Vigilancia del tratamiento del asma

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La gravedad del asma puede variar, y el asma frecuentemente requiere cambios en su tratamiento para controlarla. Para asegurarse de que está recibiendo el tratamiento adecuado, usted tiene que vigilar y evaluar continuamente la enfermedad y comunicarse con su médico.

Síntomas

Conozca los síntomas del asma mal controlada: sibilancias, tos, opresión en el pecho o falta de aire. Llevar un registro escrito de qué hacer durante un ataque de asma (plan de acción contra el asma) le proporcionará pautas para aumentar los medicamentos si su asma o el asma de su hijo empieza a descontrolarse.

Su médico debe evaluar su asma periódicamente. Él o ella le preguntará cómo le ha ido desde su última visita. Su médico le preguntará acerca de los síntomas diurnos de asma, los despertares nocturnos y los síntomas temprano en la mañana que no se alivian con medicamentos.

Funcionamiento pulmonar

En el caso del asma, la gravedad de los síntomas no siempre se corresponde con los resultados de las pruebas de funcionamiento pulmonar. Algunas personas no notan los síntomas graves hasta que el funcionamiento de sus pulmones es muy deficiente. Por esta razón, usted debería considerar hacerse pruebas periódicas de funcionamiento pulmonar.

Se suele utilizar la espirometría para evaluar el funcionamiento pulmonar. Se realiza después del inicio del tratamiento y de nuevo cuando los síntomas se han estabilizado. Esta prueba debe realizarse por lo menos con una frecuencia de 1 o 2 años para evaluar el funcionamiento de sus pulmones. Si el tratamiento solo le ayuda un poco o si sus síntomas cambian, es posible que necesite pruebas de espirometría adicionales. Esta prueba puede ser difícil para niños pequeños. Generalmente, puede realizarse en niños mayores de 4 años.

Usted puede controlar su funcionamiento pulmonar en el hogar con un medidor de flujo máximo . Este dispositivo registra el flujo de aire a medida que usted sopla tan fuerte y rápido como sea posible. El número registrado es el flujo espiratorio máximo alcanzado.

La medición del flujo espiratorio máximo puede usarse a largo plazo para vigilar los cambios en el funcionamiento de los pulmones. Puede ayudarle a saber por adelantado cuándo podría tener un aumento repentino en sus síntomas (ataque de asma) para que pueda comenzar el tratamiento.

Calidad de vida/estado funcional

Evaluar la calidad de vida es esencial para valorar el éxito de la terapia para el asma. Esto incluye la frecuencia con la que usted o su hijo han faltado al trabajo o a la escuela debido al asma, cualquier disminución en sus actividades habituales y los posibles trastornos del sueño.

Antecedentes de ataques de asma

Los ataques de asma suelen ocurrir después de la exposición a sustancias que causan inflamación en las vías respiratorias (desencadenantes), como la caspa de los animales , las infecciones virales y el polen. Saber con qué frecuencia tiene episodios de asma, lo graves que son y cuáles son los desencadenantes puede ayudarle a su médico a decidir cuál es el mejor tratamiento.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisado6 diciembre, 2017