The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.

A los adultos les puede resultar difícil ayudar a un niño a atravesar las etapas del duelo. Como tutores, es posible que ellos también estén sufriendo. Los adultos a menudo intentan proteger a los niños para que no se enteren del episodio traumático ni sientan dolor. Sin embargo, ellos perciben todos estos sentimientos y, a veces, también sienten que no es correcto hacer preguntas sobre el tema. Es esencial comprender el comportamiento de los niños cuando están atravesando un duelo para saber cómo ayudarlos durante este proceso.

¿Cómo es el duelo en los niños?

El duelo de los niños puede ser de manera diferente a los adultos. La manera en que conciben las pérdidas y hacen el duelo puede depender de la edad. Las siguientes son algunas señales de duelo en los niños.

  • Cambio repentino en el apetito
  • Pérdida de peso
  • Problemas para dormir
  • Incontinencia urinaria o intestinal
  • Miedo a sentirse solo o a ser abandonado
  • Rabietas
  • Comportamiento agresivo
  • Falta de interés en realizar actividades que solía disfrutar
  • Ira, culpa o vergüenza
  • Distanciarse de otras personas
  • Indiferencia
  • Problemas de concentración
  • Falta de ganas de ir a la escuela

¿Cómo puedo ayudarlo?

Sé honesto
Bríndale información simple y honesta acerca de la pérdida. Por ejemplo, si ha fallecido un ser querido, evita decirle que se “fue a dormir”. Esto lo puede confundir porque quizás piense que, con el tiempo, despertará. Otra manera de explicar la muerte es decirle que el cuerpo dejó de funcionar.

Habla abiertamente
Una de las necesidades más importantes tras una pérdida es hablar acerca de lo acontecido tanto como se pueda. Intenta mostrarte servicial y comprensivo. No trates de solucionarlo todo ni quitarle la tristeza que puede llegar a sentir. La pena es una reacción normal ante una pérdida.

Escucha
Es posible que los niños hagan muchas preguntas sobre la pérdida. Escucha todas sus preguntas e intenta responderlas en una manera comprensible para ellos. Si no tienes alguna respuesta, no la inventes. Diles que no lo sabes.

Explora los sentimientos
Pregúntale al niño acerca de sus miedos, pensamientos y preocupaciones. Permítele expresar todas las emociones que siente y hazle saber que es normal sentirse así. Es probable que los niños muy pequeños no tengan la capacidad verbal para expresar sus sentimientos. Actividades como el dibujo o los juegos de rol pueden ayudarlos a expresar lo que sienten. Ayúdalos a identificar esos sentimientos.

Respeta los sentimientos
Si no quieren hablar sobre la pérdida inmediatamente, hay que darles tiempo. Al igual que los adultos, los niños hacen el duelo a su propio ritmo. Es bueno considerar diferentes maneras de abordar el tema. Se puede hablar de los recuerdos más preciados que tienen o hacer una actividad que les recuerde la pérdida.

Sé un buen modelo
Es posible que tú también estés pasando la misma pérdida. Ten en cuenta que los niños pueden observar cómo sobrellevas la situación y actuar del mismo modo. La forma en que tú manejas la situación puede que no sea la mejor manera de que un niño la maneje. También es conveniente pedirle a un familiar o amigo cercano que hable con él. En algunos casos, a pesar de todo lo que hagas para ayudarlo con el duelo, verás que simplemente no funciona. Observa más de cerca su comportamiento: ¿hay algún problema más grave con el que está tratando que no puedes manejar por tu cuenta? De ser necesario, no tengas miedo de buscar ayuda profesional para tu niño.

Referencias

National Cancer Institute. (2017). Grief, bereavement, and coping with loss (PDQ®): Supportive care - Health professional information [NCI] - Children and grief.

Cigna ofrece este material únicamente con fines informativos/educativos. No constituye asesoramiento médico o clínico. Solo un proveedor de cuidado de la salud puede diagnosticar o recomendar un plan de tratamiento. Para más información sobre tus beneficios de salud del comportamiento, puedes llamar a los teléfonos de servicio al cliente o salud del comportamiento que aparecen en tu tarjeta de identificación de cuidado de la salud.