Generalidades del tema

¿Qué es la viruela?

La viruela es una infección contagiosa causada por el virus de la viruela. La viruela puede ser mortal, de modo que si se produce un brote, es crucial mantenerse alejado de las personas infectadas. Vacúnese si ha estado en contacto con alguien que tiene viruela. Y si tiene síntomas, consiga atención médica.

Las señales evidentes de la enfermedad son malestar muy fuerte con fiebre alta y, luego, salpullido en todo el cuerpo. Los síntomas aparecen aproximadamente 12 días después de que la persona se ha contagiado.

Antes de que hubiera una vacuna, la viruela solía causar la muerte en todo el mundo. Gracias al extenso uso de la vacuna, el último caso natural de viruela sucedió en 1977. Y en 1980, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la transmisión de la viruela se había detenido y que la enfermedad había sido erradicada.

Dado que hay un ligero riesgo de reacciones graves e incluso de muerte debido a la vacuna antivariólica, la vacunación de rutina contra la viruela finalizó en los Estados Unidos en 1972.

Se sabe que el virus de la viruela existe en laboratorios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en los EE. UU., y en el Centro Estatal para la Investigación de Virología y Biotecnología en Rusia. Pero también puede haber en otros laboratorios. Algunas personas están inquietas de que terroristas pudieran liberar el virus y propagar la viruela entre muchas personas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los primeros síntomas de la viruela incluyen fiebre alta, fatiga, dolor de cabeza y dolor de espalda. Después de 2 a 3 días de enfermedad, aparece un salpullido plano y rojo. Suele comenzar en la cara y en la parte superior de los brazos, y luego se extiende por todo el cuerpo. A lo largo de las próximas 2 a 3 semanas, las manchas planas y rojas se vuelven firmes, abultadas y redondeadas con pus en su interior. Luego forman costras. Las costras se caen de 3 a 4 semanas después de la primera aparición del salpullido y dejan cicatrices punteadas.

El período de incubación de la viruela es aproximadamente de 12 días. Pero los síntomas pueden desarrollarse tan pronto como a los 7 días o tan tarde como a los 19 días después de la exposición al virus.

Al principio, usted podría confundir un salpullido significativo de la varicela con un salpullido de viruela. Pero estas enfermedades están causadas por diferentes virus y hay muchas diferencias entre el salpullido de la varicela y el de la viruela .

¿Cómo se transmite la viruela?

La viruela es contagiosa. Puede transmitirse de persona a persona a través de la tos, los estornudos o la respiración, o por contacto con las costras o el líquido de las ampollas. Incluso puede transmitirse por contacto con los efectos personales y la ropa de cama de un individuo infectado. La viruela se transmite más fácilmente durante la primera semana del salpullido. A medida que se forman las costras, la persona contagia menos. Pero una persona puede contagiar el virus a partir del momento en que aparece el salpullido hasta que se le caen todas las costras.

Si un terrorista liberara una pequeña cantidad de virus en el aire, es posible que este pudiera propagarse entre un gran número de personas. El virus puede ser capaz de sobrevivir e infectar personas por hasta un día.

Las personas que se enferman deben evitar contacto con los demás para ayudar a prevenir la propagación. Si ha habido un brote de viruela y usted piensa que ha estado expuesto, llame a su médico o a su departamento de salud local. No vaya directamente a un establecimiento de atención médica, porque podría transmitir la enfermedad a otras personas.

¿Cómo se diagnostica la viruela?

Si un médico sospechara de un caso de viruela, sería necesario hacer un análisis de sangre y pruebas cutáneas para confirmar el diagnóstico. Un caso confirmado de viruela se consideraría una emergencia de salud a nivel mundial. En los Estados Unidos, las autoridades sanitarias estatales y federales tomarían medidas rápidamente. Aislarían de los demás a cualquier persona que pudiera haber estado expuesta.

En el caso de que se hubiera confirmado un brote de viruela, un médico en el área del brote podría diagnosticar viruela sin una prueba de laboratorio. El médico examinaría el salpullido y preguntaría por síntomas y una posible exposición a la enfermedad.

¿Cómo se trata?

No existe una cura conocida para la viruela. El tratamiento incluye beber abundantes líquidos y tomar medicamentos para controlar el dolor y la fiebre.

Para prevenir la propagación del virus, se debería aislar de otras personas a un individuo infectado hasta que él o ella ya no sea contagioso.

¿Puede prevenirse una infección por viruela?

Las personas que han sobrevivido a la viruela no pueden volver a contraerla.

Además, hay una vacuna para la viruela. Esta contiene el virus de la variolovacuna, el cual es similar al virus de la viruela pero más seguro. Si usted se vacuna antes de estar expuesto a la viruela, la vacuna probablemente lo proteja por al menos entre 3 y 5 años. Y vacunarse por segunda vez más adelante puede protegerlo por un tiempo todavía más prolongado.

La vacuna funciona incluso si no la recibe en forma anticipada. La mayoría de las personas que reciben la vacuna antivariólica dentro de los 3 días de haber estado expuestas al virus no tendrán síntomas o tendrán síntomas que no son tan graves. Recibir la vacuna de 4 a 7 días después de la exposición también puede ayudar. nota 1

Las personas que tienen contacto muy cercano con una persona que ha recibido la vacuna antivariólica pueden tener una infección por el virus usado en la vacuna. La infección suele causar un salpullido menor y no es viruela. Por eso, el lugar de aplicación de la vacuna antivariólica debería cubrirse hasta que la costra se caiga.

En el pasado, cuando se diagnosticaba una infección por viruela, se aislaba de los demás a las personas infectadas para prevenir la propagación de la infección. Se vacunaba entonces a todos los que pudieran haber estado expuestos al virus. Esta práctica, llamada vacunación en anillo , cumplió un papel clave en la erradicación de la viruela. Muchos especialistas piensan que sería mejor implementar una vacunación en anillo antes de una vacunación masiva si hoy día se presentara un caso.

Debido a que hay riesgos de una grave reacción a la vacuna, no se hace una vacunación de rutina contra la viruela. Actualmente, todos los niños y la mayoría de los adultos en los EE. UU. tienen una probabilidad de infectarse si se exponen al virus de la viruela.

Desde los atentados terroristas de septiembre de 2001 en los EE. UU., se ha producido más vacuna. El gobierno de los EE. UU. tiene suficiente vacuna antivariólica para todos los estadounidenses en el caso de un brote. nota 1

Se recomienda la vacuna antivariólica para los trabajadores de laboratorios que manipulan el virus de la variolovacuna, para miembros de los equipos de respuesta a la viruela y para ciertas personas en las fuerzas armadas. Para obtener información precisa y actualizada, visite el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en www.bt.cdc.gov/agent/smallpox (en inglés).

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la viruela:

Recibir un diagnóstico:

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

Centers for Disease Control and Prevention: Emergency Preparedness and Response (U.S.)
www.emergency.cdc.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Centers for Disease Control and Prevention (2016). Smallpox fact sheet: Vaccine overview. http://emergency.cdc.gov/agent/smallpox/vaccination/facts.asp. Accessed April 5, 2016.

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2015). Smallpox (variola). In DW Kimberlin et al., eds., Red Book: 2015 Report of the Committee on Infectious Diseases, 30th ed., pp. 709-712. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2007). Smallpox fact sheet: Smallpox overview. Available online: http://www.bt.cdc.gov/agent/smallpox/overview/disease-facts.asp.
  • Cherry JD, Johnston S (2009). Smallpox (variola virus). In RD Feigin et al., eds., Feigin and Cherry's Textbook of Pediatric Infectious Diseases, 6th ed., pp. 2089-2101. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Henderson DA, et al. (2008). Smallpox and vaccinia. In SA Plotkin et al., eds., Vaccines, 5th ed., pp.773-803. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Hirsch MS (2007). Measles, mumps, rubella, parvovirus, and poxvirus. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 12, chap. 22. Hamilton, ON: BC Decker.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Christine Hahn, MD - Epidemiología

Revisado3 marzo, 2017