The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
Cómo hablar con los niños sobre la muerte

Artículo | Junio de 2016

Cómo hablar con los niños sobre la muerte

Si estás preocupado por hablar de la muerte con tu niño, no estás solo. Muchos de nosotros tenemos dificultades con el tema de la muerte, en especial, con los niños. Es algo que nosotros y nuestros niños tendremos que enfrentar. Al hablar con nuestros hijos sobre la muerte, podemos comprender qué entienden, qué saben y qué no saben. Podemos ayudarlos con cualquier miedo o preocupación que puedan tener sobre la muerte.

Lo que les decimos a los niños sobre la muerte depende de su edad, sus experiencias y cómo ven el mundo. También dependerá de tus creencias (espirituales), sentimientos, contexto cultural y la situación.
Cada situación es diferente. La forma en la que hablas acerca del tema dependerá de lo cercano que eres a las personas afectadas. Es posible que te hayas enterado únicamente a través de los medios de comunicación, porque vives en la zona o quizás se trate de alguien conocido o cercano a las personas afectadas.

Este artículo es una guía general para ayudarte a entender cómo abordar el tema de la muerte con niños de diferentes edades. Cuando hables de la muerte, es importante tener en cuenta la capacidad del niño de entender el concepto.

Precauciones generales de comunicación

Ten en cuenta que comunicas mucho incluso sin hablar. Los niños son muy observadores del entorno y pueden detectar con rapidez el clima emocional. Observan nuestros rostros, miran cómo nos paramos y entienden según nuestro tono de voz. Son expertos en darse cuenta de cómo nos sentimos.

Evitar el tema puede no ser lo mejor. Si nosotros, como adultos, evitamos hablar de algo, los niños dudarán en traer el tema o hacer preguntas. Por lo general, obtendrán información de otras fuentes menos confiables.

Elige tus palabras con cuidado. Aunque las creencias espirituales y religiosas nos pueden dar fuerzas, si no eran parte importante de nuestras vidas antes del evento, algunos conceptos podrían asustar a los niños. Algo que a ti te brinde consuelo podría asustar a los niños. Considera cómo un niño podría oír o interpretar lo que estás diciendo. Evita decir "duerme en paz", "lo perdimos" o "se fue al cielo". Refuerza el hecho de que la muerte nos toca a todos, a cada ser viviente.

Controla lo que escuchan. Limita tu exposición y la de los niños a los medios de comunicación. La exposición continua y la intensidad del mensaje de los medios pueden hacer que la situación sea incluso más estresante.

Escucha con atención. Trata de descubrir qué sabe el niño y comprender la situación antes de responder sus preguntas. Hablar con los niños sobre sus preocupaciones e inquietudes es el primer paso para ayudarlos a sentirse seguros y comenzar a sobrellevar lo sucedido. De lo que hables y cómo lo digas dependerá de su edad, pero todos los niños necesitan saber que cuentan contigo y que los escucharás.

Etapas de duelo y desarrollo

La forma en la que los niños entienden la muerte y expresan el duelo va cambiando a medida que crecen. Lo mismo sucede con las formas en que ayudamos.

Infancia hasta los 2 años

Entender la muerte

  • No son capaces todavía de entender la muerte
  • Pueden sentir la pérdida
  • Pueden observar los sentimientos del duelo

Expresión de duelo

  • Pueden cambiar los hábitos de alimentación y de sueño
  • Pueden estar inusualmente callados o malhumorados

Cómo ayudar

  • Mantén un ambiente de tranquilidad
  • Sé consciente de tu nerviosismo y busca ayuda para sobrellevarlo
  • El niño puede necesitar que lo abracen y lo reconforten con cercanía y seguridad en un tono tranquilo

De 3 a 6 años

Entender la muerte

  • La muerte es como irse a dormir y se considera reversible
  • Los muertos pueden pensar, sentir, saber, pero lo hacen en otro lugar
  • Creen que solo las personas mayores mueren
  • La muerte puede ser un castigo por un mal comportamiento o pensamientos

Expresión de duelo

  • Pueden dejar de hablar y sentir un malestar general
  • Hacen muchas preguntas, como "¿adónde se fueron?", "¿cuándo vuelven?"
  • Pueden tener problemas para comer, dormir e incontinencia urinaria o intestinal
  • Muestran miedo al abandono
  • Tienen rabietas
  • Creen en la magia y en su poder para hacer aparecer y desaparecer cosas a voluntad
  • Pueden pensar que hicieron algo para causar la muerte
  • Pueden tener miedo a morir si se van a dormir

Cómo ayudar

  • Habla de forma simple y clara
  • Obsérvalos para saber cuánta información darles
  • Pregúntales si quieren hacerte alguna consulta
  • Nunca compares dormir con la muerte
  • Habla acerca de lo que le pasa al cuerpo cuando la persona muere, por ejemplo, el corazón deja de latir, la respiración deja de fluir, el cuerpo ya no se mueve
  • Si el niño es cercano a la persona que murió o la conoce, bríndale la seguridad de que él no fue la causa de la muerte
  • Si el niño irá a un funeral, prepáralo con detalles simples sobre lo que sucede en estos eventos
  • Si los problemas físicos persisten, contacta a tu médico

De 6 a 9 años

Entender la muerte

  • Ya no creen que la muerte es reversible
  • Saben que la muerte es definitiva y esto puede ser aterrador
  • Creen que solo las personas mayores mueren
  • No creen que les pueda pasar a ellos
  • Creen que la muerte es una persona o un espíritu: un esqueleto, un fantasma, un monstruo o "el coco"

Expresión de duelo

  • Pueden tener interés y curiosidad obsesiva sobre la muerte
  • Pueden hacer muchas preguntas específicas
  • Se comportan mal o agreden físicamente (especialmente los varones)
  • Pueden tenerle miedo a la escuela y presentar problemas de aprendizaje
  • Pueden tener preocupaciones acerca de su salud (p. ej., desarrollar síntomas de una enfermedad imaginaria)
  • Pueden encerrarse en sí mismos o volverse muy apegados y dependientes

Cómo ayudar

  • Evita usar términos confusos como "duerme en paz", "lo perdimos" o "se fue al cielo"
  • Responde las preguntas con honestidad y un lenguaje directo
  • Está bien decir que no tienes las respuestas
  • Comparte tus propios sentimientos y dolor
  • Brinda confianza acerca de su seguridad
  • Aliéntalos a dibujar, escribir un poema o crear una obra de arte sobre sus sentimientos
  • Permite a los niños a participar en ceremonias conmemorativas

De 9 a 12 años

Entender la muerte

  • Comprenden que todas las personas mueren y que ellos también algún día
  • La muerte es definitiva y no se puede cambiar
  • Estarán expuestos a las noticias en los medios de comunicación sobre la violencia
  • Pueden temer su propia muerte y funeral
  • Es posible que aún crean en la magia

Expresión de duelo

  • Cambios de humor e intensificación de las emociones, posiblemente, culpa, enojo y vergüenza
  • Aumento de la ansiedad respecto de su propia muerte
  • Le temen al rechazo; no quieren ser diferentes a sus compañeros
  • Cambios en los patrones de alimentación y de sueño
  • Pueden mostrar comportamientos regresivos o impulsivos

Cómo ayudar

  • Alienta la exteriorización de las emociones, incluso si es enojo
  • Recuerda que siguen siendo niños y necesitan cuidados
  • Habla con ellos acerca de sus miedos sobre la escuela y las personas malas. Recuérdales que la mayoría de las personas actúan responsablemente y este es un evento inusual
  • Aliéntalos a volver a sus actividades normales

Adolescentes

Entender la muerte

  • La comprensión de la muerte es similar a la de un adulto, pero los adolescentes suelen pensar que la muerte no es algo que les va a pasar

Expresión del duelo

  • Pueden responder de maneras inesperadas, actuar como si nada pasara, o que la muerte ha interrumpido su vida
  • Tienden a alejarse de su familia y buscan apoyo en sus compañeros
  • Pueden no estar seguros de cómo manejar sus emociones
  • Se pueden alejar de todos
  • Pueden tener preguntas sobre la mortalidad, la vulnerabilidad y el significado de la vida
  • Pueden sentirse culpables, especialmente, si la persona fallecida era cercana

Cómo ayudar

  • No esperes a que se acerquen a ti, acércate a ellos
  • Expresa tus miedos y preocupaciones y pídeles que compartan los suyos contigo
  • Apoya que se involucren en actividades que les permiten ayudar a otros, como voluntariados
  • Motívalos a volver a sus rutinas diarias
  • Está disponible para ellos como familia, pero permíteles tiempo con sus amistades

Los niños y el proceso del duelo

En general, es útil recordar que el proceso de duelo de un niño es diferente al de un adulto. Es posible que veas reacciones diferentes y quizás inesperadas.

  • Los niños pueden manifestar su dolor en un período corto. Pueden estar tristes unos minutos y después están jugando felizmente con sus amigos. Los padres pueden creer erróneamente que el niño no comprende lo que ha sucedido y que no los ha afectado. En general, este no es el caso. Es más probable que esto se deba al hecho de que los niños no sienten emociones fuertes durante períodos prolongados. Además, todos tenemos un mecanismo de defensa en nuestra consciencia que nos aísla y nos protege. El sentimiento inicial de insensibilidad y shock es la forma que tiene la mente de protegernos emocionalmente de todos los efectos del evento traumático. Los niños también tienen esta capacidad.
  • Enfrentar la muerte y la pérdida es un proceso que para los niños puede durar muchos años. Experiencias de separación, como regresar a la escuela, una pijamada o ir de campamento pueden generar sentimientos de pérdida y, posiblemente, miedo.
  • Los niños tienen menos experiencia y pueden no saber cómo expresar sus sentimientos de dolor. Pueden volverse más activos, en lugar de aislarse o mostrar tristeza como los adultos.
  • Los niños pueden no tener las habilidades de desarrollo para manejar sus pensamientos y sentimientos. Pueden tener problemas para encontrar las palabras correctas, así que su comportamiento es la única manera que tienen de expresar sentimientos como enojo, preocupación o tristeza. Ten en cuenta que los niños a menudo juegan juegos sobre la muerte como una forma de sobrellevar sus emociones y miedos. Estos juegos son una manera segura de expresar y exteriorizar sus sentimientos.
  • Los niños pueden hablar mucho sobre la muerte y tener muchas preguntas sobre lo que ocurrió. Pueden hablar del tema con cualquier persona que esté cerca de ellos, incluso extraños, para ver cómo reaccionan. Esto les da información sobre cómo deben responder a la situación.

References:
National Cancer Institute. (n.d.). Children and grief. Updated March 6, 2013. From https://www.cancer.gov/about-cancer/advanced-cancer/caregivers/planning/bereavement-pdq#section/_62
NIH Clinical Center Patient Education Materials. (n.d.). Talking to children about death. April 2015 from https://clinicalcenter.nih.gov/ccc/patient_education/pepubs/childdeath.pdf

La información proporcionada es solo para fines educativos. No es asesoramiento médico y no remplaza el cuidado médico adecuado que pueda proveer un médico.

Cigna no asume ninguna responsabilidad por cualquier circunstancia que derive del uso, mal uso, interpretación o aplicación de la información suministrada. Consulta siempre a tu médico para los exámenes, tratamientos, pruebas y recomendaciones sobre el cuidado apropiados.