Cómo funciona el seguro dental

Cómo funciona el seguro dental

El seguro dental ofrece beneficios que pueden ayudar a protegerte del alto costo del cuidado dental. Cómo funcionan los planes dentales y lo que cubren puede variar significativamente.

¿Cómo funciona el seguro dental?

El seguro dental puede ayudar a reducir el costo del cuidado dental que deberías pagar por tu cuenta si no tuvieras el plan. Así es como funcionan la mayoría de los planes dentales:

  • Pagas una prima. Esto suele ser una cantidad mensual que pagas por tener el seguro dental. Si obtienes cobertura dental a través de un empleador se podría deducir de tu paga. Si compras un plan por tu cuenta, pagas el costo mensual directamente a la aseguradora.
  • Podría haber un período de espera. Esto significa que podrías tener que esperar un máximo de 6 meses antes de tener cobertura para un cuidado dental que vaya más allá de los exámenes orales preventivos.
  • Es posible que necesites un dentista primario. Algunos tipos de cobertura de seguro dental podrían requerir que elijas un dentista primario. Este es el dentista al que irás por cualquier problema y que coordinará el cuidado dental especializado que puedas necesitar. Conoce más sobre planes dentales HMO vs. PPO
  • ¿Dentro de la red o fuera de la red? Dependiendo del plan que obtengas, se te podría o no requerir visitar dentistas dentro de la red del plan.
  • La frecuencia y las limitaciones son importantes. Estos términos de la cobertura dental te dicen para qué tienes o no tienes cobertura. Por ejemplo, puedes hacerte un examen y una limpieza dental sin costo una vez cada 6 meses. Y podrías estar cubierto solo para una cantidad limitada de diferentes tipos de cuidado y tratamiento dental, desde básicos hasta mayores.
  • Tu seguro dental podría tener uno o más deducibles. Un deducible es la cantidad de dinero que debes pagar de tu bolsillo por el cuidado dental antes de que tu plan empiece a compartir esos costos.
  • Otros costos asociados con tu plan. Cuando hayas alcanzado el deducible dental, tu plan y tú empiezan a compartir un porcentaje de los costos de tu cuidado dental. Esto se llama coseguro. Tu seguro dental también podría tener un máximo anual. Esto es lo máximo que tu plan pagará por cuidado dental en un año del plan. Después de eso pagarás los costos adicionales del cuidado. Algunos planes también requieren que pagues un pequeño cargo en el momento de la visita dental. Esto se llama copago.
  • El cuidado dental preventivo suele ser sin cargo. Esto significa que puedes realizarte un examen oral cada 6 meses, además de ciertos tipos de radiografías de rutina. Los niños podrían recibir un mayor cuidado de rutina como parte de su cuidado preventivo. Esto no tiene costo para ti como parte de tu seguro dental cuando eliges un plan que incluye cuidado preventivo sin costo.
  • La cobertura de seguro dental se divide en ciertos tipos de cuidado dental, por ejemplo preventivo, restaurativo, de ortodoncia, etc. Dependiendo del tipo de plan dental que elijas, podrías tener más o menos cobertura para ciertos tipos de cuidado dental. Por eso, es importante planificar de antemano el tipo de cuidado dental que tú y tu familia podrían necesitar. Por ejemplo, si crees que necesitarás solamente cuidado dental preventivo, quizás un plan dental básico que cubra principalmente el cuidado dental preventivo sea suficiente. Si crees que necesitarás cosas como coronas, tratamientos de conducto, puentes, implantes, etc., entonces un plan dental que cubra tratamientos y un cuidado dental más especializado podría ser mejor para ti. Un seguro dental de cobertura completa podría costarte más en primas mensuales, pero también te ayudará a controlar tus gastos de desembolso para procedimientos dentales costosos.

¿Cómo puedes solicitar un seguro dental?

Hay varias maneras de obtener un seguro dental:

  • Tu empleador podría ofrecerte cobertura dental como parte de tus beneficios de empleo. De ser así, puedes solicitarlo durante una inscripción abierta anual. Podría haber diferentes tipos de planes dentales para elegir que puedan ayudarte a cubrir el tipo de cuidado dental que crees que necesitarás.
  • Si tu empleador no ofrece seguro dental, o si pierdes el empleo o trabajas de manera independiente, puedes comprar un plan dental por tu cuenta. Puedes hacerlo a través de un intercambio de seguros de salud estatal o directamente con una compañía de seguros de salud como Cigna.

¿Qué cubre el seguro dental?

Lo que tu seguro dental cubre depende del plan que elijas. Estos son los tipos de cobertura que podrías considerar cuando estés buscando un plan dental:

  • Cuidado dental preventivo: La mayoría de los planes dentales te cubren para cierto cuidado preventivo con $0 costo. Esto suele incluir una limpieza y un examen dental cada seis meses, así como ciertos tipos de radiografías bucales. También podría incluir cobertura para sellantes, flúor y otras cosas para niños.
  • Cuidado restaurativo: Esto incluye desde empastes para caries y extracciones dentales, hasta tratamientos de conducto, coronas, puentes, dentaduras postizas y más. Estos tipos de tratamientos pueden ser desde básicos hasta mayores. Cuanto más complejo y especializado sea tu cuidado dental, más costoso podría ser. Si crees que necesitarás un cuidado dental que vaya más allá de los exámenes dentales preventivos, podrías querer explorar los planes dentales que te ofrecen más cobertura para servicios restaurativos como estos.
  • Cuidado de ortodoncia: Esta área de la especialización dental se centra en corregir el alineamiento de los dientes y la mordida. Si crees que tú o un miembro de tu grupo familiar podrían necesitar este tipo de cuidado dental, busca un seguro dental que incluya cobertura para servicios de ortodoncia.

¿Qué no está cubierto por un seguro dental?

Esto depende del tipo de plan de seguro dental que elijas. Por ejemplo, los servicios dentales como puentes, coronas, dentaduras postizas y tratamientos de conducto podrían no estar cubiertos si solo compras un plan dental preventivo. Estos son algunos tipos de tratamientos dentales que podrían no estar cubiertos:

  • Cualquier tratamiento estético, como carillas y blanqueamiento dental.
  • Es posible que los aparatos de ortodoncia como aparatos dentales, retenedores o alineadores dentales removibles no estén incluidos en todos los tipos de planes dentales. Si estás buscando un seguro dental con beneficios de ortodoncia, asegúrate de entender los detalles de cualquier plan que estés considerando. Por ejemplo, podría haber diferencias en la cobertura para los servicios de ortodoncistas en comparación con la cobertura para los aparatos de ortodoncia propiamente dichos, como los aparatos dentales o los retenedores.

La clave para asegurarse de que tu plan dental cubra ciertos tipos de tratamiento es planificar con antelación el cuidado dental que tú y tu familia creen que necesitarán.

Explicación del deducible, copago y coseguro dental

Estos son los costos básicos asociados con la mayoría de los planes dentales. Es bueno que te asegures de entenderlos cuando elijas un plan:

  • Un deducible dental es una cantidad establecida en dólares que debes pagar antes de que tu plan dental empiece a ayudarte con los pagos. Pagarás a tu dentista por cualquier cuidado dental no preventivo hasta que alcances este deducible del plan. El cuidado dental preventivo está cubierto al 100% por la mayoría de los planes dentales, por lo tanto el deducible no se aplica a estos planes.
  • Los copagos dentales son cargos que podrías tener que pagar cuando vas al dentista. Normalmente, pagas el copago al momento de la visita. Podría contarse para alcanzar tu deducible.
  • Coseguro es el término que se utiliza para describir cómo tú y tu plan dental comparten los costos cuando alcanzas tu deducible. En los detalles de tu plan dental, el coseguro suele aparecer como un porcentaje de lo que tu pagarás en comparación con lo que pagará tu plan. Por ejemplo, un coseguro de 80%/20% significa que el plan paga el 80% de los costos y tú pagas el 20%.

¿Cuáles son los beneficios de tener seguro dental?

Los beneficios del seguro dental pueden incluir:

  • Costos de desembolso más bajos para cuidado dental no preventivo. Sin un seguro dental, terminas pagando el costo total de los procedimientos y tratamientos dentales. Tu compañía de seguros negocia con los dentistas de su red para ofrecerte costos más bajos. Así es como un plan dental ayuda a protegerte del alto costo del cuidado dental.
  • $0 por cuidado dental preventivo. La mayoría de los planes dentales te cubren al 100% por cuidado dental preventivo, de rutina. Estos planes incluyen un examen dental, limpieza y algunas radiografías cada seis meses. Para los niños también pueden incluir flúor y otro cuidado dental preventivo pediátrico.
  • Una buena salud dental impacta también en otros aspectos de la salud. Una buena salud dental puede ayudarte a identificar problemas de salud antes de que se vuelvan mayores. Durante un examen oral regular, tu dentista no solo limpia y cuida tus dientes, sino que también revisa toda la boca, la garganta y la lengua para detectar cáncer y otros problemas potencialmente graves. Mantener sanos los dientes y las encías también puede ayudar a evitar problemas de salud graves como la enfermedad cardíaca. Para los problemas de salud existentes, una salud oral deficiente realmente puede empeorar condiciones como la diabetes y la enfermedad de las arterias coronarias.1

Fuentes:

1 Will taking care of my teeth help prevent heart disease?, Mayo Clinic, Noviembre del 2020, https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/adult-health/expert-answers/heart-disease-prevention/faq-20057986#.

Esta información es solo para fines educativos. No constituye asesoramiento médico. Consulta siempre a tu médico para recibir los exámenes, los tratamientos, las pruebas y las recomendaciones de cuidado apropiados. Cualquier contenido de terceros es responsabilidad de dicho tercero. Cigna no respalda ni garantiza la exactitud de ningún contenido de terceros y no es responsable por dicho contenido. El acceso y uso de este contenido es bajo tu propio riesgo.