Várices: ¿Debería realizarme un procedimiento quirúrgico?

Saltar a la barra de navegación

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Várices: ¿Debería realizarme un procedimiento quirúrgico?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Operarse o hacerse un procedimiento para cerrar o extraer las várices.
  • Probar la atención en el hogar para mejorar sus síntomas. Puede hacer ejercicio, elevar las piernas cuando se encuentra en reposo, usar medias de compresión o sostén y bajar de peso, si es necesario.

Puntos clave para recordar

  • Es posible que quiera probar primero algunas medidas en el hogar para reducir el dolor u otros síntomas de várices. Puede usar medias de compresión , elevar la pierna (o las piernas) sobre una almohada o una silla cuando pueda hacerlo, hacer ejercicio y bajar de peso si es necesario. Si estos pasos no ayudan con sus síntomas, es posible que quiera operarse o hacerse un procedimiento.
  • Operarse o hacerse un procedimiento es una mejor opción si le importa mucho el aspecto de sus piernas. El tratamiento en el hogar no cambiará el aspecto de las várices. La cirugía y otros procedimientos también pueden reducir el dolor y otros síntomas.
  • La cirugía puede dejarle cicatrices diminutas en las piernas.
  • El tamaño de sus várices afecta el tipo de tratamiento que podría recibir. Si usted tiene venas más grandes, es probable que lo operen (ligadura y extracción) o le hagan un procedimiento menos invasivo, como la ablación por radiofrecuencia o el tratamiento con láser endovenoso. Las várices de tamaño pequeño a mediano suelen tratarse con escleroterapia, tratamiento con láser externo o una cirugía menor que se llama microflebectomía.
  • Los procedimientos que se utilizan para cerrar las várices y evitar su reaparición parecen funcionar igual de bien. Estos procedimientos incluyen el tratamiento con láser, la ablación por radiofrecuencia, la escleroterapia y la cirugía.
  • Antes de realizarse cualquier procedimiento, consulte a su seguro para ver si cubre el costo. Algunas pólizas no cubren procedimientos que se consideran solicitados solo por motivos personales, no médicos.
PMCs

¿Qué son las várices?

Las várices o venas varicosas son venas que han aumentado de tamaño y se han retorcido cerca de la superficie de la piel. Es más común que aparezcan en las piernas y en los tobillos. Es posible que usted las tenga en una pierna o en ambas.

Es posible que le causen dolor, picazón e hinchazón en las piernas.

Incluso si usted no tiene síntomas, es posible que no le agrade el aspecto que les dan las venas a sus piernas.

¿Cómo se tratan las várices?

Usted puede tratar las várices con atención en el hogar, cirugía u otro procedimiento.

Tratamiento en el hogar

Para muchas personas, el tratamiento en el hogar alivia el dolor y otros síntomas. Si no tiene problemas graves a causa de las várices, es posible que lo único que necesite sea atención en el hogar. Pero el tratamiento en el hogar no hará que sus várices desaparezcan ni que tengan un mejor aspecto.

Usted puede:

  • Usar medias de compresión .
  • Elevar las piernas sobre una almohada o una silla cuando pueda hacerlo.
  • Hacer ejercicio para mejorar el flujo de sangre en las piernas.
  • Bajar de peso si es necesario. (Tener sobrepeso puede hacer que las várices empeoren).

Si continúa teniendo dolor u otros síntomas después de probar el tratamiento en el hogar durante un período de 6 a 12 meses, es posible que quiera operarse o hacerse un procedimiento. Si su preocupación principal es el aspecto de sus piernas, podría recibir tratamiento cuando lo desee. La atención en el hogar no cambiará el aspecto de sus piernas.

Procedimientos para las várices

Estos procedimientos menos invasivos cierran o extraen las várices. Por lo general, pueden realizarse en el consultorio o en la clínica de su médico.

  • Tratamiento con láser. Un láser es un rayo de luz altamente concentrado. El calor del láser daña la vena y hace que se forme tejido cicatricial, lo cual cierra la vena. Los láseres podrían usarse:
    • En la parte externa de la piel (láser externo) para cerrar las pequeñas venas cerca de la superficie.
    • Dentro de una vena (láser endovenoso) para cerrar las venas grandes. El médico introduce un tubo delgado que se llama catéter en la vena mediante un pequeño corte en la piel.
  • Ablación por radiofrecuencia. Este procedimiento utiliza un tipo de energía que es diferente de la del láser para cerrar las várices grandes en las piernas. Se realiza un pequeño corte en la vena. Se dirige la energía mediante un tubo delgado que se coloca en el corte.
  • Escleroterapia. Se inyecta una sustancia química en la várice para dañar y cicatrizar el interior de la vena. Esto cierra la vena.

Flebectomía (también llamada microflebectomía o avulsión incisiva). Se realizan varios cortes diminutos en la piel. Se extirpan las venas a través de estos cortes. Por lo general, no se necesitan puntos de sutura. La flebectomía suele hacerse junto con otro procedimiento o cirugía para tratar las várices.

Cirugía para las várices

La ligadura y extracción de vena es un tratamiento quirúrgico para las várices. Se realizan uno o más cortes sobre la vena, y la vena se ata (se liga) en dos lugares. Por lo general, se extirpa (se extrae) la totalidad o parte de la vena entre las zonas atadas. Necesitará anestesia general o espinal para esta cirugía. Es probable que tenga unos pocos puntos de sutura.

¿Cuál es la eficacia de los procedimientos para las várices?

El tratamiento con láser, la ablación por radiofrecuencia y la escleroterapia parecen dar resultados tan buenos como los de la cirugía. nota 1

Todos los tratamientos funcionan casi igual de bien para cerrar las várices. Los tratamientos dan resultados en alrededor de 80 a 93 de cada 100 personas. Los tratamientos pueden no dar resultados para aproximadamente 7 a 20 de cada 100 personas. nota 2

Además, estos tratamientos podrían:

  • Aliviar los síntomas.
  • Mejorar el aspecto de la piel.
  • Mejorar la calidad de vida.

¿Cuáles son los riesgos de los procedimientos para las várices?

Los estudios de investigación demuestran que todos los tratamientos conllevan un riesgo similar de que las várices reaparezcan. nota 3

El tratamiento con láser endovenoso, la ablación por radiofrecuencia y la escleroterapia tienen algunos riesgos:

  • Podrían formarse coágulos de sangre en las venas.
  • Usted podría tener pequeñas cicatrices.
  • Su piel podría adormecerse donde se introduce el tubo delgado para la ablación por radiofrecuencia o el tratamiento con láser endovenoso.
  • Podría tener úlceras que sangren.
  • Podría tener una reacción alérgica al líquido que se administra en la vena durante la escleroterapia. Esto es poco frecuente.
  • El color de la piel podría cambiar de manera irreversible, o podrían formarse nuevos vasos sanguíneos diminutos en la zona que se trató. Estos problemas son poco frecuentes.

La ligadura y extracción de vena también tiene algunos riesgos:

  • Usted podría sangrar mucho.
  • Podría contraer una infección.
  • Podría tener adormecimiento en las piernas.
  • Podría tener pequeñas cicatrices en el lugar donde se extirpó la vena.
  • Podría tener problemas debido a la anestesia.

Las personas que han tenido coágulos de sangre en una vena profunda (trombosis venosa profunda) o coágulos de sangre e inflamación en una vena pequeña cerca de la superficie de la piel (tromboflebitis) podrían correr un mayor riesgo de tener problemas debido a la cirugía de várices.

¿Por qué podría su médico recomendarle un procedimiento para las várices?

Su médico podría sugerirle que se opere o se haga un procedimiento si:

  • Ha probado medias de compresión y otros tipos de atención en el hogar y aún tiene dolor e hinchazón.
  • Desea tratar las várices para que sus piernas tengan mejor aspecto.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?

















¿Cuáles son los beneficios?

















¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?

















Realizarse un procedimiento para las várices Realizarse un procedimiento para las várices
  • Usted podría estar despierto o dormido, según el procedimiento.
  • Puede regresar a su hogar el mismo día.
  • Es posible que usted tenga que usar medias de compresión durante una semana o más después del tratamiento.
  • Es probable que sus síntomas mejoren o desaparezcan.
  • Es posible que usted esté más contento con el aspecto de sus piernas.
  • Las várices podrían reaparecer.
  • El dolor u otros síntomas podrían reaparecer.
  • Los efectos secundarios pueden incluir:
    • Ardor.
    • Infección.
    • Comezón.
    • Pequeñas cicatrices.
    • Un cambio prolongado en el color de la piel, en la zona que se trató.
Utilizar tratamiento en el hogar Utilizar tratamiento en el hogar
  • Usa medias de compresión .
  • Eleva las piernas sobre una silla o una almohada para evitar que la sangre se acumule.
  • Hace más ejercicio para mejorar el flujo de sangre en las piernas.
  • Puede bajar de peso, si es necesario, para mejorar los síntomas.
  • Sus síntomas podrían mejorar o desaparecer.
  • Usted no tiene dolor ni otros efectos secundarios debido a la cirugía.
  • Es posible que sus síntomas no mejoren.
  • La atención en el hogar no cambiará el aspecto de sus várices.
  • Puede resultar difícil colocarse y sacarse las medias de compresión. Usarlas puede ser caluroso e incómodo.

Historias personales acerca de las várices

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Al vivir en Arizona, uso pantalones cortos y faldas con mucha frecuencia. Varios años atrás, dejé de tratar de estar bronceada todo el tiempo debido al riesgo de cáncer de piel. Por eso, ahora que no tengo esa piel morena, mis venas realmente pueden verse. También comencé a preguntarme si las venas estaban relacionadas con el dolor que a veces siento en las piernas. Hablé con mi médico al respecto y descubrí que probablemente el dolor no esté relacionado con las arañas vasculares. Sin embargo, decidí tratarlas de todos modos, debido a que realmente no me gusta el aspecto de mis piernas.

Margaret, 46 años

Mi principal motivo para tratar las várices es aliviar el dolor y la fatiga. ¡Siento las piernas tan cansadas al final del día! Mi médica dijo que podía probar la cirugía, pero no creo que mis piernas me molesten lo suficiente como para correr el riesgo, a pesar de que ella diga que es una cirugía bastante segura. Por eso, hablamos sobre algunas otras opciones, como estas pantimedias especiales que comprimen las venas de las piernas, y sobre elevar mis pies varias veces al día. Y sobre caminar más. ¿Quién hubiera pensado que moverme más podría hacer que mis piernas estén menos cansadas?

Carolyn, 67 años

Tengo varias de esas várices largas, retorcidas y azules, que se asemejan a cordones. Y mis piernas son bastante delgadas, por lo cual realmente sobresalen. No me preocupa el aspecto de mis piernas, pero soy policía y estoy de pie todo el día. Al final del día, realmente me duelen las piernas. Hablamos sobre tratamientos como medias elásticas, pero con mi trabajo eso no es práctico. Mi médico dijo que soy un buen candidato para la cirugía de extirpación de las venas largas, y que los resultados deberían ser bastante buenos.

Diego, 38 años

Me gustaría hacer algo respecto de todas mis várices, pero hasta que mi hija menor termine la universidad, realmente no podemos afrontar el gasto. Además, sé que a veces el tratamiento puede causar cambios de color o formación de cicatrices, que también desearía evitar. Por eso uso mis pantimedias de sostén, elevo las piernas y uso pantimedias más oscuras con las faldas.

Suzanne, 56 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para realizarse un procedimiento para las várices

Motivos para probar la atención en el hogar para las várices

Realmente me molesta el aspecto de mis piernas debido a las várices.

No me molesta el aspecto de mis piernas.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Aún tengo síntomas debido a las várices, incluso empleando la atención en el hogar.

La atención en el hogar está ayudando con mis síntomas.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupan los posibles efectos secundarios de un procedimiento para las várices.

No deseo correr el riesgo de experimentar los efectos secundarios de un procedimiento.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Considero que vale la pena realizarme un procedimiento, incluso si existe una posibilidad de que las várices reaparezcan.

No deseo realizarme un procedimiento si las várices podrían reaparecer.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Realizarme un procedimiento

NO realizarme un procedimiento

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1, Es posible que pueda tratar mis várices sin operarme ni hacerme un procedimiento.
2, El tratamiento en el hogar puede cambiar el aspecto que mis piernas tienen debido a las várices.
3, El tipo de procedimiento que me realizaré depende del tamaño de mis várices.

Decida cuál es el siguiente paso

1, ¿Entiende usted las opciones que tiene?
2, ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?
3, ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión  

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos  

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar  

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Créditos
Autor El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado David A. Szalay, MD - Cirugía vascular

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Gloviczki P, et al. (2011). The care of patients with varicose veins and associated chronic venous diseases: Clinical practice guidelines of the Society for Vascular Surgery and the American Venous Forum. Journal of Vascular Surgery, 53(16S): 2S-48S. DOI:10.1016/j.jvs.2011.01.079. Accessed December 29, 2014.
  2. Van den Bos R, et al. (2009). Endovenous therapies of lower extremity varicosities: A meta-analysis. Journal of Vascular Surgery, 49(1): 230-239.
  3. Nesbitt C, et al. (2014). Endovenous ablation (radiofrequency and laser) and foam sclerotherapy versus open surgery for great saphenous vein varices. Cochrane Database of Systematic Reviews (7). DOI: 10.1002/14651858.CD005624.pub3. Accessed December 16, 2014.
Otras obras consultadas
  • Gloviczki P, et al. (2011). The care of patients with varicose veins and associated chronic venous diseases: Clinical practice guidelines of the Society for Vascular Surgery and the American Venous Forum. Journal of Vascular Surgery, 53(16S): 2S-48S. DOI:10.1016/j.jvs.2011.01.079. Accessed December 29, 2014.
  • Khilnani NM, et al. (2010). Multi-society consensus quality improvement guidelines for the treatment of lower extremity superficial venous insufficiency with endovenous thermal ablation from the Society of Interventional Radiology, Cardiovascular Interventional Radiological Society of Europe, American College of Phlebology, and Canadian Interventional Radiology Association. Journal of Vascular and Interventional Radiology, 21(1): 14-31.
  • Kundu S, et al. (2010). Multi-disciplinary quality improvement guidelines for the treatment of lower extremity superficial venous insufficiency with ambulatory phlebectomy from the Society of Interventional Radiology, Cardiovascular Interventional Radiological Society of Europe, American College of Phlebology, and Canadian Interventional Radiology Association. Journal of Vascular and Interventional Radiology, 21(1): 1-13.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Várices: ¿Debería realizarme un procedimiento quirúrgico?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Operarse o hacerse un procedimiento para cerrar o extraer las várices.
  • Probar la atención en el hogar para mejorar sus síntomas. Puede hacer ejercicio, elevar las piernas cuando se encuentra en reposo, usar medias de compresión o sostén y bajar de peso, si es necesario.

Puntos clave para recordar

  • Es posible que quiera probar primero algunas medidas en el hogar para reducir el dolor u otros síntomas de várices. Puede usar medias de compresión , elevar la pierna (o las piernas) sobre una almohada o una silla cuando pueda hacerlo, hacer ejercicio y bajar de peso si es necesario. Si estos pasos no ayudan con sus síntomas, es posible que quiera operarse o hacerse un procedimiento.
  • Operarse o hacerse un procedimiento es una mejor opción si le importa mucho el aspecto de sus piernas. El tratamiento en el hogar no cambiará el aspecto de las várices. La cirugía y otros procedimientos también pueden reducir el dolor y otros síntomas.
  • La cirugía puede dejarle cicatrices diminutas en las piernas.
  • El tamaño de sus várices afecta el tipo de tratamiento que podría recibir. Si usted tiene venas más grandes, es probable que lo operen (ligadura y extracción) o le hagan un procedimiento menos invasivo, como la ablación por radiofrecuencia o el tratamiento con láser endovenoso. Las várices de tamaño pequeño a mediano suelen tratarse con escleroterapia, tratamiento con láser externo o una cirugía menor que se llama microflebectomía.
  • Los procedimientos que se utilizan para cerrar las várices y evitar su reaparición parecen funcionar igual de bien. Estos procedimientos incluyen el tratamiento con láser, la ablación por radiofrecuencia, la escleroterapia y la cirugía.
  • Antes de realizarse cualquier procedimiento, consulte a su seguro para ver si cubre el costo. Algunas pólizas no cubren procedimientos que se consideran solicitados solo por motivos personales, no médicos.
PMCs

¿Qué son las várices?

Las várices o venas varicosas son venas que han aumentado de tamaño y se han retorcido cerca de la superficie de la piel. Es más común que aparezcan en las piernas y en los tobillos. Es posible que usted las tenga en una pierna o en ambas.

Es posible que le causen dolor, picazón e hinchazón en las piernas.

Incluso si usted no tiene síntomas, es posible que no le agrade el aspecto que les dan las venas a sus piernas.

¿Cómo se tratan las várices?

Usted puede tratar las várices con atención en el hogar, cirugía u otro procedimiento.

Tratamiento en el hogar

Para muchas personas, el tratamiento en el hogar alivia el dolor y otros síntomas. Si no tiene problemas graves a causa de las várices, es posible que lo único que necesite sea atención en el hogar. Pero el tratamiento en el hogar no hará que sus várices desaparezcan ni que tengan un mejor aspecto.

Usted puede:

  • Usar medias de compresión .
  • Elevar las piernas sobre una almohada o una silla cuando pueda hacerlo.
  • Hacer ejercicio para mejorar el flujo de sangre en las piernas.
  • Bajar de peso si es necesario. (Tener sobrepeso puede hacer que las várices empeoren).

Si continúa teniendo dolor u otros síntomas después de probar el tratamiento en el hogar durante un período de 6 a 12 meses, es posible que quiera operarse o hacerse un procedimiento. Si su preocupación principal es el aspecto de sus piernas, podría recibir tratamiento cuando lo desee. La atención en el hogar no cambiará el aspecto de sus piernas.

Procedimientos para las várices

Estos procedimientos menos invasivos cierran o extraen las várices. Por lo general, pueden realizarse en el consultorio o en la clínica de su médico.

  • Tratamiento con láser. Un láser es un rayo de luz altamente concentrado. El calor del láser daña la vena y hace que se forme tejido cicatricial, lo cual cierra la vena. Los láseres podrían usarse:
    • En la parte externa de la piel (láser externo) para cerrar las pequeñas venas cerca de la superficie.
    • Dentro de una vena (láser endovenoso) para cerrar las venas grandes. El médico introduce un tubo delgado que se llama catéter en la vena mediante un pequeño corte en la piel.
  • Ablación por radiofrecuencia. Este procedimiento utiliza un tipo de energía que es diferente de la del láser para cerrar las várices grandes en las piernas. Se realiza un pequeño corte en la vena. Se dirige la energía mediante un tubo delgado que se coloca en el corte.
  • Escleroterapia. Se inyecta una sustancia química en la várice para dañar y cicatrizar el interior de la vena. Esto cierra la vena.

Flebectomía (también llamada microflebectomía o avulsión incisiva). Se realizan varios cortes diminutos en la piel. Se extirpan las venas a través de estos cortes. Por lo general, no se necesitan puntos de sutura. La flebectomía suele hacerse junto con otro procedimiento o cirugía para tratar las várices.

Cirugía para las várices

La ligadura y extracción de vena es un tratamiento quirúrgico para las várices. Se realizan uno o más cortes sobre la vena, y la vena se ata (se liga) en dos lugares. Por lo general, se extirpa (se extrae) la totalidad o parte de la vena entre las zonas atadas. Necesitará anestesia general o espinal para esta cirugía. Es probable que tenga unos pocos puntos de sutura.

¿Cuál es la eficacia de los procedimientos para las várices?

El tratamiento con láser, la ablación por radiofrecuencia y la escleroterapia parecen dar resultados tan buenos como los de la cirugía. 1

Todos los tratamientos funcionan casi igual de bien para cerrar las várices. Los tratamientos dan resultados en alrededor de 80 a 93 de cada 100 personas. Los tratamientos pueden no dar resultados para aproximadamente 7 a 20 de cada 100 personas. 2

Además, estos tratamientos podrían:

  • Aliviar los síntomas.
  • Mejorar el aspecto de la piel.
  • Mejorar la calidad de vida.

¿Cuáles son los riesgos de los procedimientos para las várices?

Los estudios de investigación demuestran que todos los tratamientos conllevan un riesgo similar de que las várices reaparezcan. 3

El tratamiento con láser endovenoso, la ablación por radiofrecuencia y la escleroterapia tienen algunos riesgos:

  • Podrían formarse coágulos de sangre en las venas.
  • Usted podría tener pequeñas cicatrices.
  • Su piel podría adormecerse donde se introduce el tubo delgado para la ablación por radiofrecuencia o el tratamiento con láser endovenoso.
  • Podría tener úlceras que sangren.
  • Podría tener una reacción alérgica al líquido que se administra en la vena durante la escleroterapia. Esto es poco frecuente.
  • El color de la piel podría cambiar de manera irreversible, o podrían formarse nuevos vasos sanguíneos diminutos en la zona que se trató. Estos problemas son poco frecuentes.

La ligadura y extracción de vena también tiene algunos riesgos:

  • Usted podría sangrar mucho.
  • Podría contraer una infección.
  • Podría tener adormecimiento en las piernas.
  • Podría tener pequeñas cicatrices en el lugar donde se extirpó la vena.
  • Podría tener problemas debido a la anestesia.

Las personas que han tenido coágulos de sangre en una vena profunda (trombosis venosa profunda) o coágulos de sangre e inflamación en una vena pequeña cerca de la superficie de la piel (tromboflebitis) podrían correr un mayor riesgo de tener problemas debido a la cirugía de várices.

¿Por qué podría su médico recomendarle un procedimiento para las várices?

Su médico podría sugerirle que se opere o se haga un procedimiento si:

  • Ha probado medias de compresión y otros tipos de atención en el hogar y aún tiene dolor e hinchazón.
  • Desea tratar las várices para que sus piernas tengan mejor aspecto.

2. Compare sus opciones

  Realizarse un procedimiento para las várices Utilizar tratamiento en el hogar
¿Qué implica generalmente?
  • Usted podría estar despierto o dormido, según el procedimiento.
  • Puede regresar a su hogar el mismo día.
  • Es posible que usted tenga que usar medias de compresión durante una semana o más después del tratamiento.
  • Usa medias de compresión .
  • Eleva las piernas sobre una silla o una almohada para evitar que la sangre se acumule.
  • Hace más ejercicio para mejorar el flujo de sangre en las piernas.
  • Puede bajar de peso, si es necesario, para mejorar los síntomas.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Es probable que sus síntomas mejoren o desaparezcan.
  • Es posible que usted esté más contento con el aspecto de sus piernas.
  • Sus síntomas podrían mejorar o desaparecer.
  • Usted no tiene dolor ni otros efectos secundarios debido a la cirugía.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Las várices podrían reaparecer.
  • El dolor u otros síntomas podrían reaparecer.
  • Los efectos secundarios pueden incluir:
    • Ardor.
    • Infección.
    • Comezón.
    • Pequeñas cicatrices.
    • Un cambio prolongado en el color de la piel, en la zona que se trató.
  • Es posible que sus síntomas no mejoren.
  • La atención en el hogar no cambiará el aspecto de sus várices.
  • Puede resultar difícil colocarse y sacarse las medias de compresión. Usarlas puede ser caluroso e incómodo.

Historias personales

Historias personales acerca de las várices

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Al vivir en Arizona, uso pantalones cortos y faldas con mucha frecuencia. Varios años atrás, dejé de tratar de estar bronceada todo el tiempo debido al riesgo de cáncer de piel. Por eso, ahora que no tengo esa piel morena, mis venas realmente pueden verse. También comencé a preguntarme si las venas estaban relacionadas con el dolor que a veces siento en las piernas. Hablé con mi médico al respecto y descubrí que probablemente el dolor no esté relacionado con las arañas vasculares. Sin embargo, decidí tratarlas de todos modos, debido a que realmente no me gusta el aspecto de mis piernas."

— Margaret, 46 años

"Mi principal motivo para tratar las várices es aliviar el dolor y la fatiga. ¡Siento las piernas tan cansadas al final del día! Mi médica dijo que podía probar la cirugía, pero no creo que mis piernas me molesten lo suficiente como para correr el riesgo, a pesar de que ella diga que es una cirugía bastante segura. Por eso, hablamos sobre algunas otras opciones, como estas pantimedias especiales que comprimen las venas de las piernas, y sobre elevar mis pies varias veces al día. Y sobre caminar más. ¿Quién hubiera pensado que moverme más podría hacer que mis piernas estén menos cansadas?"

— Carolyn, 67 años

"Tengo varias de esas várices largas, retorcidas y azules, que se asemejan a cordones. Y mis piernas son bastante delgadas, por lo cual realmente sobresalen. No me preocupa el aspecto de mis piernas, pero soy policía y estoy de pie todo el día. Al final del día, realmente me duelen las piernas. Hablamos sobre tratamientos como medias elásticas, pero con mi trabajo eso no es práctico. Mi médico dijo que soy un buen candidato para la cirugía de extirpación de las venas largas, y que los resultados deberían ser bastante buenos."

— Diego, 38 años

"Me gustaría hacer algo respecto de todas mis várices, pero hasta que mi hija menor termine la universidad, realmente no podemos afrontar el gasto. Además, sé que a veces el tratamiento puede causar cambios de color o formación de cicatrices, que también desearía evitar. Por eso uso mis pantimedias de sostén, elevo las piernas y uso pantimedias más oscuras con las faldas."

— Suzanne, 56 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para realizarse un procedimiento para las várices

Motivos para probar la atención en el hogar para las várices

Realmente me molesta el aspecto de mis piernas debido a las várices.

No me molesta el aspecto de mis piernas.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Aún tengo síntomas debido a las várices, incluso empleando la atención en el hogar.

La atención en el hogar está ayudando con mis síntomas.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupan los posibles efectos secundarios de un procedimiento para las várices.

No deseo correr el riesgo de experimentar los efectos secundarios de un procedimiento.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Considero que vale la pena realizarme un procedimiento, incluso si existe una posibilidad de que las várices reaparezcan.

No deseo realizarme un procedimiento si las várices podrían reaparecer.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

   
             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Realizarme un procedimiento

NO realizarme un procedimiento

             
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Es posible que pueda tratar mis várices sin operarme ni hacerme un procedimiento.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Es cierto. Para muchas personas, el tratamiento en el hogar da buenos resultados respecto del alivio del dolor y de otros síntomas. Si no tiene problemas graves a causa de las várices, es posible que lo único que necesite sea atención en el hogar.

2. El tratamiento en el hogar puede cambiar el aspecto que mis piernas tienen debido a las várices.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Usted tiene la razón. Operarse o hacerse un procedimiento es una mejor opción si le importa mucho el aspecto de sus piernas. El tratamiento en el hogar no cambiará el aspecto de las várices.

3. El tipo de procedimiento que me realizaré depende del tamaño de mis várices.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Usted tiene la razón. El tamaño de las várices afecta el tipo de procedimiento. Si tiene venas grandes, es más probable que se le realice una cirugía, tratamiento con láser endovenoso o ablación por radiofrecuencia. Por lo general, las venas más pequeñas se tratan con escleroterapia o tratamiento con láser externo.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

         
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado David A. Szalay, MD - Cirugía vascular

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Gloviczki P, et al. (2011). The care of patients with varicose veins and associated chronic venous diseases: Clinical practice guidelines of the Society for Vascular Surgery and the American Venous Forum. Journal of Vascular Surgery, 53(16S): 2S-48S. DOI:10.1016/j.jvs.2011.01.079. Accessed December 29, 2014.
  2. Van den Bos R, et al. (2009). Endovenous therapies of lower extremity varicosities: A meta-analysis. Journal of Vascular Surgery, 49(1): 230-239.
  3. Nesbitt C, et al. (2014). Endovenous ablation (radiofrequency and laser) and foam sclerotherapy versus open surgery for great saphenous vein varices. Cochrane Database of Systematic Reviews (7). DOI: 10.1002/14651858.CD005624.pub3. Accessed December 16, 2014.
Otras obras consultadas
  • Gloviczki P, et al. (2011). The care of patients with varicose veins and associated chronic venous diseases: Clinical practice guidelines of the Society for Vascular Surgery and the American Venous Forum. Journal of Vascular Surgery, 53(16S): 2S-48S. DOI:10.1016/j.jvs.2011.01.079. Accessed December 29, 2014.
  • Khilnani NM, et al. (2010). Multi-society consensus quality improvement guidelines for the treatment of lower extremity superficial venous insufficiency with endovenous thermal ablation from the Society of Interventional Radiology, Cardiovascular Interventional Radiological Society of Europe, American College of Phlebology, and Canadian Interventional Radiology Association. Journal of Vascular and Interventional Radiology, 21(1): 14-31.
  • Kundu S, et al. (2010). Multi-disciplinary quality improvement guidelines for the treatment of lower extremity superficial venous insufficiency with ambulatory phlebectomy from the Society of Interventional Radiology, Cardiovascular Interventional Radiological Society of Europe, American College of Phlebology, and Canadian Interventional Radiology Association. Journal of Vascular and Interventional Radiology, 21(1): 1-13.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.