Volver a jugar después de una lesión en la cabeza durante un evento deportivo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Toda persona que haya tenido una lesión en la cabeza durante un evento deportivo debe interrumpir la actividad y no volver a jugar ese día. Volver a la actividad antes de que el cerebro vuelva al funcionamiento normal aumenta el riesgo de una persona de tener una lesión cerebral más grave.

Todas las personas que participan en un evento deportivo (todos los entrenadores, jugadores, maestros, padres e instructores) necesitan recibir capacitación para conocer los síntomas de una conmoción. Y todos necesitan saber la importancia de obtener ayuda médica cuando un jugador se lesiona la cabeza.

La decisión acerca de si un jugador puede volver en forma segura a jugar la debe tomar un médico. El médico decide según cada caso. Las cosas que ayudan al médico a decidir cuándo un jugador puede regresar a jugar incluyen:

  • Los síntomas que tenga el jugador.
  • Los antecedentes médicos del jugador.
  • Los antecedentes de conmociones del jugador.
  • El uso de medicamentos por parte del jugador.
  • El tipo de deporte y la posición de juego.
  • La capacidad del jugador para pararse y mantener el equilibrio.
  • La capacidad del jugador para prestar atención y responder preguntas para evaluar el aprendizaje y la memoria.
  • La rapidez con la que el jugador puede resolver problemas.

Los médicos y otros especialistas en conmoción cerebral coinciden en que un jugador no debe volver a jugar hasta que los síntomas hayan desaparecido completamente, tanto en reposo como durante el ejercicio o el esfuerzo. Utilizar medicamentos para mejorar los síntomas de una conmoción no es lo mismo que no tener síntomas. Los medicamentos deben interrumpirse antes de que pueda considerarse que un deportista ya no tiene más síntomas. Los niños y los adolescentes tienen períodos de recuperación más prolongados. De modo que tal vez tengan que esperar más tiempo antes de poder volver a jugar.

En la mayoría de los lugares, su médico debe dar permiso por escrito para que los niños y los adolescentes empiecen a seguir los pasos y vuelvan a hacer deporte. Esto también es recomendable para los adultos.

El primer tratamiento para una conmoción es 1 o 2 días de reposo, tanto físico como mental. Después del reposo, el deportista puede aumentar la actividad gradualmente siempre y cuando no le cause nuevos síntomas ni empeore sus síntomas.

El deportista debe avanzar lentamente por los siguientes niveles de actividad: nota 1

  1. Actividad limitada. El deportista puede realizar actividades diarias siempre y cuando la actividad no aumente sus síntomas ni cause nuevos síntomas.
  2. Actividad aeróbica liviana. Esto puede incluir caminar, nadar u otro ejercicio a menos del 70% de la frecuencia cardíaca máxima. No se incluye entrenamiento de resistencia en este paso.
  3. Ejercicio específico al deporte. Esto incluye repeticiones de patinaje o correr (según el deporte) pero sin impacto en la cabeza.
  4. Repeticiones de entrenamiento sin contacto. Esto incluye repeticiones de entrenamiento más complejas como pasar la pelota. El deportista también puede comenzar entrenamiento de resistencia ligero.
  5. Práctica con contacto pleno. El deportista puede participar en un entrenamiento normal.
  6. Volver a jugar. Este es el paso final y le permite al deportista participar en un partido normal.

El deportista no debe tener síntomas por 24 horas al nivel actual de actividad antes de progresar al paso siguiente. Si reaparecen uno o más síntomas, el jugador debe retroceder al nivel de actividad anterior sin síntomas por al menos 24 horas antes de intentar hacer más. Un médico siempre debe tomar la decisión final acerca de si un jugador está listo para volver al juego de contacto completo.

Estas reglas generales se aplican al regreso al juego después de una primera conmoción. Después de más de una conmoción, el jugador probablemente necesite un período de recuperación más prolongado. Debido a que el riesgo de una segunda conmoción es el mayor dentro de los 10 días de la primera conmoción, es muy importante asegurarse de que el jugador se recupere completamente antes de que vuelva a jugar. Una segunda lesión, incluso si no es una lesión en la cabeza, podría causar daño cerebral permanente o la muerte.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. McCrory P, et al. (2017). Consensus statement on concussion in sport-The 5th international conference on concussion in sport held in Berlin, October 2016. British Journal of Sports Medicine, published online April 26, 2017. DOI: 10.1136/bjsports-2017-097699. Accessed November 10, 2017.

Otras obras consultadas

  • American College of Sports Medicine (2006). Concussion (mild traumatic brain injury) and the team physician: A consensus statement. Medicine and Science in Sports and Exercise, 39(2): 395-399.
  • Halstead ME, et al. (2010). Sport-related concussion in children and adolescents. Pediatrics, 126(3): 597-615.
  • McCrory P, et al. (2017). Consensus statement on concussion in sport-The 5th international conference on concussion in sport held in Berlin, October 2016. British Journal of Sports Medicine, published online April 26, 2017. DOI: 10.1136/bjsports-2017-097699. Accessed November 10, 2017.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Revisado22 noviembre, 2017