The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Remedios naturales para las alergias estacionales

Artículo | Julio de 2018

Remedios naturales para las alergias estacionales

Para el alivio de la alergia estacional, existe una serie de tratamientos para ayudar a que te sientas mejor (desde medicamentos con o sin receta, hasta remedios naturales).

¿Qué causa las alergias estacionales?

Muchas personas son alérgicas al polen. Sus reacciones son más fuertes durante la primavera, el verano y el otoño, cuando la cantidad de polen en el aire es alta. El moho también es un alérgeno estacional común.

¿Cuáles son los síntomas de las alergias estacionales?

  • Congestión, que incluye congestión nasal y tos
  • Picazón en los ojos, los oídos, la nariz y la garganta
  • Párpados hinchados
  • Irritación de la piel
  • Bajo nivel de energía

¿Cómo puedo distinguir entre las alergias estacionales y un resfriado?

La congestión es un síntoma que las alergias y los virus del resfriado tienen en común. Mientras que la congestión asociada a un resfriado disminuye con el tiempo, la congestión relacionada con la alergia dura lo que dure tu exposición a lo que cause la alergia. Los resfriados se desarrollan con el tiempo y, normalmente, desaparecen en unos días.

¿Qué tratamientos existen contra las alergias estacionales?

La prevención es clave para el alivio de la alergia estacional. Los siguientes consejos pueden ayudar a tu recuperación:

  • Quita cualquier planta que pueda estar causando tu reacción alérgica. Es común que las personas tengan alergias a cosas difíciles de ver, como el polen.
  • Cambia tu rutina diaria para que no estés cerca de la fuente de tu molestia. Evita el aire libre entre las 5 a.m. y las 10 a.m. Deja las actividades al aire libre para las últimas horas de la tarde o luego de una lluvia fuerte, cuando la cantidad de polen es menor.
  • Al llegar a tu hogar, cambia tu vestimenta para evitar dejar rastros de alérgenos por todos lados.
  • Mantén cerradas las ventanas de tu hogar y de tu coche para disminuir la exposición al polen. Si deseas mantener el lugar fresco, usa acondicionadores de aire y evita usar ventiladores de ventana.

¿Qué remedios naturales existen para las alergias estacionales?

En primer lugar, las gárgaras con agua salada pueden calmar el dolor de garganta.

También puede ser útil limpiar tu nariz y garganta de posibles alérgenos, como el moho o el polen. Para ello, usa un enjuague nasal con solución salina o un recipiente Neti.

Si estás usando un dispositivo de enjuague, como un recipiente Neti, debes usarlo y limpiarlo de manera adecuada.

¿Cuándo debería consultar a un médico acerca de mis alergias?

Habla con tu proveedor de cuidado de la salud para saber cuál es la mejor manera de controlar tus alergias estacionales, especialmente si estás considerando utilizar (o estás utilizando) un medicamento sin receta o un suplemento dietario. Ten en cuenta que los medicamentos sin receta y algunos suplementos pueden interactuar con los medicamentos u otros suplementos, o bien tener sus propios efectos secundarios.

Un profesional médico debe tratar cualquier problema respiratorio grave. Sin embargo, si estás intentando tratar tus síntomas antes de consultar a un médico, no uses más de una clase de medicamento sin receta a la vez. Si tienes una afección existente, como una enfermedad coronaria, presión arterial alta o diabetes, o si estás embarazada o en período de lactancia, consulta a tu médico.

Distinguir entre las alergias y un resfriado es clave para poder aliviar tus síntomas. La mayoría de los remedios naturales para las alergias estacionales están disponibles inmediatamente. Sin embargo, si tus síntomas están empeorando, consulta a tu médico.

natural-remedies-for-seasonal-allergies-1-16x9-lg

Esta información es solo para fines educativos. No constituye asesoramiento médico. No dependas de esta información como herramienta para el autodiagnóstico. Siempre consulta a tu médico para recibir los exámenes, tratamientos, pruebas y recomendaciones de cuidado apropiados.