Ir al menú principal Ir al contenido principal Ir al pie de página
  • Para Medicare
  • Para Proveedores
  • Para Agentes
  • Para Empleadores
  • English
  • Para Individuos y familias:
  • Para Individuos y familias:
  • Comprar planes

    Comprar planes

    • Planes a través de tu empleador
    • Obtén información sobre los beneficios médicos, dentales, voluntarios, de farmacia y de salud del comportamiento que puede ofrecer tu empleador.
    • Explora la cobertura a través del trabajo
  • Ingresa a myCigna
  • Ingresa a myCigna
  • Comprar planes

    Comprar planes

  • Guía para miembros
  • Buscar un médico
  • Inicio Centro de información Cómo sobrellevar una pérdida debido a un incendio

    Cómo sobrellevar una pérdida debido a un incendio

    Perder la casa en un incendio implica muchas pérdidas. No solo se destruye el lugar para vivir, sino que también pueden perderse otras cosas de valor, como álbumes de fotos, reliquias, registros y documentos (financieros, legales, médicos, etc.), ropa, libros, muebles y obras de arte. En un sentido más intangible, se pierde el lugar en el que uno se siente cómodo, seguro, donde descansa y se recupera. No hay modo de que pérdidas de tal magnitud no afecten a las personas de forma significativa. Cuanto más sepas sobre cómo reaccionar ante las pérdidas, más preparado estarás para sobrellevar el inevitable período de duelo y readaptación.

    Reacciones comunes ante las pérdidas debido a un incendio

    Cada uno reacciona a su manera. No hay una forma "correcta" de sentirse o actuar luego de una pérdida importante, como la pérdida de nuestra casa en un incendio. Dicho esto, es habitual que veamos similitudes en las respuestas de las personas.

    Para la mayoría de nosotros, la primera reacción es la conmoción. En ese momento, nuestra mente no puede entender la verdadera dimensión de lo ocurrido y, probablemente, nos sintamos como en una pesadilla. Las personas en estado de conmoción se sienten paralizadas y desorientadas, sin capacidad de demostrar emociones. Pero la conmoción tiene un lado favorable, ya que amortigua el golpe por un tiempo y nos asegura que no enfrentaremos más de lo que podemos sobrellevar.

    Una vez que se impone la realidad, las personas superan el estado de conmoción. Las emociones pueden ir y venir y tener una intensidad variable. La ansiedad es común. Hay quienes sienten enojo. Pueden sentir una profunda tristeza, quizás incluso depresión y desesperanza. También pueden sentir alivio porque nadie salió herido o se pudieron salvar algunas cosas.

    En esta etapa, las personas pueden llorar, ponerse nerviosas, tener insomnio, sentir agotamiento físico, no tener ganas de comer ni de hacer las actividades habituales, y descuidar la higiene personal. Pueden estar confundidas y desorganizadas y tener dificultades para tomar decisiones sencillas. Pueden encontrarse pensando en "qué hubiera pasado si…" y "si tan solo hubiera…". Pueden surgir periódicamente estados de enojo y amargura, que se dirigen a personas percibidas como responsables de haber fallado en algo, o simplemente son generalizados.

    En algún momento, empezamos a aceptar la pérdida y a incorporarla a lo que somos. La aceptación de la pérdida significa seguir adelante. Significa que alguien puede comenzar a dejar atrás el dolor, la tristeza y el enojo y volver a encontrar equilibrio en su vida. Lentamente, los sentimientos positivos vuelven a aparecer y las personas pueden sentirse nuevamente esperanzadas y alegres, aunque sea fugazmente al principio. Comienzan a hacer nuevos planes y se van concentrando cada vez más en el futuro.

    Cómo superar las pérdidas por un incendio con autocuidado

    En ocasiones, es difícil cuidar de uno mismo en medio de una crisis, en especial cuando tu atención está puesta en temas tan básicos como el alimento, la ropa y el refugio. Sin embargo, es un momento en el que el autocuidado es muy importante para la resiliencia personal, para cicatrizar heridas y retomar la vida normal. Estas son algunas estrategias de autocuidado que puedes considerar:

    Estrategias de autocuidado mental y emocional

    • Concéntrate en cosas que puedes controlar y olvida el resto.
    • Baja tu nivel de expectativas sobre lo que puedes cumplir y reduce las exigencias que te impones.
    • Consigue datos sobre lo ocurrido de una fuente confiable y objetiva. No confíes en rumores o suposiciones.
    • Habla de lo ocurrido y de tus sentimientos con personas de tu confianza. Escribir sobre tus reacciones también te puede ayudar.
    • Deja de pensar en lo que pasó y en lo que podría pasar.
    • Intenta concentrarte en los aspectos positivos de tu vida y las cosas que agradeces.
    • Elige actividades en las que puedas involucrar tu mente y tu cuerpo y mantente enfocado en el aquí y ahora.
    • Acércate a tus seres queridos y pasa tiempo con ellos y con otras personas que te apoyen y se preocupen por ti.
    • Procura no descargar tu dolor y tu enojo con otras personas. Si lo haces, les resultará más difícil ayudarte y posiblemente desarrollen sentimientos negativos hacia ti.
    • Tu vida espiritual puede ser un recurso adicional.

    Estrategias de autocuidado físico

    • Duerme lo suficiente. Acuéstate y levántate a horarios regulares.
    • Come comidas bien balanceadas y respeta los horarios.
    • Evita las sustancias que alteran el estado de ánimo, como el alcohol o las drogas.
    • Haz algún tipo de ejercicio todos los días. Esto ayuda a reducir el estrés y puede ayudarte a dormir mejor si lo haces al menos dos horas antes de dormir.
    • Dedica un tiempo todos los días a hacer algo relajante, como respiración profunda, meditación, relajación progresiva o alguna actividad que disfrutes.

    Tags

  • Tristeza
  • Duelo
  • Trauma
  • La información ofrecida es solo para fines educativos. No es asesoramiento médico y no sustituye el cuidado médico adecuado proporcionado por un médico. Cigna HealthcareSM no asume responsabilidad por ninguna circunstancia que derive del uso, el mal uso, la interpretación o la aplicación de cualquier información suministrada.

    Quiero...
  • Obtener una tarjeta ID
  • Presentar un reclamo
  • Ver mis reclamos y EOB
  • Verificar la cobertura de mi plan
  • Ver la lista de medicamentos con receta
  • Buscar un médico, dentista o centro dentro de la red
  • Buscar un formulario
  • Buscar información del formulario de impuestos 1095-B
  • Ver el Glosario de Cigna Healthcare
  • Comunicarme con Cigna Healthcare
  • Audiencias
  • Individuos y familias
  • Medicare
  • Empleadores
  • Agentes
  • Proveedores
  • Sitios seguros para miembros
  • Portal myCigna para miembros
  • Portal para proveedores de cuidado de la salud
  • Cigna para empleadores
  • Portal de recursos para clientes
  • Cigna para agentes
  • Información de The Cigna Group
  • Acerca de Cigna Healthcare
  • The Cigna Group
  • Empleos
  • Sala de prensa
  • Inversionistas
  • Distribuidores
  • Administradores externos
  • Internacional
  • Evernorth Health Services
  • Cigna Healthcare. Todos los derechos reservados.
  • Privacidad
  • Términos de uso
  • Avisos legales
  • Divulgaciones sobre productos
  • Nombres de la compañía
  • Derechos de los clientes
  • Accesibilidad
  • Aviso sobre no discriminación
  • Asistencia idiomática [PDF]
  • Reportar fraude
  • Mapa del sitio
  • Aviso de privacidad de los datos de salud de los consumidores de Washington
  • Preferencias de cookies
  • Aviso legal

    Los planes individuales y familiares de seguro médico y dental están asegurados por Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc., Cigna HealthCare of Georgia, Inc., Cigna HealthCare of North Carolina, Inc., Cigna HealthCare of South Carolina, Inc. y Cigna HealthCare of Texas, Inc. Los planes de beneficios de salud y de seguro de salud de grupo están asegurados o administrados por CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC) o sus afiliadas (puedes ver un listado de las entidades legales que aseguran o administran HMO para grupos, HMO dentales y otros productos o servicios en tu estado). Los planes o las pólizas de seguro por lesiones accidentales, enfermedades críticas y cuidado hospitalario son distribuidos exclusivamente por o a través de subsidiarias operativas de The Cigna Group Corporation, son administrados por Cigna Health and Life Insurance Company y están asegurados por (i) Cigna Health and Life Insurance Company (Bloomfield, CT). El nombre Cigna Healthcare, el logotipo y otras marcas de Cigna Healthcare son propiedad de The Cigna Group Intellectual Property, Inc.

    Todas las pólizas de seguros y los planes de beneficios grupales contienen exclusiones y limitaciones. Para conocer la disponibilidad, los costos y los detalles completos de la cobertura, comunícate con un agente autorizado o con un representante de ventas de Cigna Healthcare. Este sitio web no está dirigido a los residentes de Arizona y New Mexico.

    Al seleccionar estos enlaces, saldrás de Cigna.com hacia otro sitio web que podría no ser un sitio web de Cigna Healthcare. Cigna Healthcare no puede controlar el contenido ni los enlaces de sitios web que no son de Cigna Healthcare. Detalles

    La aseguradora publica el formulario traducido para fines informativos y la versión en inglés prevalece para fines de solicitud e interpretación.

    The insurer is issuing the translated form on an informational basis and the English version is controlling for the purposes of application and interpretation.