Yodo radiactivo para el hipertiroidismo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tratamiento

El yodo radiactivo es un medicamento que se toma una vez. Después de tragarse, es absorbido por la tiroides . Según la dosis que se use, la radiactividad en el yodo destruye la mayor parte del tejido o todo el tejido de la tiroides, pero sin dañar ninguna otra parte de su cuerpo.

Si bien la radiación puede causar cáncer de tiroides , el tratamiento del hipertiroidismo con yodo radiactivo no aumenta las probabilidades de tener cáncer de tiroides.

El tratamiento con yodo radiactivo ha sido usado en forma segura en millones de personas por más de 60 años.

Qué esperar después del tratamiento

La mayoría de las personas no sienten diferencia después del tratamiento. Pero algunas personas pueden tener náuseas.

Al cabo de algunos días después del tratamiento, el yodo radiactivo saldrá de su cuerpo por la orina y la saliva. El tiempo que esto lleve dependerá de su edad y de la dosis que haya recibido. Las personas jóvenes se deshacen del yodo radiactivo más rápido que los adultos mayores. Beber abundantes líquidos puede ayudar a que su cuerpo se deshaga de la radiactividad.

Su médico le dará instrucciones por escrito. Para evitar exponer a otras personas a la radiactividad, es importante que siga las instrucciones de su médico cuidadosamente. Él o ella le indicarán la distancia que debe mantener de otras personas, el tiempo que necesita dormir solo y otras maneras de mantener su seguridad. Le indicarán que evite el contacto cercano, los besos, las relaciones sexuales y compartir vasos, platos o utensilios.

Algunas recomendaciones generales incluyen: nota 1

  • Manténgase lejos de otras personas, especialmente de niños y mujeres embarazadas.
  • No se siente al lado de alguien en un vehículo motorizado por más de 1 hora.
  • Evite el contacto cercano, los besos o las relaciones sexuales.
  • Duerma sin compañía en una habitación separada.
  • Use toallas, paños de baño y sábanas individuales. Lave estos y sus prendas personales por separado por 1 semana.
  • Tire la cadena del inodoro dos veces después de cada uso. Enjuague el lavabo del baño y la bañera por completo después de usarlos.

Después de tomar su tratamiento, podría hacerse exámenes de seguimiento con una frecuencia de 4 a 6 semanas hasta que los niveles de su hormona tiroidea vuelvan a la normalidad.

Por qué se hace

El yodo radiactivo tiene las mejores probabilidades de curar el hipertiroidismo en forma permanente. Los médicos a menudo lo usan si su hipertiroidismo regresa después de haber sido tratado con medicación antitiroidea. También puede usarse si su hipertiroidismo regresa después de que lo hayan operado para extraerle parte de la tiroides.

Eficacia

Para la mayoría de las personas, una dosis de tratamiento con yodo radiactivo curará el hipertiroidismo. Generalmente, los niveles de la hormona tiroidea regresan a lo normal al cabo de 8 a 12 semanas. En casos poco comunes, la persona necesita una segunda o tercera dosis de yodo radiactivo.

Riesgos

Algunos efectos secundarios del tratamiento radiactivo incluyen:

  • Sabor metálico en la boca.
  • Sequedad de boca.
  • Dolor de garganta.
  • Dolor en el cuello. El tratamiento de yodo radiactivo puede hacer que se le hinche o le duela el cuello.
  • Náuseas o vómito, que suelen ser leves.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Fatiga.
  • Niveles tiroideos particularmente bajos ( hipotiroidismo ) o particularmente altos ( hipertiroidismo ).

Si usted tiene oftalmopatía de Graves , esta puede empeorar transitoriamente después de la terapia con yodo radiactivo.

Para pensar

A la mayoría de las personas -dependiendo de su edad, de la cantidad de hormona tiroidea que produzca su organismo y de otras afecciones de salud que tengan- se las trata primero con yodo radiactivo.

El yodo radiactivo a menudo se recomienda si tiene la enfermedad de Graves y es mayor de 50 años, o si tiene nódulos tiroideos (bocio multinodular tóxico) que están liberando demasiada cantidad de hormona tiroidea. El yodo radiactivo no se usa si:

  • Usted está embarazada o si quiere quedar embarazada dentro de los 6 meses de tratamiento.
  • Está amamantando.
  • Usted tiene tiroiditis u otra clase de hipertiroidismo que a menudo es temporal.

Es posible que tome medicación antitiroidea por varias semanas o meses antes del tratamiento con yodo radiactivo. La medicación antitiroidea reducirá los niveles de hormona tiroidea en su organismo y también reducirá sus probabilidades de tener un problema más grave que se llama crisis hipertiroidea . También podría tomar medicamentos adicionales que pueden hacer que se sienta mejor y ayudar a la tiroides a volver a la normalidad antes de que le den el yodo radiactivo.

El yodo radiactivo ha sido usado para tratar el hipertiroidismo por más de 60 años. No hay evidencia de que el yodo radiactivo cause cáncer, esterilidad ni anomalías congénitas (de nacimiento).

Si se ha sometido a un tratamiento con yodo radiactivo y desea viajar dentro de unos pocos días después del tratamiento, prepárese para cualquier problema que pudiera tener con la seguridad del aeropuerto. Las personas que han recibido tratamiento con yodo radiactivo pueden activar las máquinas de detección de radiación en los aeropuertos.

Si planea viajar dentro de los 5 a 7 días de su tratamiento radiactivo:

  • Averigüe con las autoridades locales acerca de procedimientos o consideraciones especiales.
  • Pídale a su médico que redacte una carta que describa el isótopo de radiación usado, la fecha y la hora del tratamiento, la dosis y su semivida biológica (el tiempo que tarda la mitad del yodo radiactivo en ser eliminada del cuerpo). La carta debería incluir los números telefónicos del médico a los que se pueda llamar las 24 horas, de modo que las autoridades puedan llamar a su médico si necesitan verificar la información en la carta.
  • Tenga en cuenta que tendrá que esperar para recibir autorización para viajar.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Sisson JC, et al. (2011). Radiation safety in the treatment of patients with thyroid diseases by radioiodine 131I: Practice recommendations of the American Thyroid Association. From the American Thyroid Association Taskforce on Radioiodine Safety. Thyroid, 21(4): 335-346.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado David C.W. Lau, MD, PhD, FRCPC - Endocrinología

Revisado3 mayo, 2017