Uña desgarrada o desprendida

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Cuál es la causa del desprendimiento de una uña?

Puede ser muy doloroso desgarrarse o arrancarse la uña del lecho ungueal. Una uña puede separarse del lecho ungueal (desprenderse) por muchas razones, incluyendo:

  • Lesiones.
    • La separación causada por una lesión es común en personas que tienen largas las uñas de los dedos de las manos. La uña puede desprenderse del lecho ungueal cuando se golpea o queda atorada.
    • Los golpes fuertes o repetitivos en un dedo del pie pueden hacer que una uña del pie se desprenda. Esto también es común en atletas que usan calzado que no es lo suficientemente amplio.
  • Infección por hongos en las uñas , la cual ocurre cuando los hongos invaden una uña de un dedo de la mano o del pie y la piel debajo de la uña (lecho ungueal). Las uñas de los dedos de los pies se ven afectadas con más frecuencia que las uñas de los dedos de las manos, y los síntomas incluyen uñas rajadas, amarillas, con coloración, con vetas, engrosadas o manchadas.
  • Afecciones de la piel, como la psoriasis .
  • Productos químicos, como los quitaesmaltes con acetona o algunos jabones.
  • Los medicamentos, como la quimioterapia o los medicamentos antipalúdicos.
  • Enfermedades graves.

Después de que se separa una uña del lecho ungueal por cualquiera sea la razón, no se volverá a adherir. Una nueva uña tendrá que volver a crecer en el lugar. Las uñas vuelven a crecer lentamente. Una uña de un dedo de la mano tarda alrededor de 6 meses en volver a crecer, y una uña de un dedo del pie vuelve a crecer en aproximadamente 18 meses.

¿Cómo se trata?

El tratamiento en el hogar a menudo ayuda a aliviar el dolor, a estimular la sanación y a prevenir una infección. El tratamiento puede implicar extraer la uña, mantener la zona seca para prevenir la infección y esperar a que crezca una uña nueva. También debe tratarse la infección o la afección cutánea que causó el desprendimiento de la uña.

  • Lime cualquier borde filoso o recorte la uña. Esto ayudará a prevenir que se enganche la uña y que se desgarre aún más.
  • Recorte la parte desprendida de un desgarro grande, o deje la uña como está.
    • Cubra la uña con cinta o una venda adhesiva hasta que la uña haya crecido lo suficiente como para proteger el dedo de la mano o del pie.
    • Si recorta la uña desprendida, usted tendrá menor preocupación de que se enganche y se desgarre.
    • Si se deja la uña desprendida en el lugar, en algún momento se caerá cuando crezca la uña nueva.
  • Use tijeras para extraer la parte desprendida de la uña si la uña está adherida parcialmente.
  • Sumerja el dedo de la mano o del pie en agua fría por 20 minutos después de recortarse la uña.
  • Aplíquese una capa delgada de vaselina y cúbrase la zona con una venda no adherente.

Para prevenir la infección:

  • Sumerja el pie o la mano en una solución de 1 cucharadita (5 g) de sal disuelta en 4 tazas (1 L) de agua tibia por 20 minutos, 2 o 3 veces cada día, por los 3 días siguientes. Vuelva a aplicarse vaselina y cúbrase la zona con una venda adhesiva nueva.
  • Mantenga el lecho ungueal seco, limpio y cubierto con vaselina y una venda adhesiva hasta que el lecho ungueal esté firme o la uña haya vuelto a crecer. Póngase una venda adhesiva nueva toda vez que la venda se moje.
  • Preste atención a señales de infección, como aumento de temperatura, enrojecimiento, dolor, sensibilidad, hinchazón o pus.
  • Sáquese una uña artificial si esta se separa del lecho ungueal. Si se la deja colocada, la uña artificial larga puede desgarrar el lecho ungueal.

Haga que un médico le recorte la uña si usted:

  • No se siente cómodo recortándose la uña por sí mismo.
  • Tiene diabetes , enfermedad arterial periférica o un problema del sistema inmunitario . Estos problemas pueden causar reducción del flujo de sangre y pérdida de sensibilidad en los pies. Las lesiones ungueales que no se tratan pueden resultar en infección, úlceras en los pies y otros problemas graves.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisado5 octubre, 2017