Controlar la ansiedad dental

Artículo

Controla la ansiedad dental

Menos miedo, más sonrisas.

Visitar al dentista puede causarles miedo a algunas personas. La buena noticia es que hay formas de trabajar con el dentista y hacer que esa visita sea más fácil.

Reconoce los signos de la fobia dental

Tener miedo de ir al dentista puede ser un problema serio. Puede causar pánico y angustia. Estas señales podrían indicar que tienes una fobia dental que necesite atención:

  • Evitas ir al dentista, a menos que estés muy dolorido.
  • Tienes problemas para dormir las noches previas a la cita con el dentista.
  • Te sientes incómodo mientras estás en la sala de espera.
  • Te sientes mal físicamente cuando piensas en ir al dentista.
  • Te cuesta respirar mientras estás en el sillón del dentista recibiendo atención.

Miedos dentales comunes

Determinar la causa de tus miedos podría ayudarte a resolverlos.

  • Miedo al dolor. Una experiencia dental negativa puede ser la causa de que ahora te sientas incómodo o sientas desconfianza.
  • Miedo a las inyecciones. Algunas personas tienen miedo a las agujas. A otras también les preocupa que la anestesia no funcione y puedan sentir dolor.
  • Efectos secundarios de la anestesia. A algunas personas les preocupa cómo les hará sentir la anestesia. Temen tener mareos, náuseas o labios adormecidos.
  • Pérdida del espacio personal. Muchas personas se sienten incómodas por la cercanía del dentista o del higienista dental.
  • Pérdida de control. A muchas personas les incomoda no poder ver lo que ocurre en la boca.

Manejo del miedo

Puedes reducir la ansiedad y mejorar tu salud oral. Estos consejos pueden ayudar:

  • Comunícate abiertamente. Habla sobre tus miedos dentales con el dentista. Hazle preguntas sobre tu salud oral y el tratamiento.
  • Planifica. El dentista debería trabajar contigo para hablar sobre tus miedos y preocupaciones. Llevar audífonos y escuchar música durante la visita puede ayudar. Si el dentista no toma tus preocupaciones en serio, busca otro.
  • Exprésate. Pídele al dentista que te explique lo que está pasando. Acuerden una señal que puedas hacer con la mano si quieres que el dentista pare. Usa la señal si estás incómodo o necesitas un descanso.

Hombre mayor en un sillón de dentista hablando con un higienista dental

Fuente: WebMD, “Oral Care–Easing Dental Fear in Adults,” último acceso octubre del 2019

Esta información es solo para fines educativos y no constituye asesoramiento médico. Consulta siempre con tu dentista para los exámenes, tratamientos, pruebas y recomendaciones sobre el cuidado apropiados.