Vacunas antialérgicas para el asma

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tratamiento

Las vacunas antialérgicas son un tipo de tratamiento de inmunoterapia en el que se inyectan debajo de la piel pequeñas dosis de sustancias a las que usted es alérgico ( alérgenos ). Con el tiempo, su organismo tal vez reaccione menos a los alérgenos, lo que significa que usted puede tener menos síntomas.

Las vacunas antialérgicas se administran después de una prueba cutánea minuciosa para una alergia. Durante el tratamiento inicial, las vacunas antialérgicas se aplican una vez o dos veces a la semana.

  • Al principio, se usa una pequeña cantidad de alérgenos. La cantidad del alérgeno que se inyecta se aumenta ligeramente cada vez, a menos que usted tenga una seria reacción alérgica . Después de 4 a 6 meses de inyecciones semanales, la dosis contendrá una cantidad óptima del alérgeno. Esto se llama dosis de mantenimiento.
  • Después de alcanzar el mantenimiento, le aplican inyecciones con la misma dosis con una frecuencia de 2 a 4 semanas por otro período de 4 a 6 meses.
  • Mientras le aplican las vacunas antialérgicas, usted necesita ver a su médico para que lo revise con una frecuencia de 6 a 12 meses. Después de 3 a 5 años de aplicarse las vacunas antialérgicas, usted y su médico tal vez tengan que tomar la decisión de terminar la inmunoterapia antialérgica o continuarla. Muchos niños a quienes se les administran las vacunas antialérgicas con éxito dejan de aplicárselas después de 3 a 5 años. Pero estos niños a menudo continúan beneficiándose de haberse puesto las vacunas. nota 1

Esta información es para personas con asma . Para obtener una información completa sobre las vacunas antialérgicas, vea el tema Rinitis alérgica.

Qué esperar después del tratamiento

Le aplicarán las vacunas antialérgicas en el consultorio de su médico. Usted permanecerá en el consultorio por 30 minutos después de que le pongan la vacuna antialérgica para que lo observen por posibles reacciones potencialmente mortales ( anafilaxia ) a los alérgenos inyectados.

Es frecuente tener enrojecimiento y calor en el sitio de la inyección, pero estos se van después de un breve período de tiempo.

Por qué se hace

Las vacunas antialérgicas pueden usarse para tratar el asma si: nota 2

  • Es evidente que usted tiene síntomas de asma cuando se expone a un alérgeno inevitable ( asma alérgica ).
  • Los síntomas ocurren todo el año o durante una gran parte del año.
  • Es difícil controlar los síntomas con medicación solamente porque los medicamentos no han prevenido los síntomas, usted ha necesitado varios medicamentos o no quiere tomar medicamentos por un tiempo indefinido.

Eficacia

Las vacunas antialérgicas pueden ser eficaces en el tratamiento del asma que está causada por un alérgeno y pueden reducir los síntomas del asma y las necesidades de medicación. nota 3

  • Las vacunas reducen los síntomas en personas alérgicas a los distintos tipos de polen, la caspa de los animales , los ácaros del polvo , el moho y las cucarachas. nota 1
  • Los especialistas no saben por cuánto tiempo funcionan las vacunas antialérgicas después de que se dejan de aplicar. nota 1
  • No está claro cuánto se beneficia con las vacunas antialérgicas en comparación con otro tratamiento para el asma. Las vacunas antialérgicas pueden ser tan eficaces como el uso de un corticosteroide inhalable. nota 3

Riesgos

Las vacunas antialérgicas son seguras si las inyecciones se administran correctamente. Es frecuente tener enrojecimiento y calor en el lugar de la inyección. Las reacciones generales del cuerpo (sistémicas) como las ronchas (urticaria), síntomas del asma y presión arterial baja no son frecuentes. Pero las personas que tienen asma pueden correr un riesgo mayor de tener una reacción grave ( anafilaxia ) a las inyecciones y, posiblemente, morir. Usted debería tener el asma bien controlada antes de aplicarse vacunas antialérgicas.

Debido a la posibilidad de anafilaxis, las vacunas se administran en el consultorio de un médico donde se puede brindar atención de urgencia si es necesario. La mayoría de las reacciones a las vacunas antialérgicas ocurren dentro de los 30 minutos después de la aplicación de la inyección. Usted debería permanecer en el consultorio de su médico por al menos esta cantidad de tiempo.

Debe informar acerca de cualquier reacción tardía que tenga a una inyección. Las reacciones tardías pueden producirse en cualquier momento dentro de las 24 horas después de la aplicación de una inyección. Las reacciones pueden ser locales (como una zona grande, enrojecida o abultada alrededor del sitio) o reacciones corporales generales (como problemas para respirar).

Para pensar

  • No se les debería poner vacunas antialérgicas a niños menores de 2 años. A los niños de 3 a 4 años de edad les puede resultar difícil recibir muchas inyecciones durante un tiempo prolongado. Hable con su médico acerca de si las vacunas antialérgicas son adecuadas para su hijo.
  • Los adultos mayores pueden estar tomando medicamentos o tener otras afecciones médicas que pueden aumentar el riesgo de reacciones graves a las vacunas antialérgicas.
  • Las mujeres embarazadas que ya están aplicándose vacunas antialérgicas pueden seguir poniéndoselas. Pero no se recomienda comenzar a aplicarse vacunas antialérgicas durante el embarazo.
  • Las vacunas antialérgicas tardan de 3 a 5 años en completarse y son caras. Puede llevar hasta 1 año para que los síntomas alérgicos mejoren. Durante su tratamiento, su médico debería evaluarlo al menos con una frecuencia de 6 a 12 meses.

Las vacunas antialérgicas no deberían usarse cuando usted:

  • Ha tenido recientemente un ataque cardíaco, angina inestable u otras afecciones cardíacas o si está tomando betabloqueantes .
  • No puede comunicarse (no puede decirle a su médico acerca de reacciones a las inyecciones). La mayoría de los médicos no administran vacunas antialérgicas a los niños menores de 5 años.

Si usted tiene un sistema inmunitario debilitado (como por una infección por VIH) o una enfermedad autoinmunitaria (como lupus o esclerosis múltiple), hable con su médico acerca de si las vacunas antialérgicas son seguras para usted.

La inmunoterapia sublingual puede ser otra manera de tratar ciertas alergias al polen. En vez de aplicarse inyecciones, usted disuelve un comprimido bajo la lengua todos los días. Cada tableta contiene una pequeña cantidad del alérgeno. Este tratamiento, al igual que las vacunas antialérgicas, ayudan a que su organismo "se acostumbre" al alérgeno, de modo que con el tiempo su cuerpo reaccione menos al mismo. También se está estudiando la inmunoterapia oral y sublingual para otros tipos de alergias.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Joint Task Force on Practice Parameters (2011). Allergen immunotherapy: A practice parameter third update. Journal of Allergy and Clinical Immunology, 127(1, Suppl): S1-S55.
  2. National Institutes of Health (2007). National Asthma Education and Prevention Program Expert Panel Report 3: Guidelines for the Diagnosis and Management of Asthma (NIH Publication No. 08-5846). Available online: http://www.nhlbi.nih.gov/guidelines/asthma/index.htm.
  3. Abramson MJ, et al. (2010). Injection allergen immunotherapy for asthma. Cochrane Database of Systematic Reviews (8). Oxford: Update Software.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario John Pope, MD - Pediatría

Revisor médico especializado Lora J. Stewart, MD - Alergía e imunología

Revisado25 marzo, 2017