Generalidades del tema

¿Qué son las vinchucas?

Las vinchucas (triatomas) son insectos sin alas que tienen una longitud de alrededor de 0.75 pulgadas (1.9 cm). Las vinchucas son de color marrón oscuro o negro con manchas rojas o anaranjadas a lo largo del borde de sus cuerpos. También reciben el nombre de chinches besuconas, chinches picudas o chinches hociconas. Al igual que los mosquitos, las vinchucas se alimentan de la sangre de animales o personas.

Las vinchucas se conocen también como chinches besuconas porque sus picaduras frecuentemente se encuentran alrededor de la boca. Por lo general, se esconden durante el día y están activas durante la noche cuando se alimentan. Pueden pasar semanas sin alimentarse.

Las vinchucas pueden ser portadoras de un parásito que causa la enfermedad de Chagas, pero esto no es común en los Estados Unidos. La comezón de las picaduras puede ser tan molesta que algunas personas se rascan tanto que se lastiman la piel y las heridas pueden infectarse. Las picaduras también pueden causar una reacción alérgica grave en algunas personas.

¿Dónde se pueden encontrar las vinchucas?

Las vinchucas se encuentran en los estados cálidos del sur de los Estados Unidos y en México, Centroamérica y Sudamérica.

Las vinchucas pueden esconderse en grietas y agujeros de camas, pisos, paredes y muebles. Es más probable que se encuentren:

  • Cerca de lugares en los que un animal doméstico, como un perro o un gato, pasa el tiempo.
  • En zonas donde viven ratones u otros roedores.
  • Cerca de camas, especialmente bajo los colchones o en muebles cercanos a la cama.

¿Cómo sabe usted si tiene vinchucas?

Las vinchucas pueden provocar grupos de picaduras, a menudo alrededor de la boca. Las picaduras no suelen doler, pero pueden hincharse y parecerse a la urticaria. La comezón de las picaduras puede durar una semana.

También fíjese en estas otras señales:

  • Los insectos mismos, especialmente en el colchón o en la almohada.
  • Pequeñas manchas de sangre en las sábanas y las almohadas.

¿Cómo se pueden tratar las picaduras de vinchucas?

El tratamiento en el hogar puede ayudar a detener la comezón y a prevenir una infección. Usted puede hacer lo siguiente:

  • Lavar las picaduras con jabón para reducir la probabilidad de infección.
  • Usar loción de calamina o una crema para la comezón. También puede aplicar una toalla pequeña embebida en avena sobre la zona que le pica por 15 minutos. Puede comprar harina de avena, como Aveeno Colloidal Oatmeal, en las farmacias. O también puede preparar su propia solución de avena. Envuelva 1 taza (0.2 L) de avena en un paño de algodón y hiérvala por unos minutos hasta que esté blanda.
  • Usar una compresa de hielo para detener la hinchazón.
  • Ver a su médico si piensa que la picadura puede haberse infectado.

¿Cómo puede uno deshacerse de las vinchucas?

Puede ser difícil deshacerse de las vinchucas. Estos insectos pueden ocultarse en grietas y resquicios en el colchón, el armazón y el canapé de la cama. Pueden diseminarse por grietas y resquicios en la habitación y depositar sus huevos. Por estas razones, es mejor llamar a una compañía de control de insectos para opciones de tratamiento. El tratamiento habitual es el uso de un insecticida que mata a los insectos. Lo mejor es evitar que los insectos entren en su casa:

  • Selle los huecos alrededor de ventanas y puertas. Rellene todos los agujeros o grietas en paredes o mosquiteros que pudieran permitir que los insectos entren en su casa.
  • Deje que sus mascotas duerman en el interior de su casa, especialmente en la noche. No permita que las mascotas duerman en un dormitorio. Mantenga limpias las zonas en las que duerme su mascota.
  • Elimine pilas de madera o de rocas que estén apoyadas contra su casa.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado H. Michael O'Connor, MD, MMEd, FRCPC - Medicina de emergencia

Revisado20 noviembre, 2017