The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
¿Qué hacer en caso de emergencias dentales?

Artículo | Julio de 2018

¿Qué hacer en caso de emergencias dentales?

Cuando tienes un problema dental o una lesión oral, es importante saber si necesitas cuidado dental de emergencia y si tu plan dental lo cubre. No todos los problemas dentales son de emergencia. Un diente que se cae, un dolor dental, un diente fracturado o un dolor por una corona dental pueden ser problemas dentales graves, pero no necesariamente emergencias, por lo que es mejor que consideres tus opciones con anticipación.

¿El dolor dental es considerado una emergencia dental?

Un dolor dental debe tomarse en serio, pero puede que no requiera cuidado dental de emergencia. Puede ser la primera señal de un problema más grande y causar problemas dentales más graves si no se trata. Debes llamar a tu dentista cuando tienes un dolor dental. Ellos te dirán si debes ser tratado de inmediato.

¿Cuáles son las emergencias dentales más comunes?

Algunos ejemplos de posibles emergencias dentales son un fuerte dolor dental, una lesión en la que se perdieron uno o varios dientes, o un absceso dental infectado. Sin embargo, es importante saber cuándo se debe buscar atención de emergencia.

Habla con tu dentista siempre que tengas dolor dental, una lesión o un traumatismo en la boca que incluya dientes fracturados o perdidos, cortaduras (lesiones) y otros daños.

Además de un dolor dental y otros problemas dentales, un dentista puede brindarte atención para los siguientes casos:

  1. Arreglo de un diente fracturado (roto o astillado)
  2. Pérdida de una obturación (empaste) dental
  3. Dolor por una corona dental
  4. Reparación de un diente fracturado
  5. Absceso dental

Puede que estas no sean emergencias dentales, pero deben ser tratadas lo antes posible.

¿Cuáles son las causas de emergencias dentales?

Practicar deportes, andar en bicicleta, accidentes de auto e incluso los juegos bruscos dentro y alrededor de la casa pueden provocar lesiones orales que resulten en emergencias dentales.

Otras causas incluyen fracturarse un diente al beber de una botella de vidrio o al comer algo muy duro que rompa o quiebre un diente.

Una infección también puede causar un absceso dental que, de no ser tratado, puede resultar en una emergencia.

¿Cómo sé si realmente es una emergencia dental?

No todos los problemas requieren cuidado dental de emergencia. En los casos en que pierdes uno o más dientes, en que te has lesionado la boca o un absceso dental te produce mucho dolor, es posible que necesites ser visto de inmediato.

Las lesiones o problemas dentales graves pueden causar problemas aún peores si no se tratan inmediatamente. Sin embargo, una obturación que se ha caído, un diente fracturado o un alambre cortado de un aparato ortodóncico son casos en los que se puede esperar hasta que tengas cita con tu dentista, pero siempre consulta con tu dentista para que te dé instrucciones sobre lo que debes hacer.

¿Qué debo hacer si tengo una emergencia dental?

Primero, llama a tu dentista. Si es en horario laboral regular, quizá pueda atenderte. Fuera del horario laboral regular, otras opciones de atención para una emergencia dental son un centro de cuidados de urgencias o una sala de emergencias para lesiones orales graves.

Revisa tu plan dental para ver cuál es la cobertura para emergencias dentales y para saber cuánto tú y tu plan podrían pagar por un servicio de emergencia dental.

Si se me rompe y se me cae un diente, ¿qué debo hacer antes de ir al dentista?

Si se te han caído uno o más dientes, debes ver un dentista de inmediato. Puedes seguir los siguientes pasos para salvar y preservar el diente:

  • Pon el diente en leche
  • Tapa el espacio de donde se salió el diente, con gasa, una bola de algodón o incluso con una bolsita de té
  • Para dientes fracturados o rotos, enjuaga y guarda las piezas, si es posible

Contacta a tu dentista inmediatamente por cualquier problema dental. Un absceso dental, un dolor dental, un dolor por una corona dental o un diente fracturado o roto necesitan atención y, si no se tratan, pueden causar serios problemas dentales.

Si tienes una emergencia dental, tu dentista puede informarte dónde buscar asistencia.

Este contenido es información general de salud y no constituye asesoramiento o servicios médicos. Siempre consulta a tu médico/dentista para los exámenes, tratamientos, pruebas y recomendaciones de cuidado de la salud apropiados.