The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.

¿Qué gastos son elegibles para el reembolso de una HSA, FSA y HRA?

Una lista completa de los gastos elegibles y no elegibles

Las Cuentas de reembolso de salud (HRA, por sus siglas en inglés), las Cuentas de ahorros para la salud (HSA, por sus siglas en inglés) y las Cuentas de gastos flexibles (FSA, por sus siglas en inglés) pueden ser excelentes herramientas de ahorro de costos. Puedes usarlas para obtener reembolsos por gastos elegibles de cuidado de la salud, cuidado dental y cuidado de dependientes. Pero es importante saber qué gastos pueden reembolsarse.

También es importante llevar registros de los gastos que pagas con tu HSA, HRA o FSA en caso de que Cigna solicite pruebas de que un gasto era elegible para el reembolso de tu cuenta, o en caso de que seas auditado por el IRS. Algunos ejemplos de los registros que debes conservar son: recibos, Explicación de beneficios (EOB), cartas de diagnósticos médicos/diagnósticos del médico y recetas.

Ten en cuenta que la lista puede cambiar según las normas, resoluciones sobre ingresos y la legislación. Esta lista es solo una pauta general para los gastos cubiertos. Todos los elementos de la lista pueden estar sujetos a restricciones adicionales. Un empleador puede limitar los gastos permitidos conforme a lo que ofrezca su plan FSA o HRA.*

Formularios para usar las HSA, HRA y FSA

Centro de formularios

Puedes pagar ciertos costos de cuidado de la salud, de la visión y costos dentales con una HRA, HSA o FSA para el cuidado de la salud. El tipo de cuenta que tengas puede determinar para quién están cubiertos los costos y qué costos son elegibles.

HSA: Puedes usar tu HSA para pagar los gastos elegibles de cuidado de la salud, cuidado dental y de la visión para ti, tu cónyuge o dependientes elegibles (hijos, hermanos, padres y otros que se consideran excepciones según la Sección 152 del código tributario).

HRA: Puedes usar tu HRA para pagar los gastos médicos, dentales o de la visión que sean elegibles, tanto para ti como para tus dependientes inscritos en la HRA. Tu empleador determina cuáles son los gastos elegibles para el cuidado de la salud según tu HRA. Consulta los documentos de tu plan para obtener más detalles.

FSA para el cuidado de la salud: Puedes usar tu FSA para reembolsarte por gastos elegibles de cuidado de la salud, visión y dental, para ti, tu cónyuge o dependientes elegibles (hijos, hermanos, padres y otros dependientes según se defina en los documentos de tu plan).

Lista de artículos cubiertos y no cubiertos ordenada alfabéticamente

La siguiente es una lista en orden alfabético de artículos encontrados frecuentemente. Algunos son reembolsables y otros no. Cada uno está seguido por una breve nota explicativa.

[A-D] [E-L] [M-O] [P-S] [T-Z]

A-D

Aborto: Los gastos médicos asociados con un aborto legal son reembolsables.

Reguladores de ácido: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Tratamientos láser para el acné: Los gastos pagados para el tratamiento del acné están cubiertos.

Medicamentos para el acné: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Acupuntura: Los gastos médicos pagados por acupuntura son reembolsables.

Adopción: El costo de la adopción en sí no está cubierto; sin embargo, cosas como exámenes físicos para los padres adoptivos, consejería previo a la adopción y otros gastos relacionados con la salud podrían ser cubiertos.

Pañales para adultos: Los gastos pagados por pañales son reembolsables.

Geles o lociones con aloe para después de la exposición al sol: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Los gastos para geles y lociones medicadas para tratar los efectos de la exposición al sol están cubiertos.

Sistemas de tratamientos contra el envejecimiento (Cenegenics): Este es un enfoque integral y basado en evidencias contra el envejecimiento que incluye una serie de diagnósticos en los cuales se establece una base hormonal, metabólica y física. Esto se considera bienestar general y no estaría cubierto (a menos que lo recete un médico para tratar una condición médica).

Protección contra contaminantes en el aire al viajar en avión: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para el reembolso. Los gastos pagados por medicamentos sin receta para prevenir la propagación de contaminantes en el aire al volar son reembolsables.

Alcoholismo y uso de drogas: Los gastos médicos pagados a un centro para el tratamiento por el uso de drogas y alcohol son reembolsables. Esto incluye las comidas y el alojamiento proporcionados por el centro durante el tratamiento.

Alergias y sinusitis: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Proveedores alternativos: Por lo general, los gastos que se pagan a proveedores alternativos por tratamientos o procedimientos homeopáticos u holísticos no están cubiertos, a menos que sean para tratar una condición médica específica. Los procedimientos o tratamientos naturopáticos que usan agentes naturales como el aire, agua o la luz solar por lo general no son reembolsables. Se requiere una explicación de necesidad por parte del miembro.

Ambulancia: Los gastos médicos pagados por el servicio de ambulancia son reembolsables.

Productos antibióticos no recetados: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para que sean reembolsables. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Medicamentos para aliviar la picazón y picaduras de insectos: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para que sean reembolsables. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Tarifas de contratos médicos anuales: Las tarifas de contratos médicos anuales para el cuidado de proveedor exclusivo no son elegibles.

Prótesis: Los gastos médicos pagados por una prótesis son reembolsables.

Dientes postizos: Consulta Dispositivos de asistencia médica.

Cuidador: Consulta Servicios de enfermería.

Carro: Consulta Automóvil.

Corsé ortopédico: Los gastos pagados por un corsé ortopédico son reembolsables cuando se envían con una explicación de necesidad del miembro.

Baterías: Los gastos pagados en la compra de baterías son reembolsables cuando se usan únicamente con un artículo que también está cubierto. Esto incluye, pero no se limita a, baterías para máquinas para la presión arterial, sillas de ruedas, desfibriladores cardíacos, etc. La solicitud de reembolso debe incluir una descripción del artículo para el cual se compran las baterías.

Beneficio máximo: Los gastos denegados por el seguro médico como beneficio(s) máximo(s) se ha(n) agotado son reembolsables.

Pastillas y dispositivos anticonceptivos: Los gastos médicos pagados por pastillas, inyecciones y dispositivos anticonceptivos son reembolsables.

Bañeras para parto: El costo de alquiler o compra de estas bañeras es reembolsable.

Monitor de presión arterial: Los gastos pagados por la compra del monitor son reembolsables.

Anteojos con filtros bloqueadores de la luz azul: Los gastos pagados por anteojos con filtros bloqueadores de la luz azul están cubiertos.

Libros y revistas en Braille: La diferencia entre el costo de libros y revistas en Braille para personas con limitaciones visuales y el costo de los libros y revistas regulares es reembolsable.

Aumento de los senos: Los gastos relacionados con el aumento de los senos (como implantes e inyecciones) no son reembolsables, porque el procedimiento es de naturaleza estética. Sin embargo, los costos médicos relacionados con la remoción de los implantes de seno que son defectuosos o causan algún problema médico son reembolsables.

Lactancia materna: Los sacaleches, las almohadillas de gel, los sostenes y los suministros para la lactancia son reembolsables.

Reducción de los senos: Los gastos médicos relacionados con la cirugía de reducción de los senos son reembolsables solo con una carta de diagnóstico de un médico en la cual se explique que el procedimiento se requiere médicamente y que no tiene fines estéticos (es decir, son para evitar o tratar una enfermedad o condición).

Tiras nasales: Se requiere la receta de un médico para el reembolso desde el 1/1/2011. Consulta Medicamentos sin receta médica. Los gastos pagados en la compra de tiras que no son medicinales son reembolsables sin receta médica.

Gastos de capital: Si el propósito principal es la atención médica, los gastos de capital realizados para instalar equipos especiales en el hogar de un participante o realizar mejoras en el hogar son reembolsables.

Automóvil: Los gastos médicos son reembolsables para controles manuales especiales y otros equipos especiales instalados en un automóvil para el uso de una persona con discapacidades. Además, la cantidad por la cual el costo de un automóvil diseñado específicamente para llevar una silla de ruedas exceda el costo de un automóvil regular es reembolsable como gasto médico. Sin embargo, el costo por la operación de un automóvil especialmente equipado no es reembolsable. Consulta Transporte.

Aceite de CBD/cáñamo: Cubierto con un diagnóstico médico.

Silla: El costo de una silla reclinable es reembolsable con un diagnóstico médico.

Cuidado de niños: Consulta Gastos para el cuidado de guardería de dependientes.

Clases de parto: Los gastos por clases de parto son reembolsables, pero se limitan a los gastos incurridos por la futura madre. Los gastos incurridos por un "asesor", incluso si es el futuro padre, no son reembolsables (si se facturan por separado). Para calificar como cuidado médico, las clases deben abordar temas médicos específicos, como el parto y sus procedimientos, técnicas de respiración y lactancia. Las clases para recién nacidos no son elegibles.

Quiropráctico: Los gastos pagados a un quiropráctico por atención médica son reembolsables.

Practicistas de la Ciencia Cristiana: Los gastos médicos pagados a practicistas de Ciencia Cristiana son reembolsables.

Clínica: Los gastos médicos por tratamiento en una clínica médica son reembolsables.

Vestimenta: Los costos de vestimentas que sustituyen por vestimentas normales, no son reembolsables, aun si son recetadas. Sin embargo, la vestimenta especial recetada que se compra para aliviar o tratar una enfermedad o condición es reembolsable solo en la medida en que el costo sea superior al de el(los) artículo(s) comúnmente disponible(s).

Primas COBRA: Las primas COBRA que pagas para ti o por tus dependientes elegibles no son reembolsables conforme a una FSA de salud. Sin embargo, las primas COBRA son reembolsables conforme a una HSA y podrían ser reembolsables conforme a una HRA. Tu empleador determina qué gastos de cuidado de la salud son elegibles conforme a una HRA. Para determinar si tu HRA cubre un gasto específico, consulta tu plan de cobertura.

Montos del coseguro: Los montos del coseguro y los deducibles médicos son reembolsables.

Limpieza de colon: Cubierto con un diagnóstico médico.

Resinas compuestas: Los empastes (obturaciones) están cubiertos.

Medicamentos combinados: Los medicamentos producidos por profesionales médicos para tratar una condición médica son reembolsables.

Conferencias: Los montos que una persona paga para la admisión y el transporte a una conferencia médica relacionada con su enfermedad crónica o la de uno de sus dependientes elegibles son deducibles si los costos se incurren principalmente para la atención médica de la enfermedad crónica y son esenciales para esta. El costo de las comidas y el alojamiento mientras se asiste a la conferencia no son deducibles como gastos médicos. La presentación del reclamo debe incluir el diagnóstico.

Lentes de contacto: Consulta Cuidado de la visión.

Copias de registros médicos o radiografías: Los pagos requeridos para realizar copias de registros médicos o radiografías son reembolsables.

Almohadillas para callos: Requieren la receta de un médico para el reembolso desde el 1/1/2011. Consulta Medicamentos sin receta médica. Los gastos pagados en la compra de almohadillas para callos que no son medicinales son reembolsables sin receta médica.

Procedimientos estéticos: Los gastos médicos por procedimientos estéticos son reembolsables solo si el procedimiento es necesario para mejorar una deformidad que surja de, o que esté directamente relacionada con, una anomalía congénita, una lesión personal debido a un accidente o trauma, o una enfermedad deformante. Sin embargo, los gastos médicos pagados por otros procedimientos estéticos no son gastos médicos deducibles conforme a la Sección 213(d) del Código y, por lo tanto, no son reembolsables. Esto se aplica a cualquier procedimiento que esté orientado a mejorar la apariencia del paciente y no promueva de manera significativa el funcionamiento adecuado del cuerpo, ni prevenga o trate una enfermedad o condición. Por ejemplo, los estiramientos faciales, los trasplantes de cabello, la remoción de vellos (electrólisis), la liposucción, el blanqueamiento dental y las carillas dentales normalmente no son deducibles. Si hay una preocupación de que un procedimiento médico o dental pueda considerarse estético, se requiere un diagnóstico médico.

Medicamentos para la tos, el resfriado y la gripe: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

CPAP (apnea del sueño): Los suministros para la máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) están cubiertos.

Clases de CPR: Los gastos pagados por clases de CPR (RCP) como parte de las clases de parto son reembolsables. De lo contrario, se requiere una carta de diagnóstico de un médico para el miembro de la familia.

Muletas: Los gastos médicos pagados para comprar o alquilar muletas son reembolsables.

Almohadones/cojines: El costo de los almohadones/cojines, incluidos los inflables, no está cubierto (a menos que se envíe con un diagnóstico médico).

Clases de baile, natación, etc.: Estas clases no son reembolsables, incluso si las recomienda un médico.

Píldora del día después: Los gastos pagados en la compra de píldoras para eliminar el riesgo de embarazo son reembolsables.

Guardería: Consulta Gastos para el cuidado de guardería de dependientes.

Deducibles: Los montos de los deducibles y del coseguro conforme al plan del empleador son reembolsables.

Microabrasión del esmalte dental: También conocido como blanqueamiento dental. El servicio está cubierto con un diagnóstico médico.

Tratamiento dental: Los gastos médicos por tratamiento dental son reembolsables. Esto incluye las tarifas que se pagan a dentistas por rayos X, modelos y moldes, empastes (obturaciones), aparatos ortodóncicos, extracciones, prótesis dentales, implantes dentales y la diferencia de costo con las restauraciones y los materiales alternativos, entre otros, aprobados por el seguro. Las carillas están cubiertas solo cuando son médicamente necesarias, pero no están cubiertas para fines estéticos. Consulta Procedimientos estéticos.

Gastos de guardería de dependientes: Estos gastos no son reembolsables conforme a la FSA, HRA o HSA de salud, pero podrían ser reembolsables conforme a una FSA para el cuidado de dependientes.

Educación sobre la diabetes: La educación sobre la diabetes y el asesoramiento nutricional son elegibles.

Servicio de pañales: Los pagos por pañales o servicios de pañales no son reembolsables a menos que sean necesarios para aliviar los efectos de una enfermedad en particular.

Dietas: Consulta Alimentos especiales.

Discapacidades: Consulta Libros y revistas en Braille; Gastos de capital; Automóvil; Perro u otro animal guía; Discapacidad del aprendizaje; Hogar especial para personas con discapacidades mentales; Artículos de uso personal; Escuelas especiales; Televisión; Terapia; Transporte; y Silla de ruedas.

Extracción de óvulos de una donante: Los gastos de procedimiento pagados por el proceso de la extracción de óvulos de una donante para tratar la infertilidad son reembolsables.

Doula: Los gastos que se pagan por una doula cuyo fin principal es el parto del niño son reembolsables. Los cargos cuyo fin principal es el cuidado del niño después del parto no están cubiertos. El reclamo debe estar acompañado por una explicación del propósito principal.

Clases de conducir: Las clases de conducir no son elegibles.

Fármacos: Consulta Medicamentos.

Adicción a las drogas: Consulta Alcoholismo y uso de drogas.

Yeso, protectores: Los gastos pagados en la compra de yesos y protectores de vendajes son reembolsables.

E-L

Moldes auriculares: Los gastos pagados por la compra de moldes auriculares son reembolsables.

Perforación de las orejas: Los gastos de perforación de las orejas no son reembolsables.

Remoción de la cera de los oídos: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para el reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica. Los gastos pagados en la compra de kits de remoción de cera de los oídos son reembolsables.

Cepillo de dientes eléctrico: Los gastos pagados por la compra de cepillos de dientes eléctricos son reembolsables cuando se proporciona un diagnóstico médico. Los cepillos de reemplazo para los cepillos de dientes eléctricos no son reembolsables.

Electrólisis o remoción de vellos: Consulta Cirugía estética.

Almacenamiento de embriones: Los gastos pagados por el almacenamiento de embriones son reembolsables. Se requiere un diagnóstico médico.

Gastos relacionados con el empleo: Estos gastos, como los exámenes físicos, no son reembolsables. (Nota: Sin embargo, los exámenes físicos no relacionados con el empleo son reembolsables). Consulta Exámenes físicos.

Impuestos laborales: Consulta Servicios de enfermería.

Aceites esenciales: Cubiertos con un diagnóstico médico.

Equipos para ejercicios: El costo de equipos para ejercicios para el bienestar general no es reembolsable a menos que se proporcione un diagnóstico médico.

Gotas para los ojos: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Anteojos: Consulta Cuidado de la visión.

Limpiadores, tónicos y humectantes faciales: elegibles con receta médica.

Tejidos faciales, antivirales: No son elegibles.

Cargo por pago con tarjeta de crédito: El cargo es elegible cuando el proveedor o el proveedor de cuidado de un dependiente factura un cargo por pagar con tarjeta de crédito.

Cargos financieros: Los cargos financieros no son elegibles.

Programas de entrenamiento físico: Los programas de entrenamiento físico para la salud en general no son reembolsables a menos que se proporcione un diagnóstico médico.

Flúor recetado: Los gastos pagados en cremas dentales o enjuagues bucales con flúor, cuando se recetan para el tratamiento de una condición médica específica, están cubiertos. Se requiere un diagnóstico médico.

Flúor: La aplicación tópica de flúor por parte de un proveedor es elegible.

Comidas: Consulta Alimentos especiales.

Llenar formularios: Los cargos incurridos por el miembro para que un proveedor complete los formularios requeridos (p. ej., el formulario por discapacidad) están cubiertos.

Gastos funerarios: Los gastos funerarios no son reembolsables.

Gasas y/o vendas de gasa: La compra de estos artículos está cubierta.

Génesis: Los gastos pagados por génesis son reembolsables con un diagnóstico médico.

Pruebas genéticas: Los gastos pagados por pruebas genéticas son elegibles.

Tarjetas de regalos: Las tarjetas de regalo pueden usarse para comprar artículos, y los recibos de estos artículos luego pueden enviarse para obtener un reembolso.

Guantes de látex: Los gastos pagados por guantes de látex son reembolsables.

Medidores de glucosa: Cubiertos.

Batidos de glicerina: El servicio solo está cubierto cuando se proporciona un diagnóstico médico.

Seguro médico de grupo: Consulta Primas del seguro.

Honorarios de tutelas: Los honorarios relacionados con el establecimiento de una tutela para una persona incapacitada son reembolsables.

Perro u otro animal guía:

  • Perro guía: El costo de un perro u otro animal guía utilizado por personas con limitaciones visuales o auditivas es reembolsable. Los costos relacionados con un perro u otro animal entrenado para asistir a personas con otras discapacidades físicas también son reembolsables, al igual que los montos pagados por el cuidado de estos animales especialmente entrenados.
  • Animales de servicio: Están cubiertos si el principal objetivo del animal es el cuidado médico para aliviar una enfermedad o discapacidad mental y no se hubieran pagado si no fuera por dicha enfermedad o discapacidad. También están cubiertos los gastos incurridos para mantener la salud y vitalidad del animal de manera que pueda realizar sus tareas.

Tratamientos para la pérdida del cabello/Rogaine®: Cuando un médico lo receta por una condición médica específica y no con fines estéticos (es decir, para estimular el crecimiento del cabello) son reembolsables. Se requiere un diagnóstico médico.

Trasplante de cabello: El servicio solo está cubierto cuando se proporciona un diagnóstico médico.

Desinfectante de manos: Los gastos pagados por desinfectantes de manos son reembolsables.

Cuotas de gimnasios: Las cuotas de gimnasios o del YMCA® o los montos pagados por baños de vapor para la salud general o para aliviar molestias físicas o mentales no relacionadas con una condición médica en particular no son reembolsables.

Audífonos: Los gastos médicos en audífonos, reparaciones y baterías son reembolsables.

Desfibrilador cardíaco: Los gastos pagados por desfibriladores cardíacos son reembolsables.

Medicamentos para la acidez: Están cubiertos para aliviar o tratar lesiones o enfermedades. Si son de venta libre, solo con una receta.

Hierbas: El costo de las hierbas que se toman por bienestar general no es reembolsable. Sin embargo, el costo de las hierbas que se toman para aliviar una condición médica específica sí es reembolsable. Se requiere un diagnóstico médico.

Tratamientos holísticos: Consulta Proveedores alternativos.

Kit de examen de orina en el hogar: Los gastos pagados por kits de exámenes de orina en el hogar son reembolsables. Consulta Kits.

Tratamientos homeopáticos: Consulta Proveedores alternativos.

Terapia de reemplazo hormonal: La terapia de reemplazo hormonal (comprimidos de hormonas) está cubierta con un diagnóstico médico.

Hospital: Los gastos incurridos como paciente internado en hospital o ambulatorio para servicios de laboratorio, quirúrgicos y de diagnóstico califican como gastos médicos.

Almohadillas calientes, cremas y parches: Los gastos por estos artículos son reembolsables. Las almohadillas, las cremas y los parches medicinales requieren una receta.

Bañeras con hidromasajes: Consulta Gastos de capital.

Ayuda para labores del hogar: El costo por ayuda para labores del hogar está prohibido, incluso si la recomienda un médico. Sin embargo, ciertos gastos pagados a un asistente que proporcione servicios de tipos de cuidados de enfermería son reembolsables. Consulta Servicios de enfermería.

Guía humano: Los gastos por un guía humano, para llevar a un niño con discapacidad visual a la escuela, por ejemplo, son reembolsables. Consulta Perro u otro animal guía.

Humidificadores/purificadores de aire: Estos artículos son elegibles.

Clases de hipnoparto: Este es un método de parto que se enfoca en preparar a los padres para un nacimiento apacible, que incluye técnicas de relajación profunda, visualización y autohipnosis, y cuenta con cobertura.

Hipnoterapia: Los gastos pagados por hipnoterapia son reembolsables cuando la receta un médico como terapia para el tratamiento de una condición médica. Se requiere un diagnóstico médico.

Vacunación para inmigración: Las vacunas que se requieren para inmigrar están cubiertas.

Implanon: Las inyecciones anticonceptivas están cubiertas.

Impotencia o insuficiencia sexual: Los gastos médicos relacionados con el tratamiento de la impotencia son reembolsables. Se requiere un diagnóstico médico.

Medicamentos para la indigestión: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Fórmula para bebés: El costo de fórmula para bebés no está cubierto, incluso si la madre no pudo amamantar.

Infertilidad: Los gastos médicos relacionados con el tratamiento de la infertilidad son reembolsables. Los gastos elegibles pueden incluir almacenamiento de óvulos, costos de donante de óvulos, monitores de infertilidad, fertilización in-vitro y lavado de esperma. Los costos de subrogación asociados con un dependiente calificado del contribuyente son reembolsables, y podrían incluir cosas como pruebas de compatibilidad sanguínea y exámenes psicológicos. Si la madre sustituta no es una dependiente calificada del contribuyente, los costos en los que incurra la madre sustituta no son reembolsables. Por lo general, los costos de almacenamiento asociados con el congelamiento de sangre del cordón umbilical, embriones, placentas y esperma (bancos de esperma) son reembolsables cuando existe una condición médica específica. Además, estos costos son reembolsables solo durante un período limitado hasta que se puedan usar para el tratamiento de la condición existente (generalmente hasta un año). Se requiere un diagnóstico médico. El lubricante Pre-seed no es reembolsable.

Repelente de insectos: Es elegible con una receta. El protector solar con repelente de insectos está cubierto sin una receta.

Plantillas: Los gastos pagados por plantillas son reembolsables. Se requiere un diagnóstico médico.

Insulina: El costo de la insulina es reembolsable.

Primas del seguro: Las primas de cualquier plan de salud no se reembolsan con una FSA para el cuidado de la salud. Con una HRA y HSA, las siguientes primas son reembolsables: la prima del seguro de cuidados a largo plazo, Medicare Parte A o B, Medicare HMO y las primas del seguro de salud para jubilados patrocinado por el empleador, y las primas de un plan de salud durante el período en que una persona recibe una pensión de jubilación.

Interés: El interés incurrido debido al retraso en el pago a un proveedor de cuidado de la salud no está cubierto.

Aparatos ortodóncicos invisibles: Los aparatos ortodóncicos fabricados para ser prácticamente invisibles están cubiertos.

Kits: Los gastos en kits, como los de primeros auxilios, de pruebas en el hogar, de embarazo, de mordedura de serpiente y de picadura de abeja son reembolsables.

Cargos de laboratorio: Los cargos de laboratorio que forman parte del cuidado médico son reembolsables.

Consulta/suministros de lactancia: Estos artículos son reembolsables.

Laetrile: Laetrile no es reembolsable aunque un médico lo haya recetado.

Cirugía ocular con Lasik: La queratotomía radial (RK, por sus siglas en inglés), u otras cirugías oculares correctivas como la cirugía con Lasik, son un gasto deducible en función de la Sección 213(d) del IRS y son reembolsables.

Cargos por mora: Los cargos incurridos debido al retraso en el pago a un proveedor de cuidado de la salud no están cubiertos.

Laxantes: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Remoción de pintura a base de plomo: El costo de remover pinturas a base de plomo de las superficies de un hogar para prevenir que un niño que tenga (o haya tenido) envenenamiento con plomo por ingerir la pintura es reembolsable. Estas superficies deben tener una condición de reparación deficiente (desprendimiento o grietas) o estar al alcance del niño. Sin embargo, el costo de volver a pintar el área raspada no es reembolsable.

Discapacidad del aprendizaje: Los pagos de matrículas en una escuela especial para un niño con graves discapacidades de aprendizaje a causa de discapacidades físicas o mentales, incluidos los trastornos del sistema nervioso, son reembolsables. Se requiere un diagnóstico médico. También son reembolsables los cargos por tutorías para el niño pagados a un maestro especialmente capacitado y calificado para trabajar con niños que tienen graves discapacidades del aprendizaje. Consulta Escuelas especiales.

Honorarios legales: Los honorarios legales pagados para autorizar el tratamiento de una enfermedad mental son reembolsables. Sin embargo, cualquier parte de un honorario legal que sea una cargo de administración, como un cargo de gestión de tutela o de propiedad, no es reembolsable.

Requisitos de certificación: Ni el código impositivo ni las regulaciones del IRS requieren a un participante del plan que determine si un proveedor está calificado, autorizado en función de las leyes estatales o si cuenta con licencia para ejercer antes de usar sus servicios. Los servicios que proporcionan diversas organizaciones y personas podrían ser reembolsables, incluso la atención proporcionada por hospitales, médicos, dentistas, oftalmólogos, quiroprácticos, enfermeros, osteópatas, podiatras, psiquiatras, psicólogos, fisioterapeutas, acupunturistas, psicoanalistas, y otros.

Tratamiento para piojos: El champú medicinal de venta libre es elegible con receta médica. Los servicios brindados en un centro o en el hogar (incluido el champú que se haya comprado para tal servicio) son elegibles sin receta.

Primas del seguro de vida: Las primas del seguro de vida no son reembolsables.

Tratamientos labiales/protector labial: Se necesita la receta de un médico para obtener un reembolso desde el 1/1/2011. Los gastos pagados para los tratamientos labiales debido a una condición médica como úlceras bucales o úlceras en la piel son reembolsables.

Liposucción: Consulta Cirugía estética.

Alojamiento y comidas: Es reembolsable el costo de alojamiento y comidas en un hospital o institución similar si el motivo principal del empleado de estar allí es recibir atención médica. También es reembolsable el costo de alojamiento que no tiene lugar en un hospital o institución similar mientras un empleado está fuera de su hogar si se cumplen cuatro requisitos: (1) el alojamiento se proporciona principalmente para la atención médica; (2) un médico proporciona atención médica en un hospital con certificación o en un establecimiento de atención médica que se relacione o sea equivalente a un hospital certificado; (3) el alojamiento no es lujoso ni extravagante dadas las circunstancias; y (4) no hay ninguna parte significativa de placer personal, recreación o vacaciones en el viaje fuera del hogar. Consulta Hogar para adultos mayores.
El importe reembolsable no puede superar los $50 por noche por persona. El alojamiento está incluido para una persona cuyos gastos de transporte se consideran un gasto médico debido a que esa persona viaja con quien recibe la atención médica. Por ejemplo, si un padre viaja con su hijo enfermo, se reembolsará hasta $100 por noche como gasto médico por alojamiento. Las comidas y el alojamiento fuera del hogar para un tratamiento médico que no se recibe en una instalación médica, o para tratar una condición específica, no son reembolsables, incluso si el viaje se realiza por el asesoramiento de un médico.

Primas del seguro de cuidados a largo plazo: Las primas del seguro de cuidados a largo plazo no son reembolsables con una FSA de salud.

M-O

Costos de mantenimiento: Parte de los gastos incurridos para mantener los equipos usados para el tratamiento de una condición médica son reembolsables. Por ejemplo, el costo de electricidad para usar un purificador de aire cuando se padece de asma. Se requiere la explicación de necesidad del miembro.

Marihuana: La marihuana, aunque haya sido recetada por un médico, no es reembolsable.

Consejería matrimonial: Los gastos por los servicios de consejería matrimonial no se consideran gastos médicos. Sin embargo, el tratamiento por insuficiencia o incompatibilidad sexual es reembolsable.

Masajes: Los cargos pagados por masajes no son reembolsables, a menos que sean para el tratamiento de una discapacidad física o enfermedad. Se requiere un diagnóstico médico.

Silla para masajes: Los gastos pagados por una silla de masajes para el tratamiento de una condición médica son reembolsables. Se requiere un diagnóstico médico.

Ropa de maternidad: Los gastos por ropa de maternidad no son reembolsables.

Faja de maternidad: Los gastos pagados por una faja de maternidad son reembolsables.

Colchones: Los colchones y soportes de colchones son reembolsables. Se requiere un diagnóstico médico.

Comidas: Consulta Alojamiento y comidas o Alimentos especiales.

Dispositivos de asistencia médica: Los dispositivos de asistencia médica, como dientes postizos, audífonos, calzado ortopédico, muletas y calcetines elásticos son reembolsables.

Programas de alerta médica: Los gastos incurridos para la inscripción en un programa de alerta médica son reembolsables si se incluye un diagnóstico médico.

Plan de información médica: Los montos pagados a un plan que mantiene un registro de información médica que luego pueda obtenerse desde un banco de datos informático para la atención médica son reembolsables.

Servicios médicos: Solo los servicios médicos legales son reembolsables. Los montos pagados por operaciones o tratamientos ilegales, independientemente de si los proporcionó un profesional con o sin licencia, no son reembolsables.

Medicare Parte A: La prima pagada para Medicare Parte A no es reembolsable con una cuenta FSA de salud. Sin embargo, consulta las excepciones para HRA y HSA.

Medicare Parte B: Las primas pagadas para Medicare Parte B no son reembolsables con una FSA de salud.

Jabones, talcos y champús medicinales: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Saborizantes de medicamentos: Los saborizantes de medicamentos son elegibles.

Medicamentos, recetados: Los gastos pagados por medicamentos y fármacos recetados son reembolsables. Un fármaco recetado es uno que requiere la receta de un médico para que una persona lo consuma. El costo de la insulina también es reembolsable. El costo de un fármaco recetado, solicitado y enviado desde otro país, no puede ser reembolsado. La importación de medicamentos recetados por parte de individuos es ilegal conforme a la ley federal (incluso si la ley estatal lo permitiera). Sin embargo, puedes recibir un reembolso por el costo de un medicamento recetado que se adquirió y consumió en otro país si el medicamento es legal tanto en el otro país como en los Estados Unidos. Consulta Medicamentos y fármacos sin receta médica.

Hogar especial para personas con discapacidades mentales: El costo para mantener a una persona con discapacidad mental en un hogar especial (no en el hogar de un pariente) con la recomendación de un psiquiatra para ayudar a esa persona a adaptarse y hacer la transición de la vida en un hospital para enfermedades mentales a la vida en la comunidad es reembolsable.

Millaje, cargos del proveedor: Los cargos de millaje del proveedor relacionados con la prestación del cuidado y observación del paciente para desarrollar un plan de tratamiento están cubiertos.

Cargos por no asistir a una cita: No son elegibles.

Escáner corporal móvil: Estos se consideran servicios preventivos y de diagnóstico, y están cubiertos.

Mareos: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Sistemas de lavado nasal (Neti Pots)/inhaladores/aerosoles/tiras nasales: Se requiere la receta de un médico para el reembolso desde el 1/1/2011. Consulta Medicamentos sin receta médica. Los aerosoles nasales salinos, las gotas y las toallitas (no medicinales) que solo contienen solución salina son elegibles sin receta.

Tratamientos naturopáticos: Consulta Proveedores alternativos.

Alivio de las náuseas: Los gastos pagados por dispositivos para el alivio de las náuseas, como las bandas para náuseas, son reembolsables. En el caso de medicamentos para el alivio de las náuseas sin receta médica, consulta Medicamentos sin receta médica.

Protector nocturno: También llamado protector oclusal. Este es un dispositivo dental que a menudo se usa para el tratamiento de la disfunción de la articulación temporomandibular (TMJ) o el apretar o rechinar de los dientes, y cuenta con cobertura.

Hogar para adultos mayores: El costo de atención médica en un hogar para adultos mayores o residencia para personas de edad para un empleado, o para el cónyuge o dependiente de un empleado, es reembolsable. Esto incluye el costo de comidas y alojamiento en el hogar si el motivo principal por el cual está allí es recibir atención médica.

Servicios de enfermería: Los sueldos y otros montos pagados por servicios de enfermería son reembolsables. Los servicios no tienen que ser ofrecidos por un enfermero, siempre y cuando los servicios sean del tipo generalmente prestado por un enfermero. Esto incluye los servicios relacionados con la atención de la condición de un paciente, como administrar medicamentos o cambiar vendajes, además del baño y aseo del paciente.
Solo es reembolsable el monto pagado por los servicios de enfermería. Si el asistente también proporciona servicios personales y domésticos, estos montos deben dividirse entre el tiempo usado en servicios personales y domésticos y el tiempo usado en servicios de enfermería.

Asesoramiento nutricional: El asesoramiento nutricional y la educación sobre la diabetes son elegibles.

Comidas: Los montos que se pagan por las comidas de los asistentes también son reembolsables. Este costo se puede calcular dividiendo los gastos totales en comida del hogar por la cantidad de miembros en el hogar para calcular el costo de la comida del asistente y, luego, distribuyendo ese costo de la misma manera en que se distribuyen los sueldos de un asistente entre los servicios de enfermería y los demás servicios. (Consulta lo anterior).

Mantenimiento: Los montos adicionales que se pagan por el mantenimiento del hogar debido a un asistente también son reembolsables. Esto incluye el importe extra de alquiler o los servicios públicos que se pagan por tener que mudarse a un departamento más grande para dar espacio al asistente.

Cuidado de niños: Los servicios de enfermería o cuidado de niños saludables no son reembolsables.
Los impuestos del seguro social, desempleo (FUTA) y Medicare pagados por un enfermero, asistente u otra persona que brinde atención médica son reembolsables.

Terapia ocupacional: La terapia ocupacional está cubierta.

Optometrista: Consulta Cuidado de la visión.

Jeringa para administración oral: Los gastos pagados por una jeringa usada para administrar medicamentos por vía oral son reembolsables.

Ortodoncia: Los servicios son reembolsables. Este tipo de servicio no sigue los acuerdos normales de "cargos por servicio" que se observan con otros tipos de cuidados, y se puede realizar el reembolso una vez se facturaron los cargos. Este puede ser un cargo de una sola vez, menos cualquier monto pagado, o que sea pagado por tu plan de seguro, o según lo que se te facture cada mes.

Cera para ortodoncia: Los gastos pagados por cera para ortodoncia son reembolsables.

Calzado ortopédico: Consulta Dispositivos de asistencia médica.

Donante de órganos: Consulta Trasplantes.

Cargos en cumplimiento de la Ley OSHA: Los cargos que cobra el proveedor para cumplir con los requisitos OSHA están cubiertos.

Medicamentos y fármacos sin receta médica: Se requiere una receta médica para su reembolso desde el 1/1/2011. Por lo general, los gastos son reembolsables, a menos que se usen con fines de bienestar general o solo con fines estéticos. Desde el 1 de enero de 2011, los gastos elegibles en artículos para los que se necesita una receta médica para obtener un reembolso pueden incluir, sin limitaciones, acetaminofén, productos para el acné, productos para alergias, remedios antiácidos, cremas/pomadas antibióticas, rociadores o cremas para pies antihongos, aspirina, productos para el cuidado de bebés, remedios para el resfriado (incluidas las tabletas para vapor de duchas), jarabes y pastillas para la tos, gotas medicinales para los ojos y los oídos, ibuprofeno, laxantes, remedios para la migraña, remedios para los mareos, aerosoles nasales medicinales, analgésicos, remedios para dormir, gel para dientes, y cremas tópicas para el comezón, la picazón, las quemaduras, el alivio del dolor, la cicatrización o las picaduras de insectos. Consulta Kits y Unidades de vapor y repuestos. Los artículos que siguen siendo elegibles sin una receta médica desde el 1 de enero del 2011 incluyen, sin limitaciones, curitas, vendas y vendajes, refuerzos y soportes, catéteres, soluciones y suministros para lentes de contacto, anticonceptivos y artículos de planificación familiar, adhesivos para dentadura postiza, insulina y suministros para la diabetes, pruebas y monitores de diagnóstico, y suministros de primeros auxilios, peróxido y alcohol isopropílico.

Los artículos sin receta médica que no estén categorizados como remedios o medicamentos y que pueden incluir, entre otros, cortauñas, piedras pómez, productos de higiene femenina, etc., no son reembolsables, a menos que estén acompañados de una carta de diagnóstico médico.

Los artículos de aseo o de higiene personal sin receta médica que pueden incluir, entre otros, champú, pasta dental, acondicionadores, cremas para manos, desodorantes, crema de afeitar, afeitadoras, hilo dental, polvos corporales, geles o aerosoles para el cabello, maquillaje, accesorios de esmalte para uñas, jabón, enjuague bucal, etc., no son reembolsables.

Prueba de predicción de ovulación: Los kits para ayudar a identificar la ovulación están cubiertos.

Oxígeno: Los montos pagados por oxígeno o el equipo de oxígeno son reembolsables.

P-S

Alivio del dolor: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Asistencia parental: Los gastos incurridos con una agencia para ayudar a los padres con el cuidado de un recién nacido (lo que puede incluir la crianza) no están cubiertos a menos que se proporcione un diagnóstico médico.

Estacionamiento. Consulta Transporte.

Consejería pastoral: El servicio solo está cubierto cuando se proporciona un diagnóstico médico.

Hogar especial para personas con discapacidades intelectuales: El costo para mantener a una persona con discapacidad intelectual en un hogar especial (no en el hogar de un pariente) con la recomendación de un médico para ayudar a esa persona a adaptarse y hacer la transición de la vida en un hospital para enfermedades mentales a la vida en la comunidad es reembolsable.

Entrenador personal: El servicio solo está cubierto cuando se proporciona un diagnóstico médico.

Artículos de uso personal: Los artículos que se utilizan normalmente para fines personales, de uso cotidiano y para la familia no son reembolsables a menos que se utilicen principalmente para prevenir o aliviar una discapacidad o enfermedad física o intelectual. Por ejemplo, el costo de una peluca comprada para la salud mental de un paciente que ha perdido todo su cabello a causa de una enfermedad es reembolsable. Se requiere un diagnóstico médico.

Equipo telefónico: Consulta Teléfono.

Exámenes físicos: Por lo general, los exámenes físicos son reembolsables, excepto los exámenes físicos relacionados al trabajo. Consulta Gastos relacionados con el empleo.

Terapia física: La terapia física está cubierta.

Recipientes de píldoras/cajas/organizadores/almacenamiento: Los recipientes de píldoras son elegibles.

Triturador de píldoras: Los dispositivos para triturar medicamentos están cubiertos.

Cortador de píldoras: Los gastos pagados por la compra de un cortador de píldoras son reembolsables.

Boletos de avión: Los gastos para la compra de boletos de avión por una hospitalización relacionada son reembolsables. Consulta Transporte.

Gastos de envío: Las estampillas/sellos y cargos postales no están cubiertos a menos que las estampillas se usen para enviar un reclamo de reembolso.

Monitor de alerta para ir al baño: Los gastos pagados por la compra de un monitor de alerta para ir al baño son reembolsables.

Asesoramiento previo a la adopción: Este asesoramiento está cubierto, al igual que todos los servicios relacionados con la adopción. Consulta Adopción.

Condiciones preexistentes: Los gastos médicos no cubiertos debido a las limitaciones del plan por las condiciones preexistentes son reembolsables.

Primas: Las primas, de cualquier tipo, que pagas por ti o tus dependientes elegibles no son reembolsables con una FSA de salud.

Vitaminas prenatales: Estas vitaminas son elegibles.

Medicamentos con receta: Consulta Medicamentos.

Habitación privada en un hospital: El costo extra por una habitación privada en un hospital es reembolsable.

Propecia®: Reembolsable cuando un médico lo receta por una condición médica específica y no con fines cosméticos (es decir, para estimular el crecimiento del cabello). Se requiere un diagnóstico médico.

Extremidad artificial: Consulta Prótesis.

Atención psiquiátrica: Los gastos por atención psiquiátrica son reembolsables. Estos incluyen el costo de apoyar a un dependiente con una enfermedad mental en un centro médico especialmente equipado donde el dependiente recibe atención médica. Consulta Psicoanálisis y Transporte.

Psicoanálisis: Los gastos por psicoanálisis son reembolsables.

Psicólogo: Los gastos por atención psicológica son reembolsables.

Queratotomía radial: La queratotomía radial (RK, por sus siglas en inglés), u otras cirugías oculares como la cirugía con Lasik, son gastos deducibles en función de la Sección 213(d) del IRS y son reembolsables.

Mitigación de radón: Los gastos incurridos para remover el radón de una residencia son reembolsables.

Cargos razonables y habituales, montos excesivos: Los gastos médicos que exceden los cargos razonables y habituales del plan son reembolsables.

Cargos agrupados: Los cargos por servicios que un plan de seguro médico agrupa y en el cual el proveedor no participa, son reembolsables.

Productos de remineralización: Estos productos agregan los minerales que el ácido ha eliminado y se consideran parte de la higiene normal. El servicio está cubierto únicamente cuando se proporciona un diagnóstico médico.

Centro vacacional: Consulta Spa o resort.

Tratamientos respiratorios: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para que sean reembolsables. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Retin-A: Los gastos son reembolsables cuando se envían con un diagnóstico médico.

Jabón para cuero: Solo está cubierto cuando se envía con un diagnóstico médico.

Impuesto a las ventas: Los cargos de impuestos a las ventas incurridos al pagar un gasto elegible son reembolsables.

Club de ahorro: Las cuotas para unirse a un club que ofrece descuentos en artículos de salud no están cubiertas (p. ej., un club de ahorros en farmacias).

Tratamientos de cicatrices: Los gastos incurridos para el tratamiento de cicatrices son reembolsables.

Escuelas especiales: Los gastos que se pagan a una escuela especial por una persona con discapacidad física o mental son reembolsables si el motivo principal para asistir a la escuela son los recursos que ofrece para tratar la discapacidad.
Esto incluye los costos de una escuela que:

  • enseña Braille a niños con limitaciones visuales;
  • enseña lectura de labios a niños con limitaciones auditivas; o
  • proporciona capacitación correctiva del lenguaje para corregir una condición provocada por un defecto de nacimiento.

El costo de comidas, alojamiento y educación normal que suministra una escuela especial es reembolsable solo si el motivo principal de usar la escuela son los recursos que ofrece para el tratamiento de una discapacidad física o mental. El costo de enviar a un "niño con problemas" que no tenga discapacidad a una escuela especial por los beneficios que el niño pudiera obtener del programa de estudios y de los métodos disciplinarios no es reembolsable.

"Auditorías" de cienciología: Los montos que se pagan a la Iglesia de Cienciología por "auditorías" no se cuentan como gastos de atención médica.

Consejería sexual: Los gastos de consejería relacionados con insuficiencia o incompatibilidad sexual son reembolsables si la consejería se brinda al marido y/o esposa.

Champú medicinal: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para el reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica. Los gastos que se pagan por la compra de champús medicinales para el tratamiento de condiciones del cuero cabelludo son reembolsables.

Shaving club: Las membresías para Shaving Club no están cubiertas.

Cargos de envío: Los cargos de envío incurridos al pagar un gasto elegible son reembolsables.

Silla para ducha: Los gastos incurridos para la compra de una silla para ducha son reembolsables cuando están acompañados de un diagnóstico médico.

Medicamentos para dormir y sedantes: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para que sean reembolsables. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Medicamentos y programas para dejar de fumar: El costo de los medicamentos para dejar de fumar para mejorar la salud general es reembolsable. Esto incluye parches y goma de mascar de nicotina.

Programa para dejar de fumar: El costo de un programa para dejar de fumar para mejorar la salud general es reembolsable.

Spa o resort: Aunque un médico pueda recetar una visita a un spa o resort para un tratamiento médico, solo los costos de los servicios médicos proporcionados son reembolsables, no el costo de transporte.

Consulta Transporte y Viajes.

Alimentos especiales: Los costos de alimentos y/o bebidas especiales, aunque se hayan recetado, que sustituyan otros alimentos o bebidas que una persona normalmente consumiría y que satisfagan las necesidades nutricionales (como el consumo de bananas por el potasio), no son deducibles. Sin embargo, alimentos o bebidas especiales que se consumen principalmente para aliviar o tratar una enfermedad y no con fines nutricionales, son reembolsables. Los alimentos y bebidas especiales solo se reembolsarán mientras su costo sea mayor que el costo de la versión comúnmente disponible del mismo producto. Al presentar un reclamo, se debe incluir el costo normal del artículo.

Terapia del lenguaje: La terapia del lenguaje está cubierta.

Almacenamiento de esperma: Consulta Almacenamiento temporario para el tratamiento de la infertilidad.

Terapia para várices: La terapia para várices (con inyecciones esclerosantes) se considera estética y no está cubierta. Sin embargo, si la terapia es para tratar una condición que no es un tratamiento estético para las várices, los cargos son reembolsables cuando están acompañados de un diagnóstico médico.

Equipo deportivo, de protección: El equipo especial adquirido y usado durante actividades deportivas para brindar protección contra lesiones está cubierto. Por ejemplo, camisas Heart-gard o protectores bucales.

Protector bucal deportivo: Los gastos incurridos por la compra de un protector bucal deportivo son reembolsables.

Ortótica deportiva: Los gastos en ortótica deportiva son reembolsables cuando se envían con un diagnóstico médico.

Esterilización: El costo de una esterilización legal (operación legal para que una persona no pueda tener hijos) es reembolsable.

Estetoscopio: Los gastos incurridos para la compra de un estetoscopio son reembolsables.

Remedios para el estómago: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Consulta Medicamentos sin receta médica.

Uso de sustancias: Consulta Alcoholismo y uso de drogas.

Cremas y pomadas para quemaduras de sol: Desde el 1/1/2011, se requiere la receta de un médico para obtener un reembolso. Los gastos incurridos para la compra de cremas y pomadas para quemaduras de sol son reembolsables.

Protector solar: Los gastos incurridos para la compra de protector solar son reembolsables. Las lociones bronceadoras sin protección solar no son reembolsables.

Suplementos: El costo de los suplementos para el bienestar general no es reembolsable. Sin embargo, el costo de los suplementos que se tomen para aliviar una condición médica específica sí es reembolsable. Se requiere un diagnóstico médico.

Clases de natación: Consulta Clases de baile, clases de natación, etc.

T-Z

Impuestos, impuesto a la atención estatal (recargo) o por enfermedad: Los montos de impuestos asignados al miembro son reembolsables.

Teléfono: Los costos para la compra y reparación de equipos telefónicos especiales que le permiten a una persona con limitaciones auditivas comunicarse por un teléfono común son reembolsables.

Televisión: El costo del equipo que muestra la parte auditiva de programas de TV como subtítulos para personas con limitaciones auditivas es reembolsable. Esto puede incluir un adaptador que se conecte a un televisor normal o la diferencia de costo entre un televisor con equipo especial y el mismo modelo de televisor normal.

Unidades TENS/unidades frías: Las unidades para el manejo del dolor mediante la estimulación eléctrica transcutánea de nervios (TENS)/unidades frías son elegibles.

Almacenamiento temporario para el tratamiento de la infertilidad: Los gastos incurridos para el almacenamiento de esperma son reembolsables.

Terapia: Los montos pagados para recibir terapia como tratamiento médico son reembolsables. Los pagos realizados a una persona para ejercicios especiales o terapia musical administrados a un niño con discapacidad intelectual también son reembolsables. Estos ejercicios conocidos como "patterning" consisten principalmente de la manipulación física coordinada de los brazos y piernas del niño para imitar el gateo y otros movimientos típicos. Consulta Programas de aptitud física o Masajes.

Termómetro: Los gastos por la compra de un termómetro o coberturas de termómetros son reembolsables.

Fundas para asientos de inodoros: Los gastos incurridos por la compra de fundas para asientos de inodoros son reembolsables.

Trasplantes: Los pagos de gastos quirúrgicos, hospitalarios, de laboratorio y de transporte de un donante posible o actual de un riñón o de otros órganos son reembolsables.

Transporte: Los montos que se pagan por el transporte que sea principalmente para, y esencial para recibir cuidado médico son reembolsables.

Algunos gastos de transporte reembolsables son:

  • tarifa de autobús, taxi, tren o aérea, o servicio de ambulancia;
  • gastos reales de automóvil, como gasolina y aceite (pero no los gastos para reparaciones en general, mantenimiento, depreciación y seguro);
  • cargos de millaje del proveedor del servicio relacionados con la prestación de cuidados y observación del paciente para desarrollar un plan de tratamiento;
  • costos de estacionamiento y peajes;
  • gastos de transporte de un padre que debe acompañar a un miembro cubierto que necesita atención médica;
  • gastos de transporte de un enfermero u otra persona que pueda administrar inyecciones, medicamentos u otros tratamientos requeridos por un paciente que viaje para recibir atención médica y no pueda viajar solo;
  • gastos de transporte para visitas regulares a un dependiente con una enfermedad mental si estas visitas son recomendadas como parte del tratamiento.

En lugar de los gastos reales, se puede usar una tarifa fija por milla por cada milla que recorre un automóvil con fines médicos. El IRS actualiza esta tarifa anualmente; consulta las publicaciones del IRS para ver la tarifa actual de reembolso. El costo de peajes y estacionamiento puede agregarse a este monto.

Los gastos de transporte reembolsables no incluyen:

  • gastos de transporte hacia y desde el trabajo, aunque una condición médica requiera un medio de transporte específico; o
  • gastos de transporte incurridos si, por motivos no médicos, un empleado elige viajar a otro lugar (o a un resort o spa) para una operación u otro tipo de atención médica que haya recetado un médico.
  • propinas pagadas por la tarifa de un taxi u otros medios de transporte.

Viajes: Los montos que se pagan para transportarse a otro lugar, si el viaje es principalmente para y esencial para recibir servicios médicos, son reembolsables. Consulta Alojamiento y comidas.
Los viajes o vacaciones tomadas para un cambio de ambiente, mejora de la moral o mejora general de la salud no son reembolsables incluso si se toman por el consejo de un médico. Consulta Spa o resort.

Ligadura de trompas: Los gastos incurridos para una ligadura de trompas son reembolsables.

Matrícula: Los cargos por atención médica incluida en la matrícula de una universidad o escuela privada son reembolsables si los cargos se detallan por separado en la factura de la matrícula. Consulta Discapacidad del aprendizaje y Escuelas especiales.

Cargos de un tutor: Consulta Discapacidad del aprendizaje.

Cuotas de sindicato: No son elegibles.

Ultrasonido, 4D/electivo: Los ultrasonidos utilizados exclusivamente para la identificación del sexo del feto no están cubiertos.

Vacaciones: Consulta Viajes.

Vacunas: Los gastos por vacunas son reembolsables.

Unidades de vapor y repuestos: Los gastos pagados por la compra de unidades de vapor, como unidades para enchufar o sus cartuchos de repuesto, son reembolsables.

Vasectomía: Los gastos médicos relacionados con una vasectomía o inversión de una vasectomía son reembolsables.

Limpieza del sistema de ventilación: Los gastos pagados para la limpieza del sistema de ventilación del hogar son reembolsables. Se requiere un diagnóstico médico.

Cuidado de la visión: Los gastos de servicios optométricos y médicos para anteojos y lentes de contacto necesarios por razones médicas son reembolsables. Los gastos de exámenes de la vista y de soluciones de lentes de contacto también son reembolsables. Sin embargo, las primas del seguro de reemplazo de lentes de contacto no son reembolsables. Consulta Queratotomía radial y Cirugía ocular con Lasik.

Otros servicios de la visión cubiertos son:

  • estuches de lentes de contacto;
  • gafas correctivas para nadar;
  • tablas de optometría;
  • estuches de anteojos;
  • suministros de limpieza de anteojos, como paños de limpieza;
  • anteojos para leer;
  • reparación de anteojos o kits de reparación;
  • gafas de seguridad cuando los lentes corrigen la agudeza visual;
  • gafas de sol o ganchos para gafas de sol cuando los lentes corrigen la agudeza visual; y
  • formación de la visión.

Vitaminas: Las multivitaminas diarias que se toman para el bienestar general no son reembolsables. Las vitaminas que se toman como tratamiento para una condición médica específica son reembolsables con un diagnóstico médico. Consulta sobre las Vitaminas prenatales.

Políticas de continuación salarial: Las primas pagadas en virtud de políticas de continuación salarial no son reembolsables.

Caminador y accesorios: Los gastos pagados por caminadores para ayudar con la movilidad y los accesorios relacionados, como canastos para transportar artículos, son reembolsables.

Garantías: No son elegibles.

Waterpik: Cubierto con diagnóstico médico.

Ayuda para perder peso: Los gastos que se pagan para ayudas de pérdida de peso son reembolsables cuando el programa para perder peso es para tratar una condición médica. Algunos de estos dispositivos de ayuda son: podómetros, licuadoras, balanzas, planificadores, libros de recetas y audios. Se requiere una carta de diagnóstico del médico.

Máquinas para perder peso: Consulta Equipos para ejercicios.

Programas, tratamientos y recetas para perder peso: El costo de los programas, tratamientos y recetas para perder peso por el bienestar de salud general no son reembolsables, aun si un médico los receta. Los alimentos para programas de pérdida de peso y los artículos básicos, como botellas de agua, no son reembolsables. Sin embargo, si el programa, tratamiento o receta fue recetado por un médico para tratar una condición médica (p. ej., una enfermedad cardíaca), el gasto debería ser reembolsable. Se requiere un diagnóstico médico.

Consultas de prevención para bebés: Consulta Servicios de enfermería.

Silla de ruedas: Los montos que se pagan por un autoette o una silla de ruedas que se utilice principalmente para aliviar una enfermedad o discapacidad, y no simplemente para usarse como medio de transporte hacia y desde el trabajo, son reembolsables. El costo de operación y mantenimiento del autoette o la silla de ruedas también es reembolsable.

Accesorios de silla de ruedas: Los gastos pagados para los accesorios de adaptación, como mochilas para sillas de ruedas, son reembolsables.

Pelucas: Consulta Artículos de uso personal.

Cargos de rayos X: Los montos pagados para rayos X realizados por motivos médicos son reembolsables.

Clases de yoga: Los gastos que se pagan para clases de yoga son reembolsables cuando la actividad sea para tratar una condición médica. Se requiere un diagnóstico médico.

Gastos de FSA por cuidado de dependiente elegible

Una Cuenta de gastos flexible (FSA) para cuidado de dependientes usa tus contribuciones para cubrir los gastos del cuidado de dependientes (por lo general, guardería infantil). Las contribuciones no están sujetas a impuestos federales y, en la mayoría de los estados, no están sujetas a impuestos estatales. Para más detalles sobre impuestos estatales y/o locales, comunícate con tu asesor fiscal personal.

Los dependientes elegibles incluyen niños menores de 13 años y un cónyuge u otro dependiente que esté física o mentalmente incapacitado para cuidar de sí mismo.

¿Cómo funciona?

  • Durante la inscripción, estima tus gastos de desembolso anuales para el cuidado de guardería de dependientes. Esa es tu contribución anual a tu FSA para cuidado de dependientes. El IRS permite un máximo de $5,000 para tu contribución anual, pero tu empleador puede establecer un límite más bajo.
  • Divide tu contribución anual por la cantidad de pagos de nómina que recibes anualmente. Esta es la cantidad de dinero que se deducirá de cada pago de nómina y que se colocará en tu FSA para cuidado de dependientes. Recuerda que estarás ahorrando dinero porque no se descontarán impuestos federales (ni la mayoría de los estatales/locales) de tus contribuciones.
  • Paga el cuidado de guardería de tus dependientes por tu cuenta y luego presenta el gasto a Cigna para el reembolso usando el Formulario de solicitud de reembolso.
  • Te reembolsarán los gastos elegibles usando los dólares contribuidos en tu FSA.

 

Los dólares que no utilices no se pueden transferir al año siguiente, por lo que debes considerar cuidadosamente el monto de tu contribución.

¿Cuáles son los gastos elegibles?

Los siguientes gastos son elegibles para reembolso con una FSA para cuidado de dependientes:

  • Cargos de una agencia au pair: Cargos de solicitud o agencia o depósitos requeridos que se pagan en relación a la colocación real de un au-pair u otro cuidador.
  • Gastos por guardería, campamento diurno de verano o prescolar.
  • Gastos por una guardería sin licencia que cuide a seis niños o menos.
  • Gastos en un centro de cuidado para adultos (pero no gastos de centros para adultos mayores donde se pasa la noche).
  • El costo de los servicios de cuidado y limpieza en el hogar para tu niño u otra persona que califique.

¿Cuáles son los gastos no elegibles?

Los siguientes gastos no son elegibles para un reembolso con una FSA para cuidado de dependientes:

  • Cuidado para un niño mayor de 13 años.
  • Campamento de verano donde se pasa la noche (no se puede prorratear la porción diurna).
  • Matrícula escolar o de kindergarten para niños de 5 años y mayores.
  • Gastos por cualquier cuidado proporcionado a un dependiente calificado por parte de otro dependiente o niño menor de 19 años.
  • Gastos de limpieza del hogar no relacionados al cuidado de dependientes.
  • Gastos por los que reclamas un crédito fiscal por el cuidado de dependientes en tu declaración de impuestos federales a los ingresos.
  • Cargos pagados por inscripción de guardería, campamento de verano, kindergarten, prescolar, etc. La única excepción es el cargo por campamento diurno o cargos de inscripción que se aplican en la primera factura pagadera. Estos son elegibles una vez se haya pagado la factura inicial y se haya prestado el servicio.
  • El costo de comidas mientras se encuentra en excursiones o salidas o aquellas comidas incluidas como parte del costo de esos viajes.
  • Gastos de cuidado de la salud para un dependiente. Estos se deben considerar para reembolso a través de una Cuenta de gastos flexibles para cuidado de la salud.
  • Comidas, meriendas, alimentos: Estos no son elegibles si el costo se paga por separado o se identifica o detalla por separado de la matrícula.

¿Qué recibos puedo usar?

Debes enviar un estado de cuenta original que muestre la fecha del servicio y el tipo de gasto de cuidado de guardería de dependientes para el reembolso. No se aceptarán los siguientes recibos:

  • Estados de cuenta de tarjeta bancaria
  • Cargos no elegibles
  • Estimaciones de gastos
  • Saldos de cuenta
  • Saldo anterior

*Estas pautas se relacionan con los gastos actualmente permitidos y no permitidos por el Servicio de Impuestos Internos (IRS) como gastos médicos deducibles. Esta lista no es necesariamente inclusiva o exclusiva. Está basada en la interpretación de Cigna de la Sección 213(d) del IRS y no constituye asesoramiento legal o financiero.

Si tienes preguntas sobre los gastos de cuidado de la salud reembolsables, consulta con un asesor de impuestos.