulvestrant: Los efectos secundarios comunes incluyen náuseas, falta de energía y aumento de peso. También puede causar vómitos, diarrea, dolor de cabeza, dolor de espalda y sofocos.

Efectos secundarios de la cirugía

  • La extirpación de los ovarios hace que se inicie la menopausia, si usted aún no la ha comenzado. La menopausia frecuentemente provoca síntomas como sofocos, sequedad vaginal, micción frecuente y menos interés en el sexo. Y aumenta el riesgo de otras enfermedades, como enfermedad cardíaca y osteoporosis.
  • Cuando le extirpan los ovarios, ya no puede quedar embarazada.

Cómo manejar los efectos secundarios

Algunos tratamientos hormonales provocan síntomas de menopausia como sequedad vaginal, inestabilidad emocional y sofocos. Si usted tiene síntomas leves, puede obtener algo de alivio si se alimenta de forma saludable, hace ejercicio y reduce su nivel de estrés.

Hable con su médico si tiene síntomas graves que no se alivian por medio de cambios de estilo de vida. Es posible que pueda tomar medicamentos para ayudar con sus síntomas.

Algunos tratamientos hormonales pueden causar adelgazamiento óseo. Hable con su médico para asegurarse de que está haciendo todo lo posible para proteger sus huesos.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Wendy Y. Chen, MD, MPH - Oncología medica, Hematología

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado3 mayo, 2017